lunes, 28 de noviembre de 2011

Despega Curiosity, el vehículo explorador de Marte

La NASA comenzó un viaje histórico hacia Marte con el lanzamiento, el 26 de noviembre, del Laboratorio Científico de Marte (Mars Science Laboratory o MSL, por su sigla en idioma inglés), el cual transporta un explorador, del tamaño de un automóvil, llamado Curiosity (Curiosidad, en idioma español). El despegue desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, a bordo del cohete Atlas V, se llevó a cabo a las 10:02 de la mañana, hora oficial del Este (7:02 de la mañana, hora oficial del Pacífico).
"Estamos muy entusiasmados por enviar el laboratorio científico más avanzado del mundo a Marte", dijo Charles Bolden, quien es el administrador de la NASA. "El MSL nos dirá las cosas fundamentales que necesitamos saber sobre Marte y, mientras avanza en sus actividades científicas, nosotros estaremos trabajando en las capacidades con las que debemos contar para una misión futura con seres humanos al Planeta Rojo y a otros destinos donde nunca hemos estado".
La misión será pionera en una tecnología de aterrizaje de precisión y en un aterrizaje mediante un sistema de grúa, cuyo propósito será colocar a Curiosity cerca del pie de una montaña, en el interior del cráter Gale, el 6 de agosto del año 2012. Durante una importante misión que llevará aproximadamente dos años, después del lanzamiento, el explorador investigará si la región alguna vez ofreció condiciones favorables para el desarrollo de vida microbiana, incluyendo a los componentes químicos fundamentales para la existencia de la vida.
"El vehículo de lanzamiento nos ha dado una gran inyección en nuestra trayectoria, y estamos camino a Marte", dijo Peter Theisinger, quien es el director del proyecto del Laboratorio Científico de Marte, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, en Pasadena, California. "La nave espacial está comunicada y se encuentra térmicamente estable y con energía positiva".

El Atlas V inicialmente transportó a la nave espacial hacia la órbita de la Tierra y luego, con un segundo impulso de la fase superior del vehículo, la colocó fuera de la órbita de la Tierra, en un viaje de 567 millones de kilómetros (352 millones de millas) hacia Marte.
"Nuestra primera maniobra de corrección de la trayectoria tendrá lugar en aproximadamente dos semanas", expresó Theisinger. "Realizaremos controles de los instrumentos luego, en las próximas semanas, y continuaremos con meticulosos preparativos para el aterrizaje en Marte y también para las operaciones que llevaremos a cabo en la superficie".
Los ambiciosos objetivos científicos de Curiosity se encuentran entre las muchas diferencias que tiene la misión con los anteriores exploradores de Marte. El vehículo utilizará un taladro y una pala, colocados en el extremo de su brazo robot, con el fin de recolectar suelo y muestras de polvo del interior de las rocas. Luego, tamizará y formará parcelas con estas muestras y las colocará en instrumentos analíticos de laboratorio ubicados dentro del explorador. Curiosity transporta 10 instrumentos científicos con una masa total que es 15 veces más grande que la carga útil de los instrumentos científicos que hay en los vehículos exploradores de Marte Spirit (Espíritu, en idioma español) y Opportunity (Oportunidad, en idioma español). Algunas de las herramientas son las primeras de su clase en Marte; por ejemplo, un instrumento para lanzar rayos láser, el cual se usa para conocer la composición elemental de las rocas a distancia, y un instrumento destinado a la difracción de rayos X, el cual sirve para la identificación definitiva de minerales en las muestras de polvo.
Para poder transportar y soportar su carga científica, Curiosity es dos veces más largo y cinco veces más pesado que los vehículos exploradores Spirit u Opportunity. Debido a su masa de una tonelada, Curiosity es demasiado pesado como para utilizar bolsas de aire para amortiguar su aterrizaje; cosa que sí pudieron usar los anteriores exploradores de Marte. Parte de la nave espacial que transporta al Laboratorio Científico de Marte es un módulo de descenso impulsado mediante un cohete, el cual hará descender al vehículo explorador sobre cuerdas a medida que los motores del cohete controlan la velocidad del descenso.
El sitio de aterrizaje de la misión ofrece a Curiosity la posibilidad de trasladarse hacia capas de la montaña que se encuentran dentro del cráter Gale. A través de las observaciones llevadas a cabo desde la órbita, se ha podido identificar arcilla y minerales de sulfato en las capas más bajas, lo cual indica que en el pasado hubo humedad.
Las maniobras destinadas a efectuar un aterrizaje preciso a medida que la nave espacial vuela a través de la atmósfera marciana, antes de abrir su paracaídas, hacen que Gale sea un objetivo seguro para la primera vez que este explorador se posa en Marte. Esta innovación reduce el área tomada como objetivo a menos de un cuarto del tamaño que tenían los objetivos de aterrizaje previos en Marte. Sin eso, el terreno desparejo de los bordes del objetivo de Curiosity haría que el sitio fuera descartado debido a su peligrosidad.
Las innovaciones llevadas a cabo con el fin de hacer aterrizar una nave espacial más pesada con mayor precisión forman parte de los pasos del desarrollo de la tecnología necesaria para futuras misiones a Marte con seres humanos. Además, Curiosity transporta un instrumento que se utiliza para monitorizar el ambiente de radiación natural de Marte, lo que constituye una información importante para el diseño de futuras misiones a Marte que protejan la salud de los astronautas.


Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada