martes, 20 de julio de 2010

Descubierto un nuevo tipo de luna en Saturno


Los científicos de la Cassini de la NASA han estudiado una nueva clase de lunas situadas en los anillos de Saturno que crean unas lagunas distintivas en forma de hélice en el material del anillo. Es la primera vez que los científicos han sido capaces de rastrear las órbitas de los objetos individuales en un disco de escombros. La investigación da a los científicos la oportunidad de viajar en el tiempo a la joven historia del Sistema Solar para revelar pistas de la influencia de los cuerpos planetarios sobre el disco del polvo que rodea a las estrellas, ya que los discos alrededor de otros sistemas están demasiado lejos como para ser observados con nuestros instrumentos directamente.

"Observar los movimientos de estos objetos incrustados en disco de Saturno ofrece una rara oportunidad para evaluar cómo crecieron e interactuaron los planetas con el disco de material que rodeó a un Sol temprano", dijo Carolyn Porco, del equipo de imágenes de la Cassini, del Instituto de Ciencias Espaciales en Boulder, Colorado. "Nos permite estimar una visión de cómo el Sistema Solar terminó adoptando la forma que tiene."
Los científicos de la Cassini descubrieron por primera vez las características de la doble hélice en 2006 en un área conocida ahora como "los cinturones de las hélices", situados en medio del denso anillo más externo de Saturno, conocido como el anillo A. Los espacios fueron creados por una nueva clase de lunas, cuyo tamaño se sitúa entre las lunas más pequeñas conocidas y el de las partículas más grandes que componen los anillos de Saturno. Estas nuevas lunas pueden despejar el espacio inmediatamente a su alrededor. Se calcula que estas lunas, estimada su cantidad en varios millones, no fueron lo suficientemente grandes como para limpiar su ruta completa alrededor de Saturno, al igual que las lunas Pan y Dafne.
El reciente estudio, dirigido por Matthew Tiscareno, informa sobre unas nuevas y extrañas lunas  aún más grandes y raras, encontradas en la otra parte más lejana del anillo A. Las hélices que forman estos nuevos satélites son cientos de veces más grandes que los descritos anteriormente, y se ha conseguido realizar un seguimiento de ellos durante los últimos cuatro años.
Las dimensiones de estas nuevas hélices son de hasta varios miles de kilómetros de largo y de varios kilómetros de ancho. Las lunas incrustradas en los anillos parece que sacan el material del anillo hasta 0,5 kilómetros por encima y por debajo del plano de loa anillos, siendo el espesor típico de los anillos de aproximadamente 10 metros. Cassini se encuentra demasiado lejos como para ver estas lunas incustradas en medio del material del anillo, pero debido al tamaño de las hélices, los científicos calculan que tendrán un diámetro de aproximadamente un kilómetro.
Tiscareno y sus colegas estiman que hay decenas de estas gigantes hélices, siendo 11 de ellas fotografiadas entre el 2005 y el 2009. Una de ellas,apodada Blériot, en honor al aviador Louis Blériot, ha aparecido en más de 100 imágenes diferentes de la Cassini, siendo además observada por el espectrógrafo de imágenes ultravioletas.
"Esta es la primera vez que los científicos han conseguido seguir la pista de objetos incrustrados en un disco", dijo Tiscareno. Todas las lunas y planetas conocidos hasta ahora orbitan en el espacio vacío.
En estos últimos años, las hélices gigantes han cambiado sus órbitas, pero los científicos aún no están seguros de qué está causando estos disturbios en sus viajes alrededor de Saturno. Su camino puede verse alterado debido a las colisiones con otras partículas del anillo más pequeñas, o a causa de interacciones gravitatorias entre estas lunas, e incluso podrían interaccionar con las lunas más grandes situadas fuera de los anillos. Los científicos continuarán estudiando estas lunas para ver si estas alteraciones están causadas por el anillo en sí.
"Las hélices nos están dando una idea inesperada de los objetos más grandes de los anillos", dijo Linda Spilker, científica de la NASA. "En los próximos siete años, Cassini tendrá la oportunidad de ver la evolución de estos objetos y averiguar por qué sus órbitas están cambiando".

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada