jueves, 14 de octubre de 2010

Los telescopios MAGIC descubren tres nuevas fuentes de rayos gamma de muy alta energía

La galaxia IC 310 del cúmulo de Perseo, el cuásar 4C +21.35 situado a unos 4.5 mil millones de años luz y la misteriosa fuente 1FGL J2001+435, cuya naturaleza y distancia aún se desconocen, son las tres nuevas fuentes de rayos gamma de muy alta energía detectadas por los telescopios MAGIC de La Palma (Canarias), los más grandes del mundo en su género. Así lo confirma en un comunicado el equipo de 150 físicos europeos que integra la colaboración MAGIC.
Durante sus primeros meses de observación el sistema estéreo MAGIC (Major Atmospheric Gamma-ray Imaging), integrado por dos telescopios gemelos y situado en la isla canaria de La Palma, ya ha descubierto tres nuevas fuentes extragalácticas de rayos gamma de muy alta energía (VHE, sus siglas en inglés). Estos rayos proceden de los fenómenos más energéticos del Universo y ayudan a revelar la naturaleza de los rayos cósmicos.
Las nuevas fuentes son una galaxia llamada IC 310, situada en la parte externa de la región del cúmulo de galaxias Perseo, el cuásar 4C +21.35, un agujero negro supermasivo situado a una distancia de unos 4.5 billones de años luz (una tercera parte del radio del Universo) siendo la tercera fuente de rayos gamma VHE más distante encontrada hasta el momento y, por último, la misteriosa fuente 1FGL J2001+435, cuya distancia y naturaleza permanecen aún desconocidas.

El descubrimiento es fruto de la Colaboración MAGIC, un esfuerzo común de 150 físicos europeos, que inauguró en 2003 el mayor telescopio de rayos VHE del mundo: el telescopio de 17m MAGIC-I. Su objetivo era desvelar la naturaleza y los mecanismos de aceleración y producción de partículas en objetos astronómicos tanto galácticos como extragalácticos, y ha realizado destacados descubrimientos.
Entre otros resultados relevantes, MAGIC-I en solitario descubrió la fuente más distante conocida hasta la fecha de rayos gamma de muy alta energía, a más de cinco mil millones de años-luz de la Tierra, así como el que podría ser el primer microquásar variable a altas energías, la explosión más rápida observada en rayos gamma, y los fotones pulsados de más alta energía procedentes de un púlsar.

El apoyo del gemelo.

En 2008, un segundo telescopio mejorado fue construido a una distancia de 85 metros de MAGIC-I, aumentando su sensibilidad más del doble con respecto al anterior telescopio. MAGIC-II se hizo realidad en 2009 en gran medida gracias al esfuerzo del responsable del proyecto el doctor Florian Goebel del MPI de Munich, quien lamentablemente murió días antes de la primera luz del telescopio.
El segundo telescopio ha convertido MAGIC en el mejor instrumento capaz de cubrir el hueco observacional existente entre satélites y telescopios terrestres. Su alto rendimiento “ha superado las expectativas y mantiene la promesa de descubrimientos que harán hito en la historia de la ciencia”, según sus promotores.
MAGIC fue construido y está operado por científicos de Alemania, España, Italia, Suiza, Polonia, Finlandia, Croacia y Bulgaria. Los investigadores españoles constituyen casi una tercera parte del contingente y han construido partes decisivas de los dos telescopios, como la cámara de MAGIC-I o el sistema de electrónica de lectura de MAGIC-II. En España también se localiza el centro de tratamiento y almacenamiento de datos de los dos telescopios.
Siete instituciones españolas son miembros de MAGIC: el Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC/CSIC), el Instituto de Física de Altas Energías (IFAE), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universidad de Barcelona (UB) y la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Enlace original: SINC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada