martes, 26 de enero de 2010

Grietas en el campo magnético terrestre

El campo magnético de nuestro planeta nos protege de la mayor parte del flujo de las partículas del viento solar. Pero en este escudo natural, se sabe que existen grietas o fisuras que permiten la penetración del flujo solar en nuestro medio ambiente espacial cercano.
Ahora, un satélite de la ESA denominado Cluster, ha proporcionado una nueva visión de la ubicación y la duración de estas rupturas en el escudo magnético de la Tierra, y revela al mismo tiempo, que nuestra atmósfera nos protege en su mayor parte, de los claros efectos de estas divisiones. A pesar de ello, la atmósfera superior se ve afectada por este flujo, y los científicos han conseguido visualizar estos fenómenos en esta zona y en el área donde orbitan los satélites.
El proceso físico dominante que provoca estas grietas es conocido como reconexión magnética, un proceso mediante el cual las líneas del campo magnético de diversos dominios magnéticos colisionan y vuelven a conectarse. La reconexión magnética es un proceso físico que se produce en todo el Universo, desde la formación de estrellas a las explosiones solares, e incluso en los reactores de fusión experimentales de la Tierra. Sin embargo, las condiciones en que se producen y cuánto tiempo duran siguen siendo inciertas.
Lo que se sabe es que la reconexión magnética es un fenómeno de mezcla de plasmas anteriormente separados, provenientes de dos campos magnéticos diferentes. Uno de ellos es evidentemente el terrestre y el otro es el campo magnético solar. El viento solar no sólo se compone de partículas solares (en su mayoría protones y electrones), sino que también lleva consigo el campo magnético del Sol. Además también entra en juego el campo magnético interplanetario, IMF.
Durante los últimos 700.000 años, la orientación de sur a norte del campo magnético terrestre ha sido bastante constante. En contraste, la orientación del IMF es muy variable, con una inversión total observada con una frecuencia en escalas de tiempos de minutos.
La reconexión entre el IMF y el campo magnético de la Tierra depende del ángulo entre estos campos. Físicos han hecho una distinción entre la reconexión cuando ambos campos se encuentran en direcciones opuestas, o anti-paralelas, y entre la reconexión de componentes, cuando el IMF no es ni paralelo ni anti-paralelo al campo magnético terrestre. La distinción es importante ya que los componentes y la lucha contra la reconexión en paralelo tienen características diferentes en su inicio por lo que darán lugar a una duración distinta de las fisuras en el blindaje magnético. La distinción entre estos dos tipos de reconexión magnética ha sido objeto de acalorados debates entre los científicos durante muchos años.

Más información en el enlace.

3 comentarios:

  1. Absolutamente apasionante los tres artículos que nos ofreces hoy.
    Enhorabuena.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. siento pecar de ignorante con lo que voy a preguntar segura la nasa para el 2012 se espera que haya una tormenta solar inmensa y dado que el campo magnetico tiene grietas se espera que sea fatal. ahora de aca hasta el 2012 no hay forma de que ell campo se vuelva a "sanar" por asi decirlo?

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes. En el 2012 hay demasiadas catástrofes anunciadas. Todas ellas son historias para meter miedo. Puede haber una fuerte tormenta solar,pero esto es algo que ocurre cada aproximadamente 11 años y aquí seguimos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar