jueves, 28 de enero de 2010

WISE encuentra su primer asteroide


WISE ha descubierto su primer asteroide cercano a la Tierra, un NEA. Este será el primero de los muchos descubrimientos que se esperan realizar con esta sonda.
El asteroide, denominado 2010 AB78, fue descubierto el pasado 12 de enero y no supone ninguna amenaza para la Tierra. En la actualidad se encuentra a 158 millones de kilómetros de nuestro planeta y gira alrededor del Sol en una órbita inclinada respecto al plano de nuestro Sistema Solar. Cálculos de su trayectoria indican que no se acercará a nuestro planeta en los próximos siglos.
La NASA ha difundido una imagen que capta este nuevo asteroide. En la fotografía se puede ver a 2010 AB78 como un punto rojo en el centro de la imagen.
La instantánea muestra tres longitudes de onda de infrarrojos, mostrando con rojo la que representa la mayor longitud de onda, de 12 micras, y de verde y azul, las de 4.6 y 3.4 micras de luz, respectivamente. El asteroide aparece más rojo que el resto de las estrellas de fondo, porque emite la mayor parte de su luz en longitudes de onda infrarrojas. En luz visible, esta roca espacial es muy tenue y sería muy difícil de ver.
WISE encontró el asteroide tras observar su movimiento con respecto al fondo de estrellas fijas en un período de un día y medio. Posteriores observaciones realizadas con el telescopio de 2,2 metros de la Universidad de Hawai en luz visible, confirmaron el descubrimiento.
"Estamos encantados de haber encontrado nuestro primer objeto cercano a la Tierra", dice Amy Mainzer del Jet Propulsion Laboratory de la NASA. Mainzer es la investigadora principal del programa llamado Neowise encargado de la búsqueda de este tipo de objetos oscuros.
WISE observará la luz infrarroja de decenas a cientos de miles de objetos que caracterizan a esta población de asteroides. En luz visible las estimaciones del tamaño de un asteroide pueden ser engañosas ya que un pequeño asteroide puede emitir la misma luz que uno grande y oscuro. En el infrarrojo, sin embargo, una gran roca oscura emite más calor térmico - o brillo infrarrojo - revelando así su verdadero tamaño. El cotejo de la información sobre la distribución de tamaños de los asteroides dará a los investigadores una mejor estimación de la frecuencia en la que la Tierra puede ser amenazada por los efectos potencialmente devastadores de un posible impacto.
Los resultados del WISE serán analizados por el Centro de Planetas Menores para su comparación con el catálogo conocido de estos objetos del Sistema Solar y verificar si se trata de un objeto desconocido o no. Si se descubre un nuevo objeto, las observaciones de seguimiento determinarán su órbita. Se estima que WISE encontrará nuevos objetos tanto en el Cinturón de Asteroides así como en órbitas elípticas alrededor del Sol como en este caso.
Don Yeomans, director de la NASA del Programa de estudio de los NEAs, afirma que los análisis de los datos nos guiarán por el camino hacia la comprensión de la verdadera naturaleza de estos objetos.
WISE no sólo está destinado a explorar asteroides, sino que también estudiará galaxias distantes y estrellas para crear un nuevo atlas de los nuevos objetos que abarcan toda la esfera celeste.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario