jueves, 9 de septiembre de 2010

Un cercano ejemplar galáctico


ESO ha dado a conocer una nueva y espectacular imagen de NGC 300, una galaxia espiral similar a la Vía Láctea ubicada en el cercano conjunto de galaxias conocido como Grupo Escultor. Tomada con el Wide Field Imager (WFI) en el Observatorio La Silla de ESO, en el norte de Chile, con una exposición total de 50 horas, esta imagen revela la estructura de la galaxia en gran detalle. NGC 300 se ubica a unos seis millones de años-luz de distancia y su tamaño aparente en el cielo es equivalente a dos tercios de la Luna llena.
Descubierta originalmente desde Australia por el astrónomo escocés James Dunlop en los comienzos del siglo XIX, NGC 300 es una de las galaxias espirales más cercanas y destacadas de los cielos australes, suficientemente brillante como para ser vista con binoculares. Se ubica en la poco llamativa constelación del Escultor, que posee escasas estrellas brillantes, pero que cobija una colección de galaxias cercanas que forman el Grupo Escultor [1]. Otros miembros de este grupo fotografiados por los telescopios de ESO son NGC 55 , NGC 253 y NGC 7793. Muchas galaxias tienen al menos una leve peculiaridad, pero NGC 300 parece ser notablemente normal. Ello la hace un ejemplar ideal para que los astrónomos estudien la estructura y contenido de galaxias espirales como la nuestra.

Esta imagen obtenida por el Wide Field Imager (WFI) desde el Observatorio La Silla de ESO en el norte de Chile (IV Región), fue compuesta a partir de varias imágenes individuales tomadas a través de una gran gama de diferentes filtros, con una exposición total cercana a las 50 horas. Los datos fueron reunidos en varias noches de observación, abarcando muchos años. El propósito principal de esta amplia campaña observacional era realizar un cuidadoso censo de las estrellas en la galaxia, contando tanto su número como la variedad de estrellas, y marcando zonas, incluso estrellas individuales, que justifiquen investigaciones más profundas y focalizadas. Pero una colección de datos tan rica como ésta tendrá también muchos otros usos en los años venideros. Al observar la galaxia con filtros que aislan la luz proveniente del hidrógeno y el oxígeno, se pueden observar con gran claridad en esta imagen las numerosas zonas de formación estelar, que corresponden a las nubes rojas y rosadas ubicadas en los brazos espirales de NGC 300. Con su enorme campo de visión, de 34 x 24 minutos de arco -similar al tamaño aparente de la Luna llena en el cielo-, WFI es una herramienta ideal para los astrónomos que estudian objetos grandes tales como NGC 300.
NGC 300 también alberga varios otros fenómenos astronómicos interesantes que han sido estudiados con los telescopios de ESO. Un grupo de astrónomos descubrió recientemente el agujero negro de masa estelar más distante y uno de los más masivos que se haya detectado en esta galaxia, como acompañante de una estrella Wolf–Rayet, caliente y luminosa, en un sistema binario. NGC 300 y otra galaxia, NGC 55, están lentamente acercándose y girando entre sí, en una etapa incipiente de un largo proceso de fusión . La mejor estimación de distancia a NGC 300 lograda hasta ahora fue obtenida por astrónomos de la Universidad de Concepción (Chile) y de la Universidad Católica en Santiago (Chile), junto a colegas de Europa y Norteamérica, que utilizaron el Very Large Telescope de ESO en el Observatorio Paranal en el norte de Chile, entre otros.

Enlace original:ESO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada