miércoles, 6 de enero de 2010

Estudiando la cronología de Eta Carinae


Eta Carinae ha sido fotografiada por el telescopio Géminis ubicado en Chile, con su instrumentro de infrarrojo cercano Coronagraphic Imager (NICI), utilizando la óptica adaptativa para reducir el desenfoque generado por la turbulencia en la atmósfera de la Tierra. En la imagen se puede apreciar un resplandor azul tenue en la Nebulosa del Homúnculo. La Nebulosa Mariposa es visible (la región de círculo) como el resplandor amarillento oscuro cerca de la estructura filamentosa, y la zona de la estrella central aparece como una mancha oscura debido al bloqueo de disco realizado para eliminar el resplandor de la brillante estrella.
Esta semana se ha celebrado una serie de charlas breves en las conferenicas ASS en las que las estrellas azules luminosas variables están siendo las portagonistas tal y como se puede apreciar por las numerosas publicaciones de noticias a las que ha dado lugar. En este caso, la charla la expuso John Martin, de la Universidad de Illinois, Springfield, en la que habló sobre su trabajo con la LBV Eta Carinae.
Eta Carinae es a menudo citada como una de las estrellas más probables que sabemos que está a punto de estallar como una supernova mediante el colapso de su núcleo. Tiene una masa aproximada de 100 veces la solar. Aunque no ha explotado todavía como una supernova, en su historia se ha documentado algunos picos de brillo pronunciados. En 1843, Eta Carinae sufrió una erupción masiva que duró 20 años y arrojó una masa estimada en 20 veces la masa del Sol. Durante ese tiempo, se convirtió en el segundo objeto más brillante en el cielo estelar. También emite tanta energía como una supernova típica, por ello Martín llamó a esta gran erupción de 1843 una "supernova impostora".
Para estudiar la estructura interna de esta explosión, Martin y su equipo midieron la zona infrarroja del espectro de Eta Carinae lo que permitió ver a través de las capas de polvo exterior de la nebulosa que absorben la luz visible. También bloquearon la luz de la estrella central para explorar la estructura de los alrededores.
En su conferencia, Martin explicó que la búsqueda de capas más internas puede dar una historia cronológica de la estrella. Su estudio de infrarrojos reveló capas nunca antes contempladas. Se observó en la región central tenues nubes que el equipo ha apodado "Nebulosa de la Mariposa" (no debe confundirse con NGC 6302, que también tiene ese nombre). También descubrieron un conjunto más pequeño de lóbulos que denominaron la "Pequeña Nebulosa Homúnculo". Esta estructura fue rastreada mediante la líneas de emisión de Fe II.

Más información en el enlace.

3 comentarios:

  1. La comunidad astronómica, está, sin duda expectante por el futuro próximo que afectará a Eta Carinae...Navegando por la Red, encontré una pequeña joyita, que nos da una perspectiva distinta sobre el asunto:busquen en proximofinal.blogspot.com ,al final, casi del blog,hay una probabilidad asombrosa...Despues me la cuentan

    ResponderEliminar
  2. sin duda que las evidencias recabadas por los astronomos y los descubrimientos rebelaron que eta carina es una estrella gigantesca es variable presenta periodos de alta luminosidad que ha tenido gigantescas herupciones y esta a punto de combertirse en una supernova no se sabe cuando ocurrira pero estos astros tan grandes siempre terminan sus vidas en supernovas sera visible desde la tierra

    ResponderEliminar
  3. Tenemos la suerte de contar con esta estrella pues es como una especie de laboratorio en el que podemos estudiar los últimos instantes de la vida de una estrella. El final de Eta Carinae promete ser espectacular.

    ResponderEliminar