viernes, 15 de julio de 2011

Nuevas imágenes directas del sistema exoplanetario HR 8799


A finales del año pasado, usando el telescopio Keck II, los astrónomos publicaron la primera imagen directa de un sistema planetario, incluyendo cuatro planetas. Estos planetas giraban alrededor de la estrella HR 8799 y fueron capturados en la región del infrarrojo cercano del espectro. Desde entonces el equipo ha recopilado datos con el mismo telescopio, extendiéndose en el rango espectral en la porción del infrarrojo medio del espectro.
Las nuevas imágenes son importantes para los astrónomos porque proporcionan una comprensión más completa de la distribución de la radiación que emiten los planetas. Esto se puede comparar con los modelos de formación planetaria, permitiendo que estos planetas jóvenes actúen como banco de pruebas. Comparando con modelos anteriores, se ha sugerido que estos planetas tienen atmósferas jóvenes y polvorientas, sin la presencia de metano y otras moléculas absorbentes comunes.
El equipo espera que las nuevas observaciones ayuden a distinguir entre los distintos modelos que explican esta deficiencia de metano. Desafortunadamente, lograr buenas observaciones en esta región del espectro es un reto. En particular, en el telescopio Keck, el diseño del propio telescopio hace que partes del instrumento emitan en el infrarrojo, enmascarando las señales débiles de los planetas.



Para llevar a cabo estas observaciones, el equipo de investigadores desarrolló una nueva técnica que permite la eliminación del ruido instrumental no deseado, siendo este método unas nueve veces más eficaz que los anteriormente empleados. Para ello, trasladaron el telescopio ligeramente entre las imágenes, permitiendo que los patrones de interferencia varíen entre las exposiciones, resultando así más evidentes y más fáciles de eliminar.
Cuando los resultados fueron analizados y comparados con los modelos, el equipo encontró que estaban de acuerdo con las predicciones de la evolución planetaria de los planetas c y d. Sin embargo, para el planeta b, los modelos predijeron un planeta con un radio que sería demasiado pequeño para dar cuenta de la luminosidad observada.
Con observaciones adicionales futuras, el equipo espera obtener más resultados sobre las atmósferas de estos planetas.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada