lunes, 21 de noviembre de 2011

Nueva investigación sobre el origen de las estrellas fugitivas

Nuevas simulaciones sugieren que las estrellas fugitivas son astros marginados de los sistemas binarios. Durante medio siglo, los astrónomos han estado perplejos con la naturaleza de las estrellas fugitivas, grandes monstruos que viajan alrededor de las galaxias a unos treinta kilómetros por segundo, sin razón aparente. En un artículo publicado por Science, los astrofísicos Michiko S. Fujii y Simon Portegies Zwart describen la forma en la que creen que las grandes estrellas obtienen su velocidad como resultado de haber sido arrojadas fuera de los acoplamientos de estrellas binarias existentes en los centros de los cúmulos de estrellas.
Los científicos sugieren que en ocasiones, algunas grandes estrellas se mueven lo suficientemente cerca de sistemas binarios, dejándose embaucar por su campo gravitatorio, lo que genera un estado de desequilibrio en el nuevo trío estelar. Después de algún tiempo, como resultado de la acumulación de energía creada entre los tres astros, la gran estrella es expulsada del grupo, y es enviada a toda velocidad hacia el espacio, convirtiéndose en una estrella fugitiva.

Estas estrella han llamado la atención de los científicos porque viajan mucho más rápido que los astros a su alrededor. Las estrellas de la Vía Láctea se mueven aproximadamente a cinco kilómetros por segundo. Antes de esta investigación, algunos astrónomos pensaban que estas estrellas alcanzaban su velocidad al ser golpeadas por las ondas de choque procedentes de una explosión como la de una supernova.
Para respaldar su teoría, Fujii y Zwart elaboraron una simulación informática de los cúmulos de estrellas y descubrieron que con el tiempo, en cada grupo, las estrellas binarias acababan atrayendo a otras estrellas, que finalmente son expulsadas. Los investigadores creen que esto demuestra que la mayoría, o todas las estrellas fugitivas, tienen su origen en un sistema binario del que fueron expulsadas.
Esta nueva idea surgió a partir del descubrimiento de dos estrellas fugitivas el pasado año alejándose rápidamente de un grupo de estrellas. En el grupo estelar no había evidencias de explosiones dada la edad de las estrellas presentes.
En cualquier caso, con el tiempo se puede probar esta teoría estudiando las trayectorias de las estrellas fugitivas localizadas hasta ahora para ver si proceden de sistemas binarios.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada