sábado, 19 de diciembre de 2009

Los remanentes de las supernovas nos pueden dar pistas sobre la estrella que los originó


Una nueva investigación revela que el estudio de los remanentes de las supernovas podría proporcionar a los astrónomos mecanismos para clasificar el tipo de explosión que sufrió la estrella original.
Este nuevo estudio utiliza como base las imágenes proporcionadas por el Chandra de la NASA, un observatorio espacial de rayos X, que permite obtener las imágenes de los remanentes de estas estrellas tras ser despedidos a causa de una explosión en forma de supernova a final de la vida del astro. Analizando la forma de estos remanentes, los científicos han conseguido establecer el mecanismo de explosión de la estrella que los creó.
Hasta ahora, la clasificación de los diferentes tipos de supernovas se basaba en las propiedades observadas los días siguientes a la explosión, estableciéndose así los mecanismos generadores de este evento. Esta manera de hacerlo limitaba la clasificación de las supernovas que no habían sido vistas justamente en el momento del cataclismo. Ahora, gracias a este nuevo estudio, los astrónomos han conseguido relacionar las imágenes de rayos X de los restos expulsados para determinar el camino que siguió la estrella antes de explotar. Este equipo de científicos estudió 17 remanentes de supernovas pertenecientes a la Vía Láctea y a la Nube de Magallanes, y encontraron que el mecanismo de explosión también podía verse reflejado en los elementos observados tras el análisis de las imágenes. Por ejemplo, las supernovas de tipo Ia, provenientes de la explosión termonuclear de una enanan blanca tienen una simetría circular característica, mientras que el colapso de un núcleo estelar de una estrella joven de gran masa que se derumba sobre sí, genera una supernova cuyos escombros son muy asimétricos.
Es decir, si podemos vincular los remanentes de las supernovas con el tipo de explosión que los ha generado, entonces podemos utilizar esa información en los modelos teóricos que nos ayuden a definir los detalles de cómo se produjeron las supernovas.
Aún así, aún se debe avanzar en este estudio, porque de los 17 casos estudiados, uno planteó serias dudas a la hora de clasificarlo: SNR 0548-70.4 se considera un tipo Ia en función de su abundancia química, pero tiene la asimetría de un remanente de un núcleo de colapso. Los astrónomos creen que seguramente sea una supernova de tipo Ia que nos muestre esta simetría debido a un efecto de perspectiva.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada