jueves, 7 de enero de 2010

El halo de materia oscura de la Vía Láctea tiene forma de balón aplastado

Aunque estamos acostumbrados a pensar que nuestra galaxia tiene una geometría de espiral plana, si tenemos en cuenta la materia oscura que la compone, la forma sería la de un balón aplastado. La materia oscura representa aproximadamente el 70% de la masa de nuestra galaxia y es totalmente invisible, pero puede percibirse gracias a los efectos gravitatorios que genera en las órbitas de las galaxias enanas que se mueven alrededor de la Vía Láctea.
Para determinar la órbita de una galaxia enana, no hace falta medir su posición con respecto a nuestra galaxia en varios puntos. De hecho, en una vida humana sería imposible conseguir datos de esta órbita de esta forma ya que este movimento no sería perceptible. El mecanismo que utilizan los astrónomos para estudiar las órbitas de las galaxias enanas consiste en el estudio de las estrellas que trazan movimientos orbitales generados por las fuerzas de mareas provocadas por la galaxia mayor. Mediante el uso de los datos de todos los grandes estudios del cielo, un grupo de astrónomos dirigidos por David Law, de la UCLA, fueron capaces de reconstruir la órbita de la galaxia enana de Sagitario. Sólo había un problema: las diferentes partes de la galaxia enana seguían diferentes órbitas, lo que dio lugar a formas completamente diferentes del halo oscuro. Law y sus colegas, Steven Majewski (Universidad de Virginia), y Kathryn Johnston (Columbia University), resolvieron este problema al permitir que los modelos del halo de materia oscura incluyeran una geometría triaxial, es decir en tres dimensiones. De esta forma hallaron, que las predicciones se cumplían con las observaciones realizadas, al predecir su modelo la orientación actual de la Vía Láctea.
Sagitario no es la única galaxia enana que orbita la Vía Láctea, y Law y sus colegas planean estudiar las órbitas de otras galaxias enanas para perfeccionar su modelo y comprobar si su estudio revela la misma forma para el halo oscuro de nuestra galaxia.
Esta ilustración muestra la Vía Láctea visible (espiral azul) y las corrientes de estrellas representan las fuerzas de marea que afectan a la galaxia enana de Sagitario.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario