sábado, 28 de agosto de 2010

Los asteroides pueden generar sus propias familias

Mientras que la percepción común es que los asteroides son rocas gigantes pesadas en órbita, un nuevo estudio demuestra que en realidad están en un constante cambio en los que estos pequeños mundos pueden dar lugar a nuevos asteroides que inicien una vida propia alrededor del Sol.
Los astrónomos saben que los asteroides pequeños consiguen alcanzar velocidades de rotación rápida gracias a la luz solar que cae sobre ellos, de forma similar, a lo que les ocurre a las hélices con el viento. Los nuevos resultados muestran que los asteroides que giran lo suficientemente rápido pueden someterse a la "fisión de la rotación", es decir, el asteroide se romperá en dos pedazos que comenzarán a orbitar uno en torno al otro. Estos asteroides binarios son comunes en el Sistema Solar.
Un equipo internacional de astrónomos liderado por Petr Pravec, del Instituto Astronómico de la República Checa, encontró que muchos de estos asteroides binarios no permanecen unidos entre sí, sino que se separan, formando dos asteroides en órbita alrededor del Sol cuando antes eran uno solo. El estudio aparece en la revista Nature.

Los investigadores estudiaron a 35 los llamados "pares de asteroides," asteroides separados en órbitas alrededor del Sol que se han acercado el uno al otro en algún momento de los últimos millones de años - generalmente dentro de algunos kilómetros - a velocidades relativas muy bajas. Midieron el brillo relativo de cada par de asteroides, que corresponden a su tamaño, y se determinó el giro de los pares de asteroides usando una técnica conocida como fotometría.
"Para nosotros estaba claro que la informatización de las órbitas de los asteroides pares no era suficiente para entender su origen",dijo Pravec. "Teníamos que estudiar las propiedades de los cuerpos. La técnica de la fotometría nos permite determinar sus tasas de rotación y estudiar sus tamaños relativos".
El equipo de investigación demostró que todos los pares de asteroides del estudio tenían una relación específica entre los miembros grandes y pequeños, siendo el más pequeño siempre inferior al 60 por ciento del tamaño del asteroide compañero.
La conclusión se ajusta a una teoría de la formación de asteroides binarios propuesta por el co-autor Daniel Scheeres, de la Universidad de Colorado, Boulder. Su teoría predice que si se forma un asteroide binario por fisión de rotación, sólo pueden escapar de su pareja en caso de que el más pequeño sea inferior al 60 por ciento del tamaño del asteroide más grande. De todos los pares de asteroides en el estudio, el más pequeño de cada par fue siempre inferior al 60 por ciento de la masa de su asteroide compañero.
La teoría de Scheeres predice que  una pareja de asteroides binarios por fisión de rotación, sólo pueden escapar el uno del otro en caso de que el más pequeño sea inferior al 60 por ciento del tamaño del asteroide más grande. Cuando uno de los asteroides del par es lo suficientemente pequeño, se puede "hacer una pausa para él" y escapar de la danza orbital, esencialmente, alejándose para iniciar su propia "familia de asteroides", dijo. Durante la fisión de rotación, los asteroides se separan suavemente el uno del otro a velocidades relativamente bajas.
"Esta es quizás la más clara evidencia observacional de que los asteroides no son sólo piedras grandes en órbita alrededor del Sol que mantienen la misma forma con el tiempo", dijo Scheeres. "En cambio, son pequeños mundos que pueden cambiar constantemente a medida que crecen, a veces para dar a luz a los pequeños asteroides que a continuación, inician su propia vida en diferentes órbitas alrededor del Sol."

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada