martes, 12 de abril de 2011

Dos estrellas muertas renacerán en una


Las enanas blancas son estrellas muertas del tamaño de nuestro planeta. Pero ahora los astrónomos han descubierto una pareja de enanas blancas girando alrededor una de la otra cada 39 minutos, siendo el sistema binario con el periodo más corto hasta ahora conocido. Estas dos estrellas están destinadas a chocar y a fusionarse en un sólo astro en unos pocos millones de años.
"Estas estrellas ya han vivido una vida completa", dijo el astrónomo del Smithsonian, Mukremin Kilic, autor principal del artículo que anuncia el descubrimiento. Cuando se fusionen este astro renacerá y vivirá una segunda vida.
De las 100 mil millones de estrellas de la Vía Láctea, sólo un puñado constituyen enanas blancas binarias en proceso de fusión. La mayoría de estas parejas han sido encontradas por Kilic y sus colegas.

El sistema binario recientemente descubierto y denominado SDSS J010657.39-100003.3 se encuentra a unos 7.800 años luz de distancia en la constelación de Cetus. Se compone de dos enanas blancas, una estrella visible y una compañera invisible, cuya presencia es delatada por el movimiento de la estrella visible. La enana blanca visible pesa alrededor de un 17 por ciento más que el Sol , mientras que la enana blanca más pequeña pesa un 43 por ciento como mucho respecto a su compañera. Los astrónomos creen que ambas están constituidas de helio.
Las dos enanas blancas orbitan mutuamente a una distancia de 140.000 millas - menos que la distancia entre la Tierra y la Luna, a una velocidad de 270 kilómetros por segundo, completando una órbita en sólo 39 minutos.
El destino de estas estrellas ya está sellado. Debido a su cercanía, el espacio-tiempo a su alrededor se ve alterado creando ondas gravitatorias que se llevan la energía gravitacional del sistema, provocando que las estrellas se aproximen cada vez más. En cerca de 37 millones de años, chocarán y se fusionarán.
Cuando algunas enanas blancas chocan, producen supernovas. Sin embargo, esta pareja no es lo suficientemente pesada como para producir tal evento porque ambas deberían pesar más que el 40 por ciento que nuestro Sol. En cambio, experimentarán una segunda vida. El remanente resultante de la fusión de helio comenzará de nuevo la fusión y brillará como una estrella normal, una vez más.
Esta enana blanca binaria fue descubierta como parte de un programa que se realiza el Observatorio MMT en Mount Hopkins, Arizona. La encuesta ha descubierto una docena de pares de enanas blancas. La mitad podrían fusionarse,mientras que la otra mitad podrían explotar como supernovas en un futuro astronómicamente cercano.
Estudiar los distintos tipos de estrellas que existen y los procesos que les afectan pueden ayudar a los astrobiólogos determinar qué estrellas tienen más probabilidades de acogida de planetas habitables.

Más información en el enlace.

1 comentario:

  1. Hola!

    Un posible nuevo camino a explorar en la evolución estelar.

    Saludos,

    Fran

    ResponderEliminar