jueves, 24 de junio de 2010

Baby Boom en un algodón de azúcar

El telescopio espacial Hubble ha capturado una compleja red de nubes de gas y cúmulos de estrellas en nuestra galaxia vecina, la Gran Nube de Magallanes. Esta energética región de nacimiento estelar es una de las más activas del Universo cercano.
La Gran Nube de Magallanes contiene muchas burbujas brillantes de gas. Una de las mayores y más brillantes es LHA 120-N 11, aunque es informalmente conocida como N11.
De cerca, N11 se parece a un remolino de nubes ondulantes resplandecientes de color rosa que se asemeja a un algodón de azúcar de feria. Estas características son signos claros de que en la zona se está produciendo una activa formación estelar.
N11 es una región bien estudiada que se extiende a lo largo de 1.000 años luz. Es la segunda mayor región de formación estelar dentro de la Gran Nube de Magallanes y ha producido alguna de las estrellas más masivas conocidas.
Es el proceso de nacimiento estelar lo que le da su aspecto distintivo a N11. Se ha detectado la presencia de tres generaciones sucesivas de estrellas , cada una de las cuales se ha formado cada vez más lejos del centro de la nebulosa. Esto se produce porque las sucesivas tandas de formación estelar se generan cuando los vientos estelares de las estrellas de la primera generación comprimen el gas y el polvo a su alrededor desencadenando una segunda tanda de estrellas.
Los pétalos rosados de gas y polo de N11 son iluminados desde su interior gracias a la radiación de las estrellas masivas calientes de su centro.


En N11 hay otros grupos de estrellas, incluyendo a NGC 1761 en la parte inferior de la imagen, que es un grupo de estrellas jóvenes masivas y calientes que emiten una intensa radiación ultravioleta al espacio.
Aunque es mucho más pequeña que nuestra galaxia,la Gran Nube de Magallanes posee vigorosas regiones de formación estelar. El estudio de estas guarderías estelares ayuda a los astrónomos a comprender mucho más sobre cómo nacen las estrellas, su evolución y su desarrollo final.
Tanto la Gran Nube de Magallanes, como su hermana, la Pequeña Nube de Magallanes, son fácilmente perceptibles a simple vista y siempre han sido familiares para las personas que viven en el hemisferio sur.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario