viernes, 18 de diciembre de 2009

Observado un reflejo especular sobre Titán


La misión Cassini, ha anunciado la primera observación de un reflejo especular fuera de un lago de Titán. Una reflexión especular es un flash, que se produce cuando las aguas actúan como un espejo. Este fenómeno es difícil de detectar en la naturaleza, excepto en los casos de una superficie líquida (o una superficie de hielo y ciertos tipos de flujos de lava).
El 8 de julio de 2009, Cassini finalmente vio el destello revelador de la luz solar reflejada especularmente en las aguas de un lago en el norte de Titán. Esta imagen tomada con el instrumento VIMS emplea la luz infrarroja en una longitud de onda de 5 micras, y se ha coloreado para que coincida con las imágenes de luz visible de Titán y así dejar la composición final de la imagen más clara.
Los científicos han estado buscando reflejos especulares fuera de Titán desde que se conoce la existencia de hidrocarburos líquidos que cubren parte o la totalidad de la superficie de la luna, en 1983. Un trabajo posterior llevado a cabo por Caitlin Griffith encontró evidencias de hielo de agua en la superficie de Titán, lo que sugirió que la existencia un océano global de metano no era probable.
En 2003, utilizando el radiotelescopio de Arecibo, un equipo dirigido por Donald Campbell, informó de un "componente especular pequeño" en las reflexiones de las señales de radio fuera de Titán, y sugirió que podrían existir lagos diseminados por la superficie de la luna.
Cassini llegó finalmente al sistema de Saturno en junio de 2004, portando unos instrumentos diseñados, en parte, para el estudio de Titán. Por ejemplo el espectrómetro VIMS ha cartografiado la luna en determinadas longitudes de onda. Estas imágenes mostraron un terreno brillante y oscuro mezclado que se asemejaban a continentes y océanos (fotografía de la izquierda). En la época en la que se estaban tomando estas fotografías, los astrónomos planetarios Bob West y su equipo, utilizaron la tecnología de la óptica adaptativa para intentar ver los reflejos sin éxito.
Mientras tanto, el instrumento de radar de la Cassini exploró la superficie de Titán, sobre todo las latitudes ecuatoriales. Sus resultados iniciales pusieron de manifiesto que algunos puntos oscuros podrían tener algo que ver con los líquidos, pero más evidentes eran los fallas que se observaron sobre la superficie.


El aterrizaje de la Huygens en enero de 2005 mostró muchas evidencias de actividad fluvial pasada, pero la zona oscura en la que la sonda aterrizó parecía tan seca como un desierto.
Esta gráfica muestra el aumento de nitrógeno y metano durante el descenso de la sonda y el rápido e importante aumento en el metano en la superficie. Estos datos fueron tomados por el instrumento GCMS del Huygens.




Entonces, el 6 de junio de 2005 se capturó cerca del Polo Sur de Titán la imagen de lo que parecía un lago, ahora llamado Ontario Lacus. La fotografía fue tomada por la ISS.Por último, en julio de 2006, la imágenes tomadas por Cassini ya evidenciaban cláramente la existencia de lagos sobre la superficie de la luna. Y no sólo se observaron lagos, sino también ríos y otras estructuras hidrogeológicas. Estos lagos se encontraron cerca de los polos porque las condiciones climáticas hacen que el resto de Titán sea demasiado árido.

Lagos cerca del polo norte de Titán


Una vez descubiertos lo lagos, las investigaciones apuntaron al estudio de su composición y sus propiedades. Así, el año pasado el equipo del VIMS estudiando los espectros del Ontario Lacus identificaron la presencia de etano. Otros estudios comprobaron como variaban los lagos a lo largo de las estaciones de Titán.


Al final, realmente no fue necesaria la observación de la reflexión especular para estar seguros de la existencia de lagos cerca del polo norte de Titán. Hace unos años, esta prueba hubiera resultado definitiva para afirmar la existencia de lagos en esta luna. Ahora sabemos que la razón de que nadie consiguiera observarlos era porque los lagos sólo se encuentran, en su mayoría, cerca del polo norte. Para ver una reflexión especular de una superficie plana cerca del polo norte de un mundo, primero tiene que haber luz que brille sobre él. Y es invierno en el polo norte de Titán desde que Cassini llegó a la luna. Sólo recientemente la luz del Sol ha podido iluminar en la zona de los lagos de Titán. Y una vez que se de esta circunstancia, la sonda debe de estar en el lugar adecuado para observar este fenómeno.
En el caso de los polos de Titán sólo hay unas pocas situaciones donde el Sol, el lago y Cassini se alinean justamente para percibir el fenómeno. Esta combinación pudo darse finalmente en julio después de que los científicos llevaran muchos años tras la observación de este fenómeno.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada