jueves, 7 de enero de 2010

Imágenes del Chandra ayudan a crear un nuevo modelo que explica la dinámica de Sgr A


Esta imagen tomada por el Chandra del agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia, conocido como Sagitario A, ha sido obtenida a partir de una serie de observaciones realizadas durante dos semanas. Este análisis tan profundo ha dado a los astrofísicos una visión sin precedentes del remanente de una supernova cercana llamada Sgr A Oriente, mostrando los lóbulos de gas caliente que se extienden a través de una docena de años luz a cada lado del agujero negro. Estos lóbulos proporcionan la prueba de la existencia de poderosas erupciones que se han producido sistemáticamente en varias ocasiones durante los últimos diez mil años. También nos muestran que la capacidad de acreción del agujero negro no es muy grande en comparación con otros gigantes situados en el centro de otras galaxias.
Se sabe que el combustible de este agujero negro proviene de los fuertes vientos generados por estrellas masivas jóvenes que se concentran en sus cercanías, pero que están situadas a una distancia suficiente para que la influencia del agujero negro sobre sus capas externas sea débil, por lo que de esta forma se crea una dificultad para acretar la materia que arrastran dichos vientos estelares. De hecho, los científicos han calculado que Sgr A debe consumir sólo el 1% del combustible transportado por el viento.
Un nuevo modelo teórico pretende explicar esta poca voracidad de Sgr A. Éste ha sido elaborado gracias a las imágenes de rayos X proporcionadas por el Chandra. Este modelo considera el flujo de energía entre dos regiones alrededor del agujero negro: una región interior, que está cerca del horizonte de sucesos (el límite más allá del cual ni siquiera la luz puede escapar), y una región exterior que incluye el combustible del agujero negro (las estrellas jóvenes) que se extiende hasta un millón de veces más lejos. En la región interior, según este modelo, se produce una colisión de partículas que provoca una transferencia de energía a la región más externa a través de un proceso denominado conducción. Este mecanismo genera a su vez más presión en la zona exterior lo que provoca que casi todo el flujo de gas de la zona externa se mantenga fuera de la influencia del agujero negro. Este modelo explica las extensiones de gas caliente detectadas en torno a Sgr A en las fotografías de rayos X, así como las características que se observan en otras longitudes de onda.
Las imágenes obtenidas también muestran misteriosos filamentos de rayos X, algunos de los cuales pueden deberse a enormes estructuras magnéticas que interactúan con flujos de electrones energéticos producidos por estrellas de neutrones que giran rápidamente.
El nuevo modelo de Sgr A fue presentado en la 215 ª sesión de la American Astronomical Society en enero de 2009 por Roman Shcherbakov y Robert Penna de la Universidad de Harvard y Frederick K. Baganoff del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada