viernes, 28 de mayo de 2010

Galaxias primitivas tienden a agruparse

Miles de galaxias se aglomeran en esta imagen de Herchel en la que se ha captado el Universo distante. Cada punto es una galaxia que contiene miles de millones de estrellas.
Durante más de una década los astrónomos han estado desconcertados porque las galaxias distantes son extrañamente brillantes. Estas "galaxias luminosas infrarrojas" parecen desafiar todas las teorías que tenemos sobre formación estelar y evolución galáctica.
Ahora, el telescopio espacial de infrarrojos Herschel de la ESA, con su capacidad para cartografiaramplias zonas, ha localizado a miles de estas galaxias y ha señalado su ubicación, mostrando por primera vez que estas galaxias forman grandes grupos unidas por una fuerza gravitatoria mutua.
El efecto moteado de esta imagen señala estas agrupaciones. Todo indica que estas galaxias interaccionan las unas con las otras, lo que genera como fruto de estos violentos encuentros,brotes de formación estelar.
Esta imagen es parte de la encuesta extragaláctica que está realizando Herschel para estudiar la evolución de las galaxias lejanas del antiguo Universo. El proyecto se vale de los instrumentos espectrales y fotométricos del telescopio para obtener este tipo de imágenes. Esta fotografía abarca un total de 15 grados cuadrados, o alrededor de 60 veces el tamaño aparente de la Luna Llena.
Esta imagen en particular fue tomada en una región del espacio llamada el agujero de Lockman, que permite una clara línea de visión hacia fuera en el Universo lejano. Este "agujero" se encuentra en la constelación de la Osa Mayor.
Las galaxias de esta imagen aparecen tal y como eran hace entre 10 y 12 mil millones de años. Están codificadas con colores en azul, verde y rojo para representar las tres bandas de frecuencia utilizadas para la observación de Herschel. Las que se encuentran en blanco tienen la misma intensidad en los tres grupos y son las que forman la mayoría de las estrellas. Las galaxias que se muestra en rojo son probablemente las más distantes, apareciendo como lo hicieron hace unos 12 mil millones años.
No obstante, este telescopio de la ESA no ha fotografiado ni analizado todo el Universo, que está formado en tres cuartas partes por materia oscura, que no brilla del todo.
Los científicos indican que hasta que no pueda observarse la materia oscura no podrá saberse de qué está formada, aunque sí pueden medirse sus efectos en la materia que le rodea ya que interactúa con el resto del Universo a través de la gravedad. Estas últimas imágenes han sido capturadas con el instrumento SPIRE del Herschel, forman parte del programa 'Hermes' del telescopio, que está construyendo el mapa del Universo.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada