miércoles, 27 de octubre de 2010

Acuíferos subterráneos podrían haber sido los responsables del agua de Marte


Las imágenes que muestran las naves espaciales que orbitan Marte parecen indicar que el planeta rojo pudo haber tenido alguna vez océanos y lagos. Los investigadores están tratando todavía de averiguar cómo se pudieron formar y desarrollar estas acumulaciones de agua. Una nueva explicación trata de relacionar los acuíferos subterráneos como fuentes del agua de la superficie, que habrían formado en el antiguo suelo marciano cuencas a escala continental.
El agua subterránea emergió a través de una fractura amplia y generalizada, lo que llevó a la formación de los sistemas fluviales, la erosión regional a gran escala,la deposición de sedimentos, y agua estancada duradera en las llanuras septentrionales de Marte.

Alexis J. Palmero Rodríguez, investigador del Instituto de Ciencia Planetaria PSI, ha estado estudiando la región de tierras bajas del norte marciano, encontrando extensos depósitos sedimentarios que se asemejan a las llanuras abisales del fondo de los océanos de la Tierra. También se parecen al suelo de otras cuencas en Marte, donde se cree que se han desarrollado océanos.
El origen de estos depósitos y la formación de lagos y mares en Marte ha sido un tema controvertido en los últimos años. Una teoría planteada es que hubo una liberación repentina de grandes cantidades de agua y los sedimentos de las zonas de la corteza aparentemente colapsaron formando zonas conocidas como "terrenos caóticos." Sin embargo, estas zonas de colapso son raras en Marte, mientras que los llanuras de depósitos están muy extendidas y son muy comunes en los entornos de la gran cuenca, dijo Rodríguez.


El nuevo modelo de Rodriguez basado en las pruebas realizadas en las llanuras del norte del planeta (al sur de Gemini Scopuli en Planum Boreum), no requieren de una descarga repentina y masiva de las aguas subterráneas. En su lugar, aboga por unos vertidos más amplios y más prolongados en el tiempo, que fueron comunes en las llanuras septentrionales de Marte.
"Con el paso del tiempo, las aguas del acuífero fueron disminuyendo, lo que provocó que las llanuras del norte se derrumbaran, creando las colinas ásperas que vemos hoy. Algunas de las mesetas que observamos podrían haber evitado este destino con lo que contendrían un registro de la inmensa actividad geológica que se ha dado en la zona", comenta Rodríguez. "El registro geológico de las zonas montañosas se habría perdido en gran medida a causa del derrumbe".
Este modelo implica que las descargas de aguas subterráneas en Marte pudieron haber sido frecuentes configurando la formación de piscinas de barro, lagos y océanos. Además podrían haber ocurrido en cualquier momento en la historia del planeta, con lo que este fenómeno se habría podido repetir con el paso del tiempo.
Si la vida existió en Marte, podría haber sido traída a la superficie a través de las descargas de estos profundos fluidos. Por lo tanto,de ser así, se podrían hallar los fósiles de estos organismos en algunos de estos estractos sedimentarios.

Más información en el enlace.

2 comentarios:

  1. Hola,

    aquí hay otra noticia muy interesante de Marte,
    http://www.nasa.gov/mission_pages/MRO/news/mro20101031.html

    ResponderEliminar