domingo, 14 de noviembre de 2010

Átomos-por-la-Paz: Una Colisión Galáctica en Acción


Los astrónomos del Observatorio Europeo Austral han producido una espectacular nueva imagen de la famosa galaxia Átomos por la Paz (NGC 7252). Esta galaxia, formada por la colisión de dos galaxias, proporciona una excelente oportunidad para que los astrónomos estudien cómo las fusiones afectan la evolución del Universo.
Átomos-por-la-Paz es el curioso nombre dado a un par de galaxias en interacción que se están fusionando, ubicadas a unos 220 millones de años-luz de distancia, en la constelación de Acuario. También es conocida como NGC 7252 y Arp 226 y posee el brillo suficientemente para ser observada por astrónomos aficionados como una pequeña mancha tenue y borrosa. Esta fotografía muy profunda fue producida por el instrumento Wide Field Imager de ESO en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO en Chile.
Una colisión de galaxias es uno de los procesos más importantes que influyen en la evolución de nuestro Universo, y su estudio entrega importantes pistas sobre los ancestros galácticos. Afortunadamente, tales colisiones son eventos muy prolongados -duran cientos de millones de años-, ofreciendo a los astrónomos tiempo suficiente para observarlos.
Esta imagen de Átomos-por-la-Paz representa una instantánea de la colisión, con el caos en pleno desarrollo, sobre un rico telón de fondo de galaxias distantes. El resultado de las intrincadas interacciones gravitacionales se puede apreciar en las formas de las colas producidas por corrientes de estrellas, gas y polvo. La fotografía también muestra las increíbles bolsas que se formaron cuando el gas y las estrellas fueron arrancados de las galaxias en colisión, y que ahora envuelven centro conjunto. Si bien mucho material fue eyectado hacia el espacio, otras regiones se comprimieron provocando explosiones de formación de estrellas. El resultado fue la formación de cientos de cúmulos de estrellas muy jóvenes, con edades entre los 50 y los 500 millones de años, que podrían ser, según se especula, los progenitores de cúmulos globulares.
Átomos-por-la-Paz puede ser un presagio del destino de nuestra propia galaxia. Los astrónomos predicen que en tres o cuatro mil millones de años la Vía Láctea y la Galaxia Andrómeda colisionarán, algo similar a lo ocurrido con Átomos-por-la-Paz. Pero no hay temer: la distancia entre estrellas dentro de una galaxia es enorme, por lo que resulta poco probable que nuestro Sol termine en una colisión de frente con otra estrella durante la fusión.
El curioso sobrenombre de este objeto tiene una interesante historia. En diciembre de 1953, el Presidente Eisenhower dio un discurso que se apodó Átomos por la Paz. El tema era la promoción de los usos pacíficos del poder nuclear – un asunto particularmente contingente en aquella época. Este discurso y la conferencia asociada produjeron gran impacto no sólo en la comunidad científica, hasta el punto que NGC 7252 fue bautizada la galaxia Átomos-por-la-Paz. En muchos aspectos, el nombre resulta particularmente apropiado: la curiosa forma que podemos ver es el resultado de dos galaxias fusionándose para producir algo nuevo y grandioso, un poco como lo que ocurre en la fusión nuclear. Más aún, las gigantescas curvas recuerdan al famoso diagrama que ilustra los electrones orbitando un núcleo atómico.

Enlace original: ESO.

1 comentario: