jueves, 28 de enero de 2010

La cámara CTX del MRO y sus descubrimientos

La HIRISE no es la única cámara a bordo del MRO. En esta nave también están la CTX y la MARCI (Mars Color Imager). CTX adquiere imágenes en escala de grises con una resolución de unos seis metros por píxel que cubren áreas de hasta 9.390 kilómetros cuadrados en una sola imagen. MARCI adquiere imágenes en color (en siete bandas de longitud de onda) de 1 a 10 kilómetros por píxel con el objetivo de crear un mosaico global diario de Marte con el fin de controlar el clima del planeta. Hoy vamos a hablar de la CTX.
CTX, HiRISE, y MOC son tres cámaras que han proporcionado imágenes de alta resolución de Marte. El siguiente diagrama compara el tamaño de sus huellas típicas a través de Ius y Tithonium Chasmae. El diseño de cada cámara permite diferentes tipos de tomas con diferentes resoluciones y campos. MOC, de la Mars Global Surveyor fotografía extensiones largas y delgadas alrededor de los 6 metros por píxel. CTX, de la Mars Reconnaissance Orbiter proporciona imágenes de la misma resolución, pero que cubren un área mucho más grande. Y por ultimo, HiRISE, también en el MRO, puede tomar imágenes con una resolución mucho más alta con alrededor de 0,3 metros por píxel, pero cubre un área proporcionalmente menor.


Aunque la CTX parece eclipsada por el éxito de HIRISE, en realidad es muy valiosa. Con casi 10.000 kilómetros cuadrados fotografiados hace que sea la adecuada para crear mosaicos de grandes regiones. Por ejemplo, tenemos una cobertura casi completa de todo el sistema del cañón del Valles Marineris. CTX ha cubierto ya el 12 por ciento del planeta en estéreo y ha creado mosaicos de todo el polo sur de Marte en invierno y en verano para que los científicos puedan controlar el clima de esta zona.
CTX también supervisa varios lugares del planeta rojo en los que se han detectado diversos cambios o actividades recientes, tales como nuevos cráteres de impacto, barrancos producidos por corrientes, remolinos de polvo, rayas de viento, movimientos de dunas...
Este control ha dado sus frutos, ya que hemos encontrado más de 80 nuevos lugares de impacto, y miles de lugares en los que la actividad hidrogeológica ha estado presente. Pero algunas de las cosas más emocionantes que se han encontrado gracias a los esfuerzos de monitoreo son los múltiples flujos en barrancos nuevos.
La Mars Orbiter Camera (MOC) de la Mars Global Surveyor tomó en 1999 imágenes de un área geológicamente joven correspondiente al cráter Terra Sirenum. Nuevas fotografías tomadas, evidencian un cambio notable en la geografía de la zona.
Según los científicos, las dos imágenes que fueron capturadas en diciembre de 2001 y abril de 2005 muestran que, entre esas dos fechas, el agua líquida corrió por el barranco y dejó una luz de tonos en el depósito. Se puede ver una animación de estas imágenes en el enlace.


Estas características generan un montón de rumores, porque se cree los depósitos se formaron a través de un mecanismo que implica la presencia de agua líquida, como barrancos que parecen proceder de restos fluviales. Ahora, la CTX está realizando un seguimiento de este barranco y de otros similares para buscar cambios en las zonas. Después se comparan las nuevas imágenes del CTX con otras tomadas por otros equipos fotográficos hace tiempo. Cuando se sospecha de un cambio, entonces HiRISE fotografía la zona para obtener una imagen de mayor resolución.
Con este seguimiento se ha logrado localizar nueve áreas de este tipo. Todos estos barrancos se han formado desde el 2001. Se tiene constancia de que algunos de ellos se han formado en un periodo inferior a un año. Estos ejemplos, como el que se ilustra más abajo, implican probablemente la acción de un flujo de agua líquida.


La imagen corresponde a la pared suroeste del cráter Pursat, de 18 kilómetros de radio, situado en las tierras altas del Sur de Marte. La imagen de la izquierda fue tomada por la CTX del MRO, en febrero de 2008.La imagen central muestra la misma zona fotografiada un año después. En este tiempo apareció una nueva luz en la pared del cráter, detallada en la imagen de la derecha en una fotografía obtenida por HIRISE en marzo de 2009. Este flujo presenta unos detalles característicos de los flujos de escombros: viraje alrededor de obstáculos, encharcamiento de las depresiones topográficas,...Es decir, parece que fue un flujo rápido de líquidos que se encontraba saturado de lodo y de rocas. En la siguiente imagen se puede apreciar la misma zona con mas detallas en una fotografía tomada por HIRISE en febrero de 2009.


La CTX ha obtenido hasta la fecha 25.000 imágenes, que combinadas con las tomadas por la MOC han cubierto alrededor de la mitad de Marte, encontrando más de 4.500 accidentes geográficos que presenta barrancos individuales. Tan sólo en la zona del Nirgal Vallis se han localizado más de 500 barrancos. Estos datos han confirmado que los barrancos se encuentran sólo en una franja de latitud en cada hemisferio, de aproximadamente 27 a 80 grados de latitud norte y 27 a 80 grados sur. Aunque algunos científicos suelen decir que en la zona ecuatorial marciana hay barrancos, los situados en estas latitudes carecen de una incisión de canales. Los barrancos ecuatoriales son más bien toboganes que muestran un movimiento de masa seca.
A continuación tenéis unas fotografías que muestran más ejemplos de estos barrancos. La primera imagen es del Nirgal Vallis.




Esta fotografía corresponde al cráter Asimov.




Y por último tenemos una toma de Terra Cimmeria.



Y para finalizar, en este enlace podéis encontrar muchas más imágenes tomadas por la CTX.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario