miércoles, 29 de diciembre de 2010

Las Auroras Boreales nunca dejan de sorprender

Las auroras boreales son un increíble espectáculo que nunca dejan de sorprender.
El astrofotógrafo islandés Kristjan Unnar Kristjansson, conocido también como "Kiddi", lleva nueve años capturando estos fenómenos desde su tierra natal, Reykjavik.
"Estas son algunas de mis fotos favoritas de Auroras Boreales que he tomado en los últimos años", dijo el astrofotógrafo de 31 años de edad.

La luces del Norte en el fiordo Hvalfjorour en Akranes, cerca de Reykjavik, cambian el aspecto del paisaje por completo.


Aurora Boreal sobre un club de golf. En la distancia se encuentra el faro de la Primera Guerra Mundial, en Seltjarnes.


"No hay palabras para describir adecuadamente la experiencia. Aunque las he visto una y otra vez a lo largo de mi vida, sigo sintiéndome impresionantemente inspirado y pasmado cada vez que aparecen."
También conocidas como las luces polares norte y sur, estas luces naturales se rigen por las tormentas del Sol y se observan generalmente durante la noche.
En las latitudes del norte, el efecto es conocido como la aurora boreal, el nombre de la diosa romana del amanecer, Aurora, y el nombre griego del viento del norte, Bóreas.
Utilizando cámaras de alta sensibilidad - y mucha paciencia - Kristjan ha ido a extremos extraordinarios para capturar las imágenes.
"Es muy difícil su captura, ya que se requieren lentes luminosas, cámaras altamente fotosensibles, ropa de abrigo y un montón de suerte", dijo Reikiavik.

Muy cerca del fiordo de Hvalfjorour en Akranes.

"Las palabras no pueden describir la experiencia": comenta Kiddi Kristjan con las luces del norte en el fondo.
"Las linternas son imprescindibles, sobre todo cuando no hay luz lunar, ya que la noche puede ser de tono negro. Yo no creo que nadie haya capturado una buena fotografía de una aurora en su primer intento e incluso en su segundo. Procuro que las imágenes contengan a personas y paisajes para darles autenticidad, escala y valor"
Kristjan, en ocasiones viaja fuera de Reykjavik con el fin de obtener las mejores imágenes. Viaja con un amigo o dos alejándose de la polución lumínica. "En total, yo calculo que he conducido alrededor de 10.000-15.000 kilómetros, en busca de auroras."

En el fiordo Hvalfjorour los fotógrafos esperan pacientemente mientras sus cámaras digitales recogen la luz en Mosfellsaer.
Para Kristjan no hay otro fenómeno natural equivalente a las auroras boreales. "Recomiendo que todo el mundo trate de visitar Islandia, Noruega, Groenlandia, Alaska o cualquier otro país de latitud norte para este propósito. Las auroras boreales son algo especial ", dijo.
Las auroras están con nosotros todo el año. En Islandia, en verano siempre es de día, por lo que no somos capaces de verlas.
"Las auroras se rigen por las tormentas del Sol, que han sido pocas y pequeñas en los últimos años. El último pico fue en 2001, y el próximo pico se espera  entre el 2013 y el 2015. Puedo decir que son cada vez más fuertes al observar su color," dice Kristjan. "Por lo general, las auroras sólo son verdes y rosas, pero ahora estamos viendo tonos rojos claros. No puedo esperar hasta que mi siguiente viaje. "


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada