viernes, 29 de enero de 2010

Fotografiado un agujero negro en NGC 300


Se ha observado en la galaxia NGC 300 un agujero negro de masa estelar a una distancia hasta ahora inalcanzada, a 6 millones de años luz. Esta es la primera vez que se ha conseguido visualizar un agujero negro fuera de nuestro vecindario galáctico.Paul Crowther, de la Universidad de Sheffield y su equipo, utilizaron el telescopio del VLT para encontrar este agujero negro de unas 15 masas solares, es decir, el segundo con más masa estelar observado directamente.
Este agujero negro parece que está acompañado por una estrella masiva de tipo Wolf-Rayet que probablemente, a su vez, se convierta en otro agujero negro. Los científicos estiman que una vez que se de este proceso, los dos agujeros negros podrían llegar a fusionarse entre sí para formar uno solo mucho más masivo.
Esta imagen obtenida con el instrumento en el VLT FORS2 se centra en la posición del agujero negro. La imagen cubre un campo de visión de aproximadamente 2x2 minutos de arco, o alrededor de 4000 años-luz, a la distancia a la que se encuentra NGC 300.



"En 2007, una fuente de rayos X fue detectada en NGC 300 con el XMM-Newton, en observaciones de rayos X y con el Observatorio Swift. Registramos emisiones periódicas e intensas de rayos X, lo que indicaba que un agujero negro acechaba en la zona.", dijo Stefania Carpano, miembro del equipo de la ESA.
Observaciones posteriores con el instrumento FORS2 del VLT confirmaron las suposiciones y también calcularon que el agujero negro y la estrella Wolf-Rayet orbitaban entre sí cada 32 horas, a medida que el agujero negro absorbe material de la estrella.
Los astrónomos aún no saben por qué existe un vínculo gravitacional tan fuerte entre estos dos objetos.
Los agujeros de masa estelar son el último vestigio del colapso de estrellas muy masivas. Estos agujeros negros pueden tener masas de hasta veinte veces la masa del Sol, frente a los agujeros negros supermasivos que se encuentra en el centro de la mayoría de las galaxias, que pueden pesar alrededor de entre un millón a miles de millones de veces la masa solar. Hasta la fecha, se han localizado 20 agujeros negros de masa estelar.
Los astrónomos también han encontrado una relación entre los agujeros negros y sus galaxias. Los agujeros negros más masivos tienden a encontrarse en las pequeñas galaxias que contienen elementos químicos menos pesados. Las galaxias más grandes que son más ricas en elementos más pesados, tales como la Vía Láctea, sólo son capaces de producir agujeros negros de masas más pequeñas. Los científicos creen que este hecho se debe a que la presencia de elementos químicos pesados influyen en la evolución de una estrella masiva, y consecuentemente, en los agujeros negros que se produzcan a la muerte de ésta.
Se estima que en menos de un millón de años,la estrella Wolf-Rayet explotará en supernova y se convertirá en un agujero negro. Si el sistema sobrevive a esta explosión, los dos agujeros negros se fusionarán y emitirán grandes cantidades de energía en forma de ondas de gravedad.
Desgraciadamente, detectores como LISA y LIGO no podrán estudiar este sistema,pero sí otros similares, emisores de este tipo de radiación.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario