miércoles, 16 de noviembre de 2011

Explorando la atmósfera del exoplaneta WASP-14b

Descubierto por primera vez en 2008, WASP-14b es un exoplaneta interesante. Es aproximadamente siete veces más masivo que Júpiter, pero sólo el 30% más grande, por lo que es el más denso entre los exoplanetas conocidos. Recientemente, fue objeto de observaciones con el telescopio espacial Spitzer, que fue capaz de recoger la radiación infrarroja emitida por el planeta lo que está dando a los astrónomos nuevas pistas sobre cómo son las atmósferas de los Júpiter calientes, en contradicción con las expectativas basadas en las observaciones de otras atmósferas de exoplanetas.
Las imágenes del sistema fueron tomadas por un equipo de astrónomos liderados por Jasmina Blecic y Harrington Joseph de la Universidad de Florida Central. El equipo tomó imágenes usando tres filtros, lo que les permitió analizar la luz en longitudes de onda específicas. El brillo en cada una se comparó con las predicciones hechas por los modelos de atmósferas que incluyen moléculas como H2O, CO, CH4, dióxido de titanio, y VO, así como más gases atmosféricos típicos como hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Aunque la cantidad de filtros utilizados nos permiten al equipo que sus resultados coincidan con un modelo específico de manera concluyente, fueron capaces de descartar con seguridad algunas posibles características. En particular, las presencia de una capa en la atmósfera que cambia bruscamente de temperatura en las regiones directamente a su alrededor, que se conoce como "capa de inversión térmica". Esta es una gran sorpresa, ya que las observaciones de otros Júpiter calientes han mostrado evidencias de una capa si las atmósferas contienen dióxido de titanio o VO, las moléculas que filtran la luz visible. Si estuvieran presentes a una altura específica, entonces generarían una capa en la que la temperatura cambiaría brúscamente. La falta de esta capa apoya un estudio de 2009 que sugería que tales moléculas pesadas se asientan en la atmósfera y no son las responsables de las capas de inversión térmica. Pero esto deja a los astrónomos una pregunta: Si las moléculas no son la causa, entonces ¿cuál es?
El equipo también encontró que el planeta era más brillante de lo esperado lo que sugiere que no es capaz de redistribuir el calor como se ha encontrado en algunos otros exoplanetas. El equipo también confirmó que el planeta tiene una órbita elíptica, lo que puede ser debido a la presencia de una interacción con otro planeta, lo que habría colocado a WASP-14b en su órbita actual.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada