viernes, 4 de noviembre de 2011

Aumenta la evidencia de que los agujeros negros devoren asteroides y planetas procedentes de su propio sistema planetario

Los astrofísicos debaten estos días si el agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia puede provocar que asteroides y planetas sean devorados por él en una muerte segura.
En el centro de nuestra galaxia se encuentra un agujero negro supermasivo, que cuenta con un millón de veces la masa del Sol. Denominado Sagitario A, o Sgr A, este agujero negro es poco activo en comparación con los observados en los núcleos de otras galaxias.
Pero los astrofísicos están de acuerdo en que esta pasividad es temporal. El centro de la Vía Láctea está repleto de estrellas, por lo que los científicos piensan que aproximadamente cada 100.000 años, Sgr A emite un espectacular despliegue de fuegos artificiales galácticos de rayos X y otras frecuencias tras engullir alguna de las estrellas de su alrededor. De hecho, el mes pasado, se observó la evidencia de un brote que se produjo unos pocos cientos de años atrás.
Actualmente, las emisiones de Sgr A, son diminutos destellos de rayos X y luz infrarroja con unas órdenes de magnitud muy inferiores a las que causaría la muerte de una estrella al ser devorada. Sin embargo, estas emisiones siguen siendo hasta 100 veces más brillantes que las emisiones de fondo de Sgr A. Esto plantea una pregunta obvia. ¿Qué causa estas emisiones?
Kastytis Zubovas, de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, dice haber dado con la respuesta a esta pregunta. Estas emisiones, comenta, son pequeñas bengalas producto de la muerte de planetas y asteroides que caen a Sgr A.

toro geométrico
Los astrónomos creen que los agujeros negros estarían rodeados de una nube en forma de toro compuesta de polvo y gas. Este material probablemente tenga su origen en los restos de las estrellas que el agujero negro ha devorado.
En muchos sentidos, estas nubes serían similares a los discos protoplanetarios que se forman en las estrellas emergentes. Y como en estos discos es precisamente donde se forman los planetas y los asteroides, los astrónomos creen que este mismo proceso podría ocurrir en torno a los agujeros negros.
En consecuencia, los agujeros negros podrían poseer también un sistema planetario a su alrededor con sus correspondientes planetas, asteroides y estructuras similares a la nube de Oort de nuestro Sistema Solar.
Cada vez que estos sistemas se ven perturbados, tal vez por la muerte de una estrella, puede causar que asteroides, cometas o planetas, pertenecientes a este disco, se precipiten al agujero negro, causando las emisiones que hoy observamos en Sgr A.
Zubovas ha calculado la energía que se produciría en este proceso y sus resultados coinciden con lo observado en el agujero negro supermasivo de nuestra galaxia, para asteroides de 10 kilómetros de diámetro y mayores. Los planetas también podrían pasar por este proceso, pero Zubovas opina que sería un suceso tan esporádico como la muerte de una estrella.
Si esta teoría es cierta, los astrónomos deberían revisar los alrededores de los agujeros negros con otra perspectiva. El tamaño y la frecuencia de los destellos emitidos indicaría la masa y la distribución de los asteroides situados alrededor de Sgr A, tal vez, revelando la complejidad y la riqueza de una de las regiones más exóticas de nuestra galaxia.



Más información en el enlace.

2 comentarios:

  1. ¿Podría haber vida entonces cerca de estos agujeros? Sea como sea a nadie le gustaría estar allí jejej.
    Una pregunta, he visto numerosos documentales que hablan sobre agujeros negros y no tengo claro cómo se vería este: en algunos lo representan como una esfera (algo parecido a una estrella pero negra), y en otros como una especie de remolino en el espacio que absorbe el gas, etc...
    Ya se que no se ha visto directamente ninguno, pero ¿se sabe cuál sería la apariencia si lo pudiéramos observar de cerca?

    ResponderEliminar
  2. No creo que sea posible la existencia de vida en esas regiones. Las condiciones serían muy extremas.
    A tu pregunta de la apariencia de un agujero negro te respondo en un post. Pero añado que las dos imágenes que indicas son correctas. El remolino al que te refieres es el disco de acreción que rodea al agujero negro, que en sí es como una estrella negra. Hay otras representaciones cónicas de agujeros negros que lo que en realidad indican es la distorsión del espacio-tiempo que producen.
    Aún así recuerda que los agujeros negros no emiten luz, por lo que por mucho que nos acerquemos no podemos verlos, sólo sentir su influencia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar