miércoles, 21 de diciembre de 2011

Las galaxias enanas ultracompactas son en realidad grupos brillantes de estrellas


Astronomy & Astrophysics publica los resultados de una investigación sobre el número de galaxias enanas ultracompactas (UCD) que se encuentran el los cúmulos de galaxias cercanos. Los UCD fueron reconocidos como una clase de población estelar diferentes a las agrupaciones estelares hace una década. Pero siguen siendo unos objetos misteriosos que se caracterizan por su morfología compacta (30-300 años luz de tamaño) y su alta masa (más de un millón de masas solares). Sin embargo, sus propiedades generales, como son su tamaño, su forma o su luminosidad, se asemejan tanto a las de las galaxias enanas, como a las de los cúmulos estelares. Hasta la fecha han sido localizados varios cientos de UCDs. Hasta ahora, se han propuesto dos vías de formación para los UCDs: podrían ser cúmulos de estrellas muy masivos, o galaxias enanas transformadas por las fuerzas de marea.
S. Mieske, M. Hilker e I. Misgeld, del ESO, presentan un estudio estadístico de la población de UCDs en el que definen nuevas herramientas estadísticas que relacionan el número de UCDs con la luminosidad total del ambiente que los aloja. Esto les permite utilizar los argumentos estadísticos para probar la hipótesis de que los UCDs son cúmulos de estrellas brillantes. Ellos predicen que si los UCDs son cúmulos de estrellas brillantes, debemos esperar encontrar sólo uno o dos UCDs alrededor de la Vía Láctea, lo que se corresponde con lo observado. Omega Centauri sería el único satélite de la Vía Láctea que se puede considerar un UCD.

Omega Centauri
Con sus nuevas herramientas en la mano, los autores han investigado los resultados espectroscópicos de los UCDs en el ambiente de los cúmulos de galaxias masivas, como Fornax, Hydra y Centaurus, así como en los grupos de galaxias como nuestro propio Grupo Local. La mayoría de los datos analizados fueron obtenidos en el VLT del ESO, en Chile. Para el racimo de Fornax, también se utilizó una gran base de datos de objetos estelares compactos, que contenía alrededor de 180 UCDs.
Este estudio estadístico muestra cláramente que la distribución de luminosidad de los UCDs se relaciona muy bien con la de los grupos globulares de estrellas más brillantes. Luego, es compatible con la hipótesis de que la gran mayoría de los UCDs no registrados son en realidad cúmulos de estrellas muy masivos. Desde el punto de vista estadístico, no hay necesidad de recurrir a otro escenario para explicar el origen de los UCDs.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada