domingo, 31 de enero de 2010

Nuevas fuentes de formación estelar en Andrómeda

Se han detectado nuevas fuentes de formación estelar en el halo de la galaxia de Andrómeda,cuyo origen parece remontarse a colisiones galácticas acaecidas en el pasado.
Las estrellas repartidas por el halo de las galaxias grandes, como nuestra Vía Láctea y Andrómeda, suelen ser viejas y compuestas principalemente por hidrógeno y helio. Suelen moverse a través del halo a grandes velocidades y sus características suelen estudiarse para establecer la dinámica y la evolución química de las galaxias que las albergan. De hecho, tras analizar algunas corrientes estelares en los halos de las galaxias, se ha descubierto que su origen procede de la fusión de galaxias o de la interacción entre dos de ellas.
En la siguiente ilustración se puede ver una estructura galáctica. El halo posee un diámetro de más de 500.000 años luz y contiene estrellas de avanzada edad y numerosos cúmulos globulares.


Utilizando el espectroscopio Deimos (Deep Keck II extragalácticas Imaging Multi-Object Spectrograph) se han estudiado las fronteras de la galaxia de Andrómeda y se han descubierto dos corrientes de estrellas en el halo. Después analizaron su distribución espacial y su velocidad. Los resultados mostraron una corriente de estrellas gigantes rojas con un movimiento y unas velocidades comunes en las distintas bandas del espectro. Estas dos bandas se encuentran al norte de la galaxia, situadas a 200.000 y 300.000 años luz de distancia del centro galáctico, respectivamente. En este estudio también se volvieron a analizar otras corrientes observadas previamente en Andrómeda. El siguiente mapa en falsos colores muestra la densidad de estrellas gigantes rojas incluyendo los dos flujos, E y F, y uno anteriormente descubierto en el suroeste de nuestra galaxia vecina. Este mapa ha sido elaborado por el Subaru y se extiende hasta una distancia proyectada de 300.000 años luz del centro de Andrómeda.


Estas corrientes son el resultado de las fusiones de galaxias enanas relacionados con la formación del halo estelar, y un mayor estudio de las propiedades químicas de estas estrellas proporcionará información más detallada sobre su historia y evolución. Los estudios observacionales proporcionarán información muy útil sobre la formación de galaxias, incluyendo cuántas y cómo de masivas son las galaxias enanas y cuál es su papel en la formación estelar y en la evolución química de las galaxias.
Dado que Andrómeda y nuestra Vía Láctea son galaxias muy similares, la comprensión de la historia evolutiva de nuestra vecina permitirá a los astrónomos obtener más información sobre los procesos que definen la formación de nuestra propia galaxia.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada