martes, 11 de enero de 2011

El agua de la Luna es diferente de la terrestre

Investigadores de la Universidad de Tennessee, Knoxville, trabajan en descubrir el origen del agua lunar.
Larry Taylor, un distinguido profesor en el Departamento de Ciencias Terrestres y Planetarias, fue uno de los científicos que el año pasado descubrió restos de agua en la Luna. Este descubrimiento desacreditó la creencia mantenida desde que el Apolo trajo las primeras rocas lunares, de que la Luna estaba seca. Entonces se descubrió que la cantidad de agua en nuestro satélite era considerable.
Ahora, Taylor y un equipo de investigadores han determinado que el agua lunar puede tener su origen en los cometas que impactaron en la Luna tras su formación.
Taylor y sus colegas realizaron su estudio mediante el análisis de las rocas traídas de la misión Apolo. Usó la espectrometría de masas de iones secundarios, y midieron en las muestras las "firmas de agua", que cuentan el posible origen del agua, e hizo el sorprendente descubrimiento de que el agua de la Tierra y la Luna son diferentes.
"Este descubrimiento nos obliga a volver al punto de partida del origen de la Tierra y de la Luna", dijo Taylor. "Antes de nuestra investigación, pensábamos que la Tierra y la Luna tuvieron los mismos materiales volátiles después del impacto gigante que formó nuestro satélite, sólo que en muy diferentes cantidades. Nuestro trabajo saca a la luz otro componente en la formación de la Luna que no había sido anticipado: Cometas".

Los científicos creen que la Luna se formó por un impacto gigantesco que sufrió la Tierra naciente con un objeto del tamaño de Marte llamado Theia, lo que provocó una gran explosión hacia afuera que arrojó material de nuestro planeta que posteriormente se agregó para crear la Luna. El artículo de Taylor explica que hubo un gran flujo de cometas, o "icebergs sucios," golpeando a la Tierra y a la Luna en aquel periodo. La Tierra ya tenía mucha agua por lo que su composición no varió mucho. Sin embargo, la Luna, estando completamente seca, adquirió gran parte de su abastecimiento de agua de estos cometas.
La investigación de Taylor muestra que el agua ha estado presente a lo largo de toda la historia de la Luna, procedente tanto de la formación original de nuestro satélite, como adquirida posteriormente por los cometas.
"El agua que estamos viendo es interna", dijo Taylor. "Fue puesta en la Luna durante su formación inicial, cuando los materiales de los cometas se añadieron en pequeñas cantidades pero significativas."
Para ser precisos, el agua lunar que se ha encontrado no consiste en "agua" - la molécula de H2O, tal y como la conocemos en la Tierra. Por el contrario, contiene los ingredientes para la formación del agua - hidrógeno y oxígeno - que cuando las rocas se calientan, se liberan para crear agua. La existencia de hidrógeno y oxígeno - agua - en la Luna, literalmente, puede servir como una plataforma de lanzamiento para la exploración espacial.
"Esta agua podría permitir que la Luna sea una estación de gasolina en el cielo", dijo Taylor. "Las Naves Espaciales utilizan hasta el 85 por ciento de su combustible en escapar de la gravedad de la Tierra. Esto significa que la Luna puede actuar como un trampolín hacia otros planetas como Marte. "

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada