lunes, 27 de diciembre de 2010

Una luna del tamaño de Titán fue el origen de los anillos de Saturno

Una nueva teoría propone que los majestuosos anillos de Saturno son los restos de una luna que desaparecieron hace mucho tiempo y que fue despojada de su capa externa de hielo antes de que su corazón rocoso se sumergiera en el planeta. Los fragmentos de hielo rodearon al segundo planeta del Sistema Solar formando los conocidos anillos, y que hoy en día tienen efectos sobre las lunas que habitan en las órbitas cercanas.
Robin Canup, científico planetario del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado, comenta: "Esta teoría no sólo explica la corriente del anillo, sino el motivo por el que las lunas interiores son ricas en hielo".

El origen de los anillos de Saturno, ha desconcertado a los científicos profesionales. Las primeras ideas acerca de cómo se formaron los anillos se basaban en dos teorías: ya sea por una pequeña luna que cayó intacta en el planeta y se hizo añicos, o por un cometa que chocó contra la luna, y la fragmentó en los pedazos que constituyen los anillos. El problema es que en ambos escenarios se producía una mezcla igual de roca y hielo en los anillos de Saturno, y sabemos que el hielo constituye cerca del 95 por ciento de los anillos conocidos.
Canup estudió el periodo posterior a la formación de los planetas del Sistema Solar, hace unos 4.5 mil millones de años. En un estudio anterior demostró que las lunas que se formaron alrededor de los recién nacidos gigantes gaseosos fueron ganando masa hasta que sufrieron una desestabilización en sus órbitas,lo que las llevaría a chocar contra el planeta. Las lunas no estabilizaron sus órbitas hasta que dejaron de crecer debido a la consuminción de todo el gas y el polvo que rodeaba a Saturno.
En el nuevo estudio, Canup calcula que una luna del tamaño de Titán - el satélite más grande de Saturno con unos 5.000 kilómetros de diámetro - comenzó a separarse en capas, que emigraron hacia su interior. Las fuerzas de marea generadas por Saturno podrían haber causado que gran parte de hielo de la luna se fundiese y luego volviese a congelarse como un manto exterior. Como la luna se internó espiralmente en el planeta, los cálculos de Canup muestran que la capa de hielo se desprendió para formar los anillos.
Una luna tan grande habría producido varios anillos de mayor magnitud a los que vemos hoy, dice Canup. Eso, a su vez, han proporcionado una fuente de hielo para las lunas nuevas y pequeñas generadas en el borde de los anillos exteriores, incluida Tetis, con 1.000 kilómetros de diámetro, mientras que las lunas más alejadas del planeta contienen más roca.
"Una vez que lo oyes, es una idea muy simple", dice Canup. "Pero nadie estaba encaminado a pensar en la pérdida de un satélite como Titán. Esa fue la ruptura conceptual. "
"Es una gran teoría", está de acuerdo Lucas Dones, también del Instituto de Investigación del Suroeste, que ha trabajado en la teoría del origen cometario de los anillos. "Nunca se me ocurrió que los anillos podrían ser mucho más masivos en un pasado de lo que son ahora."
Otro estudio reciente apoya la idea de que los anillos de hoy son los restos de enormes anillos antiguos de hielo puro. Larry Esposito, un científico planetario de la Universidad de Colorado en Boulder, calcula que los anillos más grandes tienen menos probabilidades de ser contaminados por el polvo, y por lo tanto podrían ser tan prístino como aparecen hoy, incluso después de 4.5 mil millones de años.
Algunas preguntas aún persisten sobre el modelo de Canup, dice Dones, como el por qué algunas de las lunas heladas interiores de Saturno tienen más de roca que otras.
La teoría se pondrá a prueba en el 2017, cuando la misión de la NASA Cassini termine su gran gira a Saturno, momento en el que realizará las mejores mediciones de la masa de los anillos. Los investigadores podrán utilizar estos datos para conocer mejor la evolución de los anillos de Saturno a lo largo del tiempo.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada