sábado, 9 de enero de 2010

Los eclipses permiten obtener las primeras imágenes de las emisiones de hierro del Sol

Las observaciones realizadas desde la Tierra de la corona solar durante los últimos eclipses totales, han revelado las primeras imágenes de la atmósfera exterior del Sol en la línea de emisión de hierrro fuertemente ionizado del infrarrojo. Los primeros mapas de la distribución de la temperatura de los electrones de la corona y el estado de carga de los iones fueron tomados para el eclipse de 2006 (en la parte izquierda de la imagen inferior) y en el evento del 2008 (en la parte derecha de la imagen inferior). El color rojo indica la línea de hierro Fe XI 789,2 nm; el color azul representa la línea de hierro Fe XIII 1074,7 nm; y el color verde muestra la línea de hierro Fe XIV 530,3 nm.
Este estudio ha sido llevado a cabo por Adrian Daw, junto con un equipo internacional de científicos dirigidos por Shadia Habbal, de la Universidad de Hawai, y su objetivo es dar un paso importante en la comprensión de cómo se comportan los flujos en expansión desde la corona hacia el espacio exterior, ya que en este comportamiento, la carga dominante proviene del hierro ionizado.
La línea de emisión de Fe XI se produce a 789,2 nanómetros (nm), y las primeras imágenes de la corona en esta longitud de onda revelan algunas sorpresas, sobre todo que la emisión se extiende por lo menos tres radios solares y que posee localizadas las regiones de mayor densidad de iones de hierro .
Según comenta Adrian Daw: "La complicada estructura magnética de las regiones pertenecientes a los confines de la corona, pueden tener zonas de plasma de alta densidad. Además, muchos procesos pueden afectar a la temperatura de los iones de la corona, que pueden conducir a variaciones en su densidad, como son los procesos de colisión, radiación, gravedad, ondas de plasma, la torsión, y la fusión de estructuras magnéticas".


Combinando los datos con las observaciones, los científicos fueron capaces de construir las dos primeros mapas tridimensionales de la distribución de la temperatura de los electrones y su estado de ionización, estableciendo un vínculo directo entre la distribución de estados de carga en la corona y en el espacio interplanetario.

Más información en el enlace.

1 comentario:

  1. La famosa observación del eclipse y de la estrella visible al lado y que debía estar en ese instante detrás del sol, no es la prueba reina de que la masa curva el espacio, sino que, en parte, es una simple prueba más de la refracción de la luz al traspasar las diferentes capas de la atmosfera solar, y en parte, es también la prueba de que la luz, también es atraída por la gravedad, porque la luz, aunque no posea masa, si posee una equivalencia en masa proporcional a su energía. Pero, de eso, no se tenía claridad antes de Einstein y su genial fórmula: E=mc2.
    Este hecho histórico de la observación de la estrella durante el eclipse es el típico caso del estudio de un hecho real, pero mal interpretado. El fenómeno se podía interpretar de las dos formas: o como evidencia de la curvatura del espacio o como el resultado combinado de: la interacción gravedad-luz de un lado y la refracción de la luz del otro lado. ¿Nunca nadie ha explicado satisfactoriamente, porque en ese caso del eclipse, no es válida ó no opera, la teoría de la refracción?
    Pero las conveniencias históricas de ese momento favorecían la tendencia por la primera interpretación. Era más importante tener al genio, y al padre de la bomba atómica, al lado de los aliados.
    Es lógico de que a veces los intereses políticos, económicos, religiosos o de cualquier otra índole presionen a los científicos, lo que no es lógico es continuar indefinidamente defendiendo: leyes, paradigmas, personajes, cultos, entre otros, y especialmente cuando ya pasó la angustia del momento.
    ¡¡ El genio me sabrá perdonar.!!! El mismo lo dijo: Masa y energía son dos presentaciones de la misma cosa.
    La gravedad interactúa con las fuerzas electromagnéticas, porque estas tienen su equivalencia en masa y en proporción a su energía. Y esa interacción será la base para unificar muy pronto la teoría cuántica con teoría de la gravedad de Newton debidamente actualizada y corregida con los aportes acertados de Einstein y su teoría de la relatividad, la cual será un buen complemento para la teoría de la gravedad de Newton, pero un mal remplazo. Y así dejaríamos de lado la errónea idea de que la gravedad es una ilusión o que es una fuerza imaginaria o que es un efecto del peralte del espacio plano deformado por la masa. Para que exista el efecto peralte en la trayectoria de un móvil tiene que existir la gravedad, para que la masa deforme o curve algo como el espacio tiene que haber una fuerza como el peso de esa masa y el espacio no podría ser vacio. sino que debe estar constituido por algo, por eso Einstein tiene que proponer una especie de malla elástica que no se ha podido definir, y entonces debe aceptarse de que el éter no existe sino que lo que existe es esa indeterminada estructura tejiendo el espacio y que se describe envolviendo por debajo a los cuerpos materiales con una especie de cono romo o un agujero; y preguntamos si ese cono y ese peralte es igual por todos los lados y también por encima, porque si es así, se anularían los peraltes unos con otros; lo que resulta como contradictorio.
    Muy pronto entenderemos que la gravedad es una fuerza tan real, como real es que en el espacio interestelar se entrecruzan e interactúan las fuerzas electromagnéticas que emiten los cuerpos materiales y comprenderemos que todas las formas de energía incluidas las emisiones electromagnéticas tienden a fluir naturalmente desde donde están más densas, más concentradas, hacia donde están menos densas o a fluir hacia donde no hay presencia de energía. Por eso es que la atracción gravitacional no solo se presenta entre la energía-materia conocida sino que también se presenta entre esta y la materia oscura desenergizada.
    Los vacios en la teoría de Newton se llenarán con los aciertos de las teorías de Einstein.

    Ver artículo completo en: http://nuevateoriasobreeluniverso.blogspot.com/

    martinjramilloperez@gmail.com

    ResponderEliminar