domingo, 26 de septiembre de 2010

El vórtice austral de Venus

Cuando la Pioneer visitó a nuestro planeta hermano en 1979, encontró una característica atmosférica llamada "dipolo" cerca del polo norte de Venus, que consistía en un par de remolinos que giraban el uno alrededor del otro a medida que Venus rotaba. Cuando la Venus Express de la ESA llegó en 2006, descubrió el mismo fenómeno en el polo sur del planeta. Entonces los científicos redactaron diversos artículos sobre este fenómeno simétrico y cómo se mantenían estables durante décadas. En la fotografía de la izquierda, tomada en 2006 a una distancia de 210.000 kilómetros, tenemos una visión de Venus en el infrarrojo térmico. La parte más brillante de la imagen corresponde a la atmósfera superior que refleja la radiación solar en el lado diurno de Venus. En el lado nocturno, las características sutiles de las nubes son visibles,especialmente cerca del polo sur. La radiación térmica es emitida desde la atmósfera superior de Venus a una altitud de 60 kilómetros.
Uno de los descubrimientos de la Venus Express fue el percatarse de que el dipolo sur no es estable. Este vórtice, con el tiempo,presenta unos patrones complicados que pueden verse en las siguientes imágenes. 


Las fotografías fueron tomadas por la cámara VIRTIS en una longitud de onda del infrarrojo cercano. Las imágenes muestran la temperatura de la cima de la nube a una altura de unos 65 kilómetros. Las regiones más oscuras corresponden a temperaturas más altas, y por lo tanto, de menor altitud. El centro del vórtice se encuentra a una temperatura de unos 250 grados Kelvin, siendo la zona más profunda, correspondiendo, por lo tanto,a las temperaturas más altas del fenómeno.
En el siguiente vídeo se pueden apreciar los complicados movimientos del remolino polar austral.  El contraste de temperaturas conduce a un aparente efecto tridimensional de las imágenes.


Más información en el enlace.

8 comentarios:

  1. wow! ya lo vengo venir. ahora dirán los huequistas que ese vórtice es la entrada al interior de Venus. donde viven los venusinos que visitaron al contactista George Adamski XD

    impresionante las imagenes del vórtice. se parecen mucho a las imagenes que se obtienen por la cámara sonda que le introducen a los pacientes [en la boca] que tienen una enfermedad especifica.

    estos fenómenos atmosféricos anómalos también se presentan en Saturno. son bellas estructuras. una evidencia de que las atmósferas de los planetas se comportan de diferente manera - dependiendo de su temperatura y densidad.
    la sonda japonesa que esta rumbo a venus. de seguro tendrá como misión también estudiar estos vórtices. y entregar datos para que se puedan dar explicacion de este fenómeno.

    sera interesante.

    gracias por la noticia. saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Buenas Verónica!, muy chulo el artículo y las fotos!. Creo que los vórtices están reacionados con la superrotación de la atmósfera de Venus, o sea con los fuertes vientos que soplan en la misma dirección de su rotación por (casi) todo el planeta.

    Si no me equivoco esto vendría de un teorema matemático que se enuncia así de forma coloquial:

    "No se puede peinar una pelota: siempre te quedan remolinos".

    Para que se entienda mejor, si cogeis una pelota de tenis y le dibujais flechitas con rotulador para representar la dirección del viento en Venus, vereis que en los polos Norte y Sur salen remolinos. En el centro de los remolinos, como en el ojo de un huracán no sopla el viento, por eso decía arriba que soplan vientos en "casi" todo el planeta.

    Aguurr!!.

    P.D. Por cierto, el blog ha quedao genial con el cambio de "look" ;).

    ResponderEliminar
  3. A mí también me ha recordado al fenómeno que se presenta en Saturno.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Idefix. El cambio de look es culpa de Óscar, autor de Astronomía en la Red. ^_^

    ResponderEliminar
  5. Por casualidad acabo de encontrar un artículo muy entretenido que explica el teorema que puse arriba (Tma de Brower):

    Peinar la esfera: del remolino de un niño a un ciclón

    Aguur!

    ResponderEliminar
  6. Enseguida lo leo. Muchas gracias por la aportación.

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer el artículo: espectacular la relación de un remolino capilar con la física atmosférica. Muy didáctico. Una vez más, gracias.

    ResponderEliminar
  8. De nada!. Sí, el artículo está chulo... . Según eso el vórtice austral de Venus no es más que un remolino tozudo que no se deja peinar jajajaj!.

    Por lo visto, lo que resulta realmente complicado de explicar en Venus, no es que tenga vortices en los polos, (eso pasa en otros planetas también como Saturno ), sino que los vórtices tengan dos ojos.

    Aguur!!

    ResponderEliminar