lunes, 18 de abril de 2011

¿Tienen Ceres y Vesta lunas?

Vesta, Ceres y la Luna
Desde que la misión Galileo descubrió en 1993 a Dactyl, el pequeño satélite del asteroide Ida (fotografía de la izquierda), se han encontrado muchos asteroides binarios e incluso unos pocos triples. Por lo que es razonable suponer que dos de los mayores asteroides, Ceres y Vesta también podrían tener sus lunas. De hecho, dado su tamaño,Ceres ha sido catalogado como planeta enano. Sin embargo, tras una serie de estudios e investigaciones realizadas por diversos científicos, aún no se ha podido constatar la existencia de tales objetos.
El telescopio espacial Hubble ha permitido obtener imágenes de gran resolución de Ceres, por lo que podría haber detectado lunas por debajo de su límite de Roche (la distancia mínima que puede soportar un objeto, que mantiene su estructura únicamente por su propia gravedad y que orbita un cuerpo masivo, sin comenzar a desintegrarse debido a las fuerzas de marea que genera el objeto principal). Y lo datos del Palomar han podido extender esta búsqueda más allá de la esfera de Hill (la esfera de influencia gravitacional de un cuerpo celeste sometido a la gravedad de otro cuerpo de más masa alrededor del cual orbita), sin éxito. Los científicos han concluido que Ceres no posee ningún satélite de diámetro superior a 1 ó 2 kilómetros. Si asteroides mucho más pequeños poseen satélites, ¿por que Ceres, un planeta enano, no?


Los investigadores ofrecen una explicación especulativa. Se cree que las lunas de los asteroides suelen tener su origen en los materiales desprendidos por el asteroide principal cuando éstos son golpeados por otros cuerpos. Ceres tiene una composición rica en hielo, sin embargo orbita al Sol dentro de la "línea de nieve", la región donde el calor solar puede provocar que la temperatura sea lo suficientemente caliente como para vaporizar el hielo. Luego, cualquier material desprendido por la superficie de Ceres probablemente no sobreviviría mucho tiempo ya que sería vaporizado bajo la embestida de la radiación solar.
Vesta
¿Y qué ocurre en el caso de Vesta? Una investigación llevada a cabo por Lucy McFadden en 2009 tampoco encontró evidencias de la existencia de ningún satélite.

2 comentarios: