martes, 19 de octubre de 2010

Rhea no tiene anillos


Hace dos años, un artículo publicado en Science provocó un gran revuelo en la comunidad científica: Rhea, la segunda luna más grande de Saturno parecía poseer su propio sistema de anillos. La evidencia la proporcionó el instrumento MIMI de la Cassini. Durante el sobrevuelo del 26 de noviembre de 2005, MIMI detectó algo que bloqueaba el flujo de electrones alrededor de Rhea, que mostraban tres huecos a cada lado de la luna. Entonces se pensó que Rhea se encontraba rodeada de un posible sistema de anillos.
Cuando la Cassini sobrevuela las lunas heladas, el instrumento MIMI mide el flujo de electrones a través de la magnetosfera de Saturno. En un sobrevuelo de Tetis, el flujo de electrones fue bloqueado por la mayor parte de la luna, reanudándose cuando la Cassini salió de su sombra. Sin embargo, durante el sobrevuelo del 26 de noviembre de 2005, en un sobrevuelo de Rhea, MIMI detectó una disminución del flujo de electrones dentro de la influencia gravitatoria de Rhea: detectó tres pares de fuertes caídas en el flujo de electrones que podrían indicar la presencia de tres anillos (o arcos de anillos) en órbita alrededor de la luna.

Pero Matt Tiscareno no ha encontrado evidencia de los anillos, a pesar de la existencia de otra prueba que también avalaba  la posibilidad de la existencia de los anillos: una línea de puntos perfectamente alineados en el ecuador de Rhea que podrían ser posibles impactos de un grupo de partículas de los anillos, tal y como aparece en la siguiente imagen.


En la imagen se puede ver una línea de puntos oscuros que atraviesa el 75% del ecuador de Rhea, pequeños puntos que son relativamente brillantes en longitudes de onda ultravioleta, un indicador de que los impactos son recientes. Su coincidencia con el ecuador es inusual y puede indicar el impacto de un anillo de corta duración sobre la superficie de Rhea. Tiscareno explicó que las cámaras de la Cassini han realizado amplios estudios en busca de incluso del más débil de los anillos. Si las partículas de los anillos tuvieran el tamaño adecuado, la Cassini debería haberlas detectado. De hecho,en sobrevuelos posteriores, no se ha visto la firma delatora. Por lo tanto, la conclusión es que no hay anillos en Rhea.


Más información en el enlace.

1 comentario:

  1. Hola!
    Que pena! Sería fabuloso que un satélite tuviese anillos! No perdamos la esperanza.

    Saludos,
    Fran

    ResponderEliminar