miércoles, 6 de enero de 2010

Nuevos avances en astrosismología

Esta semana, en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana (AAS), en Washington, DC, están viendo la luz los primeros resultados del telescopio espacial Herschel. Una de las investigaciones presentadas trata sobre las olas sísmicas que recorren el interior de las estrellas. La astrosismología es una rama de la astrofísica encargada de estudiar el interior de las estrellas y que, gracias a los nuevos instrumentos de observación, está sufriendo un importante auge.
Sabemos que la sismología es el estudio de los terremotos en la Tierra. Estos fenómenos producen diferentes tipos de ondas sísmicas que viajan a través de las diferentes capas de rocas que nos muestran, mediante su análisis, la estructura del interior de nuestro planeta. Así es como sabemos que el núcleo exterior de la Tierra es líquido, y las dimensiones y densidades de las otras partes de la Tierra.
De la misma forma, la astrosismología nos puede proporcionar información del interior de las estrellas. Mediante el estudio de las oscilaciones de las estrellas pulsantes, los astrónomos pueden investigar los núcleos de las estrellas, uno de los lugares más difíciles de observar del Universo. Combinando la velocidad y la amplitud de la pulsación con otras informaciones, como la proporcionada por los espectros, que revela cuál es la composición de la estrella, obtenemos información sobre la estructura interna de las estrellas.
Los modos de oscilación estelar se dividen en tres categorías, basadas en la fuerza que los impulsa. Las acústicas pueden decirnos cosas acerca de la estructura y la densidad de las regiones por debajo de la superficie de una estrella. Las ondas de gravedad, se limitan al interior de la estrella. Y las ondas de gravedad en la superficie, aunque son también ondas de gravedad, ocurren en, o cerca de las capas exteriores de las estrellas, por lo que nos dan información acerca de las condiciones de la superficie del astro.
Dado que el Sol es la estrella más cercana a nosotros, es mucho más fácil estudiar sus pulsaciones en mayor detalle. Al interpretar las oscilaciones solares, incluso se pueden detectar las manchas solares en el lado opuesto del Sol antes de que su giro nos las muestre. Muchos de nuestros modelos de interiores estelares se basan en la información obtenida mediante el estudio de la sismología solar, la heliosismología. Pero el Sol es sólo una estrella en un momento de su evolución, así que para entender realmente las estrellas, tenemos que observar las mayor cantidad de estrellas de diferente tamaño, masa, composición y edad.
Eso es precisamente lo que el telescopio Kepler está haciendo ahora. El satélite está mirando a una sección de 100 grados cuadrados del cielo entre Cygnus y Lyra, y está continuamente tomando datos sobre el brillo de más de 150.000 estrellas . Mientras que la misión principal de Kepler es descubrir la existencia y abundancia de planetas alrededor de otras estrellas, la fotometría de alta precisión se utiliza para otras ciencias, especialmente para el estudio de las estrellas variables de todo tipo y para evolucionar la astrosismología.

Más información en el enlace.

2 comentarios:

  1. hola, muy bueno tu pagina, espero que la sigas actualizando para mantenerme informado, pronto tendre internet y te agregare a mi blog, saludos y vamos por mas fisica!!!!!!

    ResponderEliminar