martes, 12 de enero de 2010

Nuevo modelo explica las emanaciones de Encélado


Cassini capturó esta impresionante imagen el 5 de octubre de 2008 mientras la sonda se alejaba de esta luna activa de Saturno.
Según un nuevo estudio, elaborado a partir de los datos aportados por Cassini, la rotación de la luna puede explicar el comportamiento térmico peculiar que sufre Encélado, así como la geografía que presenta en la región polar del sur.
Francis Nimmo, científico planetario de la Universidad de California, es co-autor de este nuevo artículo publicado en Nature Geoscience. Para este científico, estos fenómenos que se producen en la superficie de Encélado no son contínuos así que tenemos mucha suerte de que Cassini haya logrado captarlos.
La región polar del sur cautiva a los investigadores debido a la presencia de las fisuras conocidas como "rayas de tigre", en las que el vapor de agua emana pulverizando otras partículas de la luna. Hace aproximadamente cuatro años, el espectrómetro de infrarrojos de la Cassini detectó un flujo de calor en la región polar austral de al menos 6 gigavatios, el equivalente a una docena de plantas de energía eléctrica. Esto es al menos tres veces más calor del que produciría una zona media similar de la Tierra. El espectrómetro también detectó chorros de argón, compuesto proveniente de la descomposición radiactiva de las rocas.


Los cálculos científicos han revelado que no es posible que Encélado pueda emitir calor y gas a este ritmo continuamente. Las fuerzas de marea que genera Saturno sobre la luna , no son suficientes para explicar esta liberación de energía. Por ello, en esta nueva investigación, los científicos apuntan a la posibilidad de que lo que estamos viendo ahora en Encelado es un comportamiento un tanto anómalo, un breve episodio de actividad tectónica que brota en un área limitada de la luna. En este nuevo modelo, Francis Nimmo propone que durante miles de millones de años, se ha estado acumulando calor bajo la superficie de la luna, debido a la excentricidad de su órbita, lo que ha generado unas fuerzas de marea diferenciales que han calentado en interior del planeta, hasta que ha llegado a un nivel crítico, que ha provocado que el calor emane al exterior. Este brote de actividad sólo duraría unos 10 millones de años, lo que geológicamente es un tiempo muy pequeño.
Según este modelo, estos fenómenos sólo se han podido dar durante entre un 1 y un 10 por ciento del tiempo que Encelado ha existido y se han reciclado aproximadamente entre el 10 y el 40 por ciento de su superficie. Últimas dataciones indican que un gran número de cráteres presentes en el polo norte de la luna parecen tener 4,2 millones de años, mientras que en una región del ecuador conocida como Sarandib Planitia, los cráteres presentan una edad de entre 170 millones y 3,7 millones de años. La zona del polo sur, sin embargo, parece tener menos de 100 millones de años,e incluso 500.000 años. El área activa alrededor del polo sur de Encelado es de alrededor del 10 por ciento de su superficie.
La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. JPL, una división del California Institute of Technology en Pasadena, dirige la misión para la Ciencia Espacial de la NASA en Washington. El orbitador Cassini fue diseñado, desarrollado y ensamblado en el JPL.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario