martes, 29 de marzo de 2011

La pareja de enanas marrones más frías


Observaciones con el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (ESO), en conjunto con otros telescopios, han detectado una estrella que podría ser la más fría conocida hasta ahora: se trata de una enana marrón en un sistema doble, cuya temperatura es similar a la de una taza de té recién servida –caliente en escala humana, pero extraordinariamente fría para la superficie de una estrella. Este objeto es lo suficientemente frío como para comenzar a cruzar la difusa línea que separa las pequeñas estrellas frías de los planetas gigantes calientes.
Las enanas marrones son básicamente estrellas fallidas: no posee la masa suficiente para que la gravedad gatille las reacciones nucleares que hacen brillar a las estrellas. La enana marrón recién descubierta, identificada como CFBDSIR 1458+10B, es el miembro más tenue de un sistema binario de enanas marrones ubicado a sólo 75 años-luz de la Tierra [1].

jueves, 24 de marzo de 2011

Investigadores desentrañan el misterio de las manchas solares perdidas

En esta vista segmentada del Sol, la Gran Banda Transportadora se muestra como un conjunto de rizos negros que conectan la superficie estelar con su interior. Crédito: Andrés Muñoz-Jaramillo, del CfA de la Universidad de Harvard

En 2008-2009, las manchas solares prácticamente desaparecieron por completo durante dos años. La actividad solar se redujo a los valores más bajos de los últimos cien años; la alta atmósfera de la Tierra se enfrió y colapsó; el campo magnético del Sol se debilitó, permitiendo de este modo que los rayos cósmicos pudieran penetrar en cantidades récord al sistema solar. Fue un gran evento y los físicos solares se preguntaron abiertamente: ¿dónde se han ido todas las manchas solares?
Ahora ya lo saben. Se ha publicado una respuesta en la 3ra. edición de marzo de la revista Nature.
"Las corrientes de plasma ubicadas en las profundidades del Sol han interferido en la formación de las manchas solares y han prolongado el mínimo solar", dice el autor principal Dibyendu Nandi, del Instituto Hindú de Educación Científica e Investigaciones, de Calcuta. "Nuestras conclusiones están basadas en un nuevo modelo númerico del interior del Sol".
Durante varios años, los físicos solares reconocieron la importancia de la "Gran Banda Transportadora" del Sol. Un vasto sistema de corrientes de plasma, llamadas "flujos meridionales" (similares a las corrientes oceánicas en la Tierra), se desplaza a lo largo de la superficie del Sol, se sumerge cerca de los polos y vuelve a salir en las proximidades del ecuador. Estas corrientes en forma de bucles juegan un papel fundamental en el ciclo solar de 11 años. Cuando las manchas solares comienzan a debilitarse, las corrientes en la superficie arrastran los restos de sus campos magnéticos y los jalan hacia el interior de la estrella; 300.000 km por debajo de la superficie, la dínamo magnética del Sol amplifica los campos magnéticos debilitados. Las manchas solares resucitadas flotan y saltan a la superficie como si fueran un corcho en el agua —¡ahí está! Un nuevo ciclo solar ha comenzado.

viernes, 18 de marzo de 2011

La Luna llena más grande de los últimos casi 20 años se observará mañana

El 19 de marzo podremos contemplar una Luna llena poco común. Su belleza se levantará al atardecer en la que será la "luna de perigeo" más grande en casi 20 años.
"La última Luna llena tan grande y tan cercana a la Tierra se produjo en marzo de 1993", dijo Geoff Chester del Observatorio Naval de EE.UU. en Washington DC. "Yo diría que vale la pena echarle un vistazo.
El tamaño de la Luna llena varía debido a la órbita ovalada de nuestro satélite. Se trata de una elipse en la que el perigeo se encuentra 50.000 kilómetros más cercano a la Tierra que el apogeo. La Lunas llenas que se producen cerca del punto del perigeo son un 14% más grandes y un 30% más brillantes que las lunas menores que ocurren en el lado del apogeo.
"La luna llena del 19 de marzo se produce a menos de una hora de distancia del perigeo - una casi perfecta coincidencia que ocurre sólo cada 18 años más o menos", añade Chester.


Un exoplaneta con una atmósfera rica en metales

A priori, GJ 1214b es uno de lo candidatos con más puntos a ser una súper-Tierra. Descubierto por el proyecto MEarth en 2009, este exoplaneta orbita a una enana M en un estrecho abrazo, oscilando el planeta alrededor de la estrella cada 1,6 días. A finales del año pasado GJ 1214b se convirtió en la primera súper-Tierra en la que los astrónomos pudieron detectar vapor de agua en su atmósfera comparando diversos espectros. Un nuevo trabajo realizado por el mismo equipo apoya con más fuerza las características potenciales de esta exo-atmósfera.
Anteriormente, los investigadores sugirieron que las observaciones podrían encajar con dos modelos hipotéticos de planeta. En el primero, el planeta podría estar cubierto de hidrógeno y helio, pero la falta en el espectro de las características de absorción de estos elementos sugirieron que este no era el caso a menos que esta capa se ocultara bajo nubes espesas. Sin embargo, a partir de los datos disponible, no se pudo descartar completamente esta posibilidad.

jueves, 17 de marzo de 2011

Instrumentos con tecnología española viajarán a Marte

La estación meteorológica REMS y una antena de alta ganancia serán los dos instrumentos con tecnología española que formarán parte de la misión de la NASA Mars Science Laboratory , que partirá a finales de año hacia Marte para analizar la atmósfera y el suelo del planeta rojo. Las ministras de Defensa y de Ciencia e Innovación, Carme Chacón y Cristina Garmendia, han formalizado hoy el acuerdo en el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC).
La NASA tiene previto lanzar en el último trimestre de 2011 su próxima misión de exploración a Marte, el Mars Science Laboratory (MSL). En ella participan, junto con Estados Unidos, Rusia, Canadá, Francia, Alemania y España, que aportará dos dispositivos. El proyecto, con el que se tratará de determinar la capacidad pasada o presente del planeta rojo para albergar vida, tiene un coste aproximado de 2.300 millones de dólares.

Dramático nacimiento estelar


Una nueva imagen del Very Large Telescope de ESO en cerro Paranal en Chile, muestra con gran detalle el dramático efecto causado por las estrellas recién nacidas sobre el gas y el polvo del que se han formado. Si bien las estrellas en sí no son visibles, el material eyectado por ellas está chocando con el gas y las nubes de polvo circundantes, creando un paisaje surrealista de arcos incandescentes, manchas y relámpagos.
La zona de formación de estrellas NGC 6729 es parte de una de las maternidades estelares más cercanas a la Tierra y, por lo tanto, una de las mas estudiadas. Esta nueva imagen del Very Large Telescope de ESO, en la Región de Antofagasta en Chile, muestra con gran detalle una parte de esta extraña y fascinante región (una visión de campo amplio está disponible aquí). Los datos fueron obtenidos del archivo de ESO por Sergey Stepanenko como parte del concurso Tesoros Escondidos [1]. La imagen de Sergey de NGC 6729 obtuvo el tercer lugar en este concurso.
Las estrellas se forman al interior de nubes moleculares y las primeras etapas de su desarrollo no pueden ser observadas con telescopios ópticos debido a que el polvo oscurece la visión. En la parte superior izquierda de esta imagen hay estrellas muy jóvenes. Si bien no se pueden ver directamente, los estragos que han causado en su entorno dominan la foto. El material eyectado por las estrellas recién nacidas viaja a velocidades de hasta un millón de kilómetros por hora, colisionando con el gas circundante y creando ondas expansivas. Estas colisiones hacen que el gas brille, lo que genera los coloridos y brillantes arcos y manchas conocidos como objetos Herbig–Haro [2].

domingo, 13 de marzo de 2011

El disco de polvo de NGC 247


Esta imagen de NGC 247, tomada por el instrumento Wide Field Imager del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en la Región de Coquimbo en Chile, revela los finos detalles de esta galaxia espiral muy inclinada y su rico telón de fondo. Los astrónomos piensan que esta orientación tan inclinada, tal como la observamos desde la Tierra, explica que la distancia a esta prominente galaxia haya sido previamente sobreestimada.
La galaxia espiral NGC 247 es una de las galaxias espirales más cercanas del cielo austral. En esta nueva visión entregada por el Wide Field Imager del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, un gran número de estrellas que componen la galaxia aparecen claramente definidas y muchas nubes de hidrógeno rosadas y brillantes, que señalan las regiones de formación estelar activa, pueden distinguirse en los difusos e irregulares brazos espirales.

sábado, 12 de marzo de 2011

El cúmulo de galaxias maduro más distante


Astrónomos utilizaron una serie de telescopios desde la Tierra y el espacio, incluyendo el Very Large Telescope de ESO en el Observatorio Paranal en Chile, para descubrir y medir la distancia del cúmulo de galaxias maduro más remoto encontrado hasta ahora. Debido a su distancia, este cúmulo es observado tal y como era cuando el Universo tenía menos de un cuarto de su edad. No obstante, su parecido con los cúmulos de galaxias maduros que se encuentran en el Universo actual es sorprendente.
“Hemos medido la distancia hasta el cúmulo de galaxias maduro más distante encontrado hasta ahora”, dice el autor principal del estudio que utilizó observaciones realizadas con el VLT de ESO, Raphael Gobat (CEA, París). “Lo sorprendente es que cuando miramos de cerca este cúmulo de galaxias no parece joven – muchas de estas galaxias se han asentado y no se asemejan a las típicas galaxias con formación estelar que se ven en el Universo primitivo”.
Los cúmulos de galaxias son las estructuras más grandes en el Universo que se sostienen gracias a su propia gravedad. Los astrónomos suponen que estos cúmulos crecen a través del tiempo, de ahí que los cúmulos masivos sean tan raros en el Universo primordial. Sin bien se han podido observar cúmulos de galaxias incluso más lejanos que éste, parecen ser cúmulos jóvenes en proceso de formación y no sistemas maduros asentados.

viernes, 11 de marzo de 2011

Estudian la actividad de estrellas como el Sol para conocer mejor su "bamboleo"

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) han medido la actividad de estrellas cercanas -situadas a menos de 75 años luz- de tipo solar, y han calculado el "bamboleo" que presentan debido a su propia actividad y no por la presencia de planetas. El estudio se publicó en la revista Astronomy & Astrophysics.
El descubrimiento de planetas orbitando alrededor de otras estrellas no es sólo uno de los mayores logros de la astrofísica moderna, también es uno de los temas que más interés e impacto han despertado tanto en los medios de comunicación como en la opinión pública. Las estrellas de tipo solar presentan manchas, fulguraciones, vientos y otros fenómenos que pueden afectar no sólo a la posible presencia de un planeta sino también a nuestra capacidad de detectarlo.
Hasta la fecha han sido detectados alrededor de 500 planetas orbitando alrededor de otras estrellas. La mayoría de ellos han sido detectados mediante la llamada técnica de las velocidades radiales, cuyo principio es muy simple.
Dicha técnica se basa en el hecho de que la atracción gravitatoria mutua entre la estrella y el planeta hace que ambos cuerpos orbiten alrededor de un punto situado entre los dos, conocido como centro de masas del sistema. Como la estrella es mucho más masiva que el planeta, ese punto estará muy cerca del centro de la estrella, de tal manera que, al observar desde lejos, tendremos la impresión de que sólo el planeta se mueve, cuando en realidad la estrella también lo hace.

jueves, 10 de marzo de 2011

El satélite GOCE completa la cartografía del campo gravitatorio de la Tierra

Primer mapa global del campo gravitatorio obtenido por GOCE.

El Explorador de la Circulación Oceánica y de la Gravedad (GOCE) de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha cartografiado el campo gravitatorio terrestre con una precisión sin precedentes. En apenas dos años, este satélite ha tomado todas las medidas necesarias para trazar la superficie del ‘geoide’ de la Tierra, es decir, su forma teórica si hubiera un único océano sin corrientes ni mareas. “GOCE es una de las misiones más avanzadas de la ESA. La cantidad de aspectos innovadores que incorpora ha supuesto todo un reto para el equipo de científicos, ingenieros y más de 40 compañías involucradas en su desarrollo”, comenta Volker Liebig, Director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA. “Estoy contento al poder confirmar que su duro trabajo y dedicación han valido la pena. El satélite ya ha recogido todos los datos necesarios para confeccionar el mapa del ‘geoide’ más preciso y con más resolución espacial de su clase”.
El geoide es la forma que tendría un océano imaginario que cubriese todo el planeta, sin tener en cuenta corrientes o mareas. Es una superficie de referencia fundamental para medir con precisión tres fenómenos afectados por el cambio climático: la circulación oceánica, los cambios del nivel del mar y la dinámica del hielo.

Evolución de la gran tormenta de Saturno


La sonda Cassini, ha captado una gigantesca tormenta en Saturno que se ve como una gran mancha brillante en las capas altas de la atmósfera. El fenómeno había sido ya identificado por astrónomos aficionados hace unas semanas. Las tormentas son habituales en Saturno, pero esta es enorme, según dicen los expertos.
"Nunca he visto anda como esto", afirma el veterano fotógrafo planetario Anthony Wesley en SpaceWeather. "Es posible que sea la mayor tormenta en Saturno en muchas décadas". Al parecer, se están generando relámpagos en múltiples lugares a lo largo del frente del espectacular fenómeno atmosférico. Aunque la Cassini tome unas imágenes excepcionales desde allí mismo, la tormenta es tan grande que se puede ver perfectamente con un telescopio de aficionado de tamaño medio. 


 A continuación os mostraré algunas fotografías realizadas por astrónomos aficionados para observar la evolución del fenómeno. Se puede apreciar cómo la tormenta ha ido ganando tamaño desde diciembre de 2010.

miércoles, 9 de marzo de 2011

La ISS y la Discovery atraviesan el disco solar


Fotografía de Catalin Fus capturada el 7 de marzo a las 13:05:49 UTC desde Polonia, tras el desacoplamiento del transbordador Discovery de la ISS.

Los isótopos de oxígeno cuentan la historia de un grano de polvo de 4.500 millones de años

Imagen de rayos X en falso color del borde de un CAI de la condrita Allende. Imagen: Erick Ramon y Justin Simon.

Los meteoritos encierran unos diminutos granos denominados CAI (inclusiones ricas en calcio y aluminio), que podrían ser algunos de los primeros materiales sólidos del Sistema Solar. Gracias a una nanosonda, investigadores de la Universidad de California en Berkeley (EE UU) han podido analizar los isótopos de oxígeno de una de estas inclusiones y rastrear su historia desde los primeros tiempos del Sistema Solar.
Los científicos han realizado un análisis con microsonda del núcleo y las capas externas de un trozo de meteorito del tamaño de un guisante y unos 4.570 millones de años de antigüedad para reconstruir la historia de su formación, lo que nos ofrece la primera prueba de que las partículas de polvo como esta estuvieron expuestas a unos entornos tremendamente cambiantes durante los años en que se formaron los planetas de nuestro sistema solar.
Los investigadores interpretan estos hallazgos como una prueba de que los granos de polvo recorrieron grandes distancias mientras el remolino de la nebulosa protoplanetaria se condensaba para dar lugar a los planetas. El único grano de polvo que se ha estudiado parece haberse formado en el entorno caliente del Sol. Podría haber sido expulsado del plano del sistema solar para volver a caer en el cinturón de asteroides y, finalmente, habría vuelto a circular hacia el Sol.

El Sol lleno de manchas


Esta fotografía la obtuvo ayer el satélite SOHO. En ella podemos ver la creciente actividad de nuestro Sol.
Una mancha solar es una región del Sol con una temperatura más baja que sus alrededores, y con una intensa actividad magnética. Una mancha solar típica consiste en una región central oscura, llamada "umbra", rodeada por una "penumbra" más clara. Una sola mancha puede llegar a medir hasta 12.000 km (casi tan grande como el diámetro de la Tierra), pero un grupo de manchas puede alcanzar 120.000 km de extensión e incluso algunas veces más.
La penumbra está constituida por una estructura de filamentos claros y oscuros que se extienden más o menos radialmente desde la umbra. Ambas (umbra y penumbra) parece oscuras por contraste con la fotosfera, simplemente porque están más frías que la temperatura media de la fotosfera; así la umbra tiene una temperatura de 4.000 K, mientras que la penumbra alcanza los 5.600 K, evidentemente inferiores a los aproximados 6.000 K que tienen los gránulos de la fotosfera.
La oscuridad de una mancha solar es solamente un efecto de contraste; si pudiéramos ver a una mancha tipo, con una umbra del tamaño de la Tierra, aislada y a la misma distancia que el Sol, brillaría una 50 veces más que la Luna llena. Las manchas están relativamente inmóviles con respecto a la fotosfera y participan de la rotación solar. El área de la superficie solar cubierta por las manchas se mide en términos de millonésima del disco visible.
Las recientes observaciones del satélite (SOHO) usando las ondas sonoras que viajan a través de la fotosfera del Sol permiten formar una imagen detallada de la estructura interior de las manchas solar, debajo cada mancha solar se forma un vórtice giratorio, esto hace que se concentren las líneas del campo magnético. Las manchas solares se comportan en algunos aspectos de modo similar a los huracanes terrestres.

martes, 8 de marzo de 2011

¿Qué nos dicen los granos de polvo sobre el Universo?

Fotografías de microscopio electrónico de partículas de polvo (de izda a dcha): arena del Sahara, ceniza volcánica del Monte Saint Helens y una partícula de polvo interplanetario recogida en la atmósfera de la Tierra.

Astrónomos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) han desarrollado un laboratorio para el estudio experimental del efecto de las partículas de polvo en ambientes diversos, como la atmósfera terrestre, los cometas o incluso los cúmulos estelares. Los primeros resultados de sus estudios los publican en la revista Icarus.
Las partículas de polvo se hallan presentes en escenarios tan diversos como las atmósferas planetarias, las colas de los cometas o los discos en torno a las estrellas jóvenes. El conocimiento de las propiedades físicas de estas partículas resulta esencial no solo para evaluar su efecto en las atmósferas, como el aumento o descenso de las temperaturas en el caso de la terrestre, sino también para obtener información sobre la estructura y evolución de los objetos astronómicos donde se encuentra, como los mecanismos de eyección de materia desde el núcleo en el caso de los cometas.

Las áreas ‘marcianas’ terrestres pueden revelar restos de vida en el planeta rojo

1) Uno de los entornos en Nueva Zelanda. Crédito: CAB 2) Marte. Crédito: NASA

La Tierra y Marte fueron muy similares durante sus orígenes, hasta que este agotó su combustible interno hace unos 3.500 millones de años. El planeta rojo podría considerarse, por tanto, un fósil a escala planetaria de la Tierra cuando se desarrollaron los hábitats potenciales primigenios. Un proyecto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, va a analizar cinco regiones terrestres con características análogas a ciertos ambientes del pasado de Marte, para evaluar la posible presencia de restos de vida en él.
Cada una de las regiones seleccionadas posee diferentes características comunes a estos entornos primitivos. “La integración de todas ellas es la que aporta una visión conjunta del entorno marciano”, explica el responsable del proyecto, el paleontólogo del Centro de Astrobiología (centro mixto del CSIC y del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial) David Fernández. La presencia de restos de biomoléculas en minerales formados en estos ambientes terrestres será extrapolable a Marte, donde los resultados se utilizarán para localizar las áreas de estudio más adecuadas.

Gigantesca erupción solar

Hace dos semanas, el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA que orbita el Sol obtuvo este vídeo con una impresionantemente gran prominencia en erupción desde la superficie. La explosión duró 90 minutos y su tamaño es espectacular: la Tierra entera podría fácilmente caber en la cortina de gas caliente generada.
Las prominencias solares son canalizadas y a veces sostenidas por encima de la superficie solar por su campo magnético.
Una prominencia inactiva dura normalmente alrededor de un mes, y puede entrar en erupción en una eyección de masa coronal (CME) expulsando gas caliente al Sistema Solar.
El mecanismo energético que crea una prominencia solar es todavía un objeto de estudio.
Conforme el Sol progresa hacia su Máxima Solar en los próximos años, se espera que sean más normal en la actividad solar ver estas prominencias.


Más información: SDO.

lunes, 7 de marzo de 2011

Un Sistema Solar a escala en Google Maps

Miguel Gude nos recomienda este enlace del blog Últimas Noticias del Cosmos. En él podréis ver cómo un observatorio creó una página web que permite visualizar las órbitas de los planetas, a escala, en una ciudad.
¿Dónde estarían los planetas si el Sol estuviera en el Obelisco de Buenos Aires?

¡Gracias Miguel!

Fermi podría detectar indicios de materia oscura dentro de tres años

Simulación de los mapas de distribución de la materia oscura con las regiones ampliadas de las zonas con mayor probabilidad de albergar estas partículas.

Según las observaciones, el 23% del universo está compuesto por materia oscura. Aunque no puede ser detectada de forma directa, es posible inferir su presencia gracias a sus efectos sobre la materia visible. Según un estudio en el que participa el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el telescopio espacial Fermi podría ser capaz de detectar indicios de esta materia durante los próximos tres años.
El trabajo, que ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal Letters, ha utilizado un mapa del universo de hasta 360 millones de años luz de distancia que simula la distribución hipotética que debería tener la materia oscura. En total, la simulación está representada por más de 1.000 millones de partículas. Según uno de los responsables del trabajo, el investigador del CSIC Fabio Zandanel, “aunque se han desarrollado muchos modelos de distribución de la materia oscura en el universo, el utilizado en esta investigación es uno de los que más se adecúan a las observaciones”.

jueves, 3 de marzo de 2011

Videoclips del Sistema Solar: Solar System 8.1

Este post se escribe para celebrar la nueva edición del Carnaval de la Física en el blog Vega0.0 de Fran Sevilla.

Erik Stengler
A parte de la canción del post anterior, en YouTube he encontrado más temas sobre los cuerpos del Sistema Solar. Este proyecto está perfectamente explicado en el primer vídeo procedente de la TV canaria Teidevisión. .

 


La ponencia-concierto consta de 12 canciones, 11 cantadas y una, la primera, instrumental. Este proyecto tiene mi total admiración, siendo su valor educativo insuperable.

Videoclip: Plutón.

A raíz del post anterior Erik Stengler me ha enviado este enlace que quiero compartir con vosotros. Es realmente divertido. ¡¡¡Gracias Erik, me ha encantado!!!

¿Cuántas lunas tiene Plutón?


Si realizamos esta pregunta, muchos aficionados se quedarán perplejos porque sólo habrán escuchado hablar de Caronte. Pero Plutón posee otras dos lunas más: Nix e Hydra, descubiertas por el telescopio espacial Hubble.
Plutón es el primer objeto transneptuniano descubierto con más de un cuerpo orbitando a su alrededor. Caronte es una luna tan grande que a menudo se ha llamado al sistema Plutón-Caronte, planeta doble, aunque según la IAU Plutón pertenecería a la categoría de planeta enano. En 2005, el telescopio espacial Hubble descubrió otros dos pequeños cuerpos orbitando a Plutón. Este hallazgo se confirmó en el 2006.
La peculiaridad de estas dos pequeñas lunas es que orbitan alrededor del centro de masas del sistema Plutón-Caronte.

El sistema Plutón-Caronte visto desde Hidra.

Investigaciones del Centro de Astrobiología, portada de la revista 'Astrobiology'

Las implicaciones en Marte del muestreo con un biochip marcador de vida en Río Tinto (Huelva), y los detalles de SOLID3, un instrumento para detectar signos de vida en otros planetas. Estos dos estudios de investigadores del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) han sido seleccionado para su publicación en el primer número del año de la revista Astrobiology, y el primero en portada.
En el primer número de este año de Astrobiology se publican dos artículos realizados en el Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA), dirigidos por el investigador Víctor Parro. En uno de ellos se describe el instrumento SOLID3, un instrumento único equipado de un biosensor óptico basado en microarrays de anticuerpos y destinado a la detección in situ de vida en exploración planetaria.
En el otro trabajo, cuya foto viene en la portada de la revista, se explica una aplicación de la versión SOLID2 y del biochip LDCHIP200 (por Life Detector CHIP con 200 anticuerpos) realizada durante una campaña de muestreo y análisis en Río Tinto (Huelva).
En el CAB se comenzó hace varios años el desarrollo de SOLID (por “Signs Of LIfe Detector”). Se trata de un proyecto netamente multi y transdisciplinar donde biólogos, geólogos, químicos e ingenieros concentran sus esfuerzos en un objetivo común: desarrollo de instrumentación para exploración planetaria.

martes, 1 de marzo de 2011

Hyperion, la luna-esponja de Saturno


Hyperión es una de las lunas más extrañas de Saturno. Su textura “esponjosa” y su forma irregular siguen siendo un misterio para los investigadores, pero se cree que, a pesar de su tamaño (360×280×225 km), se trata del fragmento de un satélite mucho mayor, que debió de sufrir un gran impacto en el pasado para romperse en mil pedazos.
Su característica principal es un gran cráter, de más de 120 km. de diámetro y casi 10 km. de profundidad, que destaca sobre su agujereada superficie. Como si fuera un gigantesco queso de gruyere, Hiyerión tiene una textura porosa, con hoyos y huecos de todos los tamaños, incluso debajo de la superficie. Lo cual le confiere la extraordinaria característica de que, a pesar de ser un objeto sólido, una mezcla de hielo y roca, solo tiene la mitad de la densidad del agua.De hecho, su densidad es tan baja (0,5 g/cm³) que se piensa que este cuerpo este lleno de porosidades y cavernas internas.
Hyperión gira alrededor de Saturno a una distancia media de un millón y medio de km. y tarda algo más de 21 días en realizar una órbita completa. Es la siguiente luna 'clásica' de Saturno después de Titán. Una de las características más peculiares de la órbita de Hyperión es que se encuentra en una resonancia orbital 4:3 con respecto a Titán, lo que significa que este último orbita exactamente cuatro veces alrededor de Saturno por cada 3 vueltas de Hyperión.

El SDO y el misterio del parhelio

 El Observatorio de Dinámica Solar (SDO, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, más conocido por tomar imágenes de vanguardia del Sol, ha hecho un descubrimiento justo aquí en la Tierra. "Es una nueva forma de halo de hielo", dice Les Cowley, de Inglaterra, quien es un experto en óptica atmosférica. "La vimos por primera vez en el lanzamiento del SDO y nos está enseñando nuevas cosas sobre cómo las ondas de choque interaccionan con las nubes".
Los halos de hielo son anillos y arcos de luz que aparecen en el cielo cuando la luz del Sol brilla a través de los cristales de hielo en el aire. Un ejemplo familiar son los parhelios (un abanico de colores, similar a un arcoíris, que con frecuencia se ve a la izquierda o a la derecha del Sol matutino). Los parhelios se originan por cristales de hielo con forma de placa que caen a la deriva desde el cielo, como si fueran hojas de un árbol que son arrastradas por el viento.*
El año pasado, el SDO destruyó un parhelio y así se descubrió el nuevo halo.