lunes, 4 de enero de 2010

Explorando los mares de Titán

La primera nave interplanetaria puede ser un bote marino diseñado para explorar los mares de metano del hemisferio norte de Titán. Este proyecto ha sido estudiado durante más de dos años por un equipo de científicos dirigido por Ellen Stofan y ha sido recientemenente presentado a la NASA. Si finalmente este organismo aprueba el proyecto, se podría poner en marcha en el 2015, para que la sonda aterrice en la luna en el 2023.
Los lagos, los mares y los ríos de Titán fueron descubiertos por la sonda Cassini en el 2005. Desde entonces, se han estudiado los patrones del clima en la luna y se ha llegado a detectar fenómenos como lluvia y niebla. Por supuesto, esta sonda no sería la primera en aterrizar en el satélite, ya que la Huygens lo hizo en el 2005 aportando datos e imágenes durante tres horas que fueron remitidas a la Tierra.
Los instrumentos propuestos para esta misión serían un espectrómetro de masas, un sónar, diversas cámaras e intrumentos diseñados para estudios meteorológicos. Con ellos se espera estudiar la composición química de los mares, el ciclo del etano y del metano, la meteorología de la luna, y el estudio de las profundidades marinas gracias al sónar.
Dado que la alimentación de la sonda sería muy dificultosa mediante la luz solar, se propone que la nave sea alimentada por un generador avanzado de radioisótopos Stirling. Estos tipos de motores, llamados motores Stirling,usan una fuente radiactiva como el plutonio para calentar un gas en una cámara, que fluye a una cámara de frío,transformándose el flujo generado en energía mecánica, con una tasa muy alta de eficiencia.
Al comparar el ciclo de metano en Titán con el ciclo hidrológico de la Tierra, los científicos podrían obtener un conocimiento más complejo de los efectos a gran escala de estos ciclos.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada