lunes, 27 de junio de 2011

La LRO nos muestra una Luna nunca vista antes

La Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) ha cambiado para siempre nuestra visión de la Luna, ya que nos muestra todo el globo con un detalle sin precedentes.
Este nuevo retrato ha sido elaborado con los datos aportados por los siete instrumentos a bordo de la LRO, que en conjunto han entregado más de 192 terabytes de datos, lo que equivale a 41.000 DVDs típicos. "este es un gran logro",comenta Douglas Cooke, administrador asociado del Directorio de Misiones de Sistemas de Exploración de la NASA, Washington.
El principal objetivo de la misión era permitir una exploración segura y efectiva de la Luna, utilizando para ello los mejores recursos que la ciencia puede ofrecer. Michael Wargo comenta que estos datos han cambiado nuestra comprensión científica de la Luna.
Las imágenes topográficas de la luna ofrecidas por LOLA nos dan tres puntos de vista complementarios de la cara visible de nuestro satélite: los contornos del paisaje o topografía (izquierda), mapas de los valores de la pendiente de la superficie (media), y la rugosidad de la fotografía (derecha). Los tres puntos de vista se han centrado en la imagen en el cráter de impacto Tycho. La magnitud de la pendiente indica la inclinación del terreno, mientras que la rugosidad indica la presencia de grandes bloques, los cuales son importantes para las operaciones de superficie. 



Los investigadores han utilizado los primeros datos de LOLA para crear un conjunto de mapas completo de la rugosidad de la superficie de la Luna. Estas asperezas pueden revelar la edad de nuestro satélite. Al observar dónde y cómo se han producido los cambios de rugosidad, los investigadores pueden obtener pistas sobre el proceso de formación de nuestro satélite.
Los datos de LRO y LOLA también permiten conocer el lado oculto de la Luna al mismo nivel que la cara visible.
En las regiones polares existen cráteres profundos inmersos en sombras que pueden almacenas compuestos volátiles como el hielo de agua. De hecho, cerca de uno de estos cráteres es donde se ha encontrado el punto más frío del Sistema Solar. En las proximidades del cráter Hermite se han medido temperaturas de -248 ºC. Se están estudiando también las zonas en las que incide el Sol prácticamente todo el año, ya que nuestra estrella es otro recurso necesario en la Luna.
A pesar de que anteriores misiones también tomaron imágenes de la Luna, la nitidez de las imágenes transmitidas por la LROC permiten distinguir detalles nunca antes vistos. "Con esta resolución, la LRO fácilmente podría detectar una mesa de picnic en la Luna ", dijo el científico del proyecto LRO Richard Vondrak, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada