martes, 20 de septiembre de 2011

Las Dracónidas

Las Dracónidas son una lluvia de meteoros procedentes del cometa 21P/Giacobini-Zinner. Son llamadas así porque el origen aparente de su radiante se sitúa en la constelación del Dragón.
En 1933 y 1946 se observaron tormentas de miles de meteoros por hora. Para este año también se espera una espectacular actividad, de unos centenares de meteoros por hora, según un estudio de Danielle Moser. Otros modelos, sin embargo predicen una THZ de solamente 20 meteoros por hora. Además, hay que tener en cuenta que la Luna, en un 85% iluminada, impedirá la apreciación de los meteoros más débiles.
A pesar de que muchas predicciones son más bien pesimistas, con la esperanza de que este año se produzca una lluvia apreciable, se va a organizar una Campaña Internacional de Observación de las Dracónidas promovida desde la IMCCE.
Las lluvias de meteoros se producen cuando un cometa, al acercarse al Sol, sufre un calentamiento debido al viento solar, que derrite el hielo presente el la superficie del núcleo cometario, produciéndose una sublimación de los materiales presentes.
Ello produce que la presión provocada por los gases eyecten pequeñas partículas con la suficiente energía como para eludir el campo gravitatorio del cometa. Entonces estas partículas vagarán, a modo de nube de partículas, alrededor del Sol en una órbita similar a la del cometa del que proceden. Entonces, nuestro planeta,en su órbita alrededor del Sol, choca contra estas partículas.
Al entrar un meteoro en la atmósfera terrestre, se observa un trazo luminoso llamado estrella fugaz o meteoro. Este efecto luminoso está producido por la ionización de la atmósfera que genera la partícula. La mayor parte de meteoros tienen el tamaño de granos de arena y se desintegran a unos 80 o 100 kilómetros de altura.
Las Dracónidas alcanzarán su máxima actividad la noche del 8 al 9 de octubre entre las 19 y las 22 horas TUC . Para aquellos que os animéis a observarlas no olvidéis llevar ropa de abrigo.



1 comentario:

  1. Hola Verónica,

    A ver si se porta el tiempo y se pueden observar. Con el verano loco que hemos tenido ha sido imposible observar nada.

    Saludos,

    Fran

    ResponderEliminar