miércoles, 20 de abril de 2011

Plutón podría tener cola

Las últimas mediciones de la tenue atmósfera de Plutón indican que puede tomar la forma de una cola de cometa.
Plutón posee una órbita muy elíptica que lo lleva al interior de la órbita de Neptuno para a continuación adentrarse en las confines zonas heladas del Sistema Solar.
Los astrónomos llevan mucho tiempo creyendo que esto tiene efectos importantes sobre la atmósfera de Plutón. Los modelos indican que la atmósfera del planeta enano puede hincharse cuando se acerca al Sol debido a la sublimación de los polos. Posteriormente, la atmósfera se condensa al enfriarse.
Esto debería hacer que la superficie árida de Plutón sea barrida por un viento cuya intensidad varía constantemente. De hecho, las imágenes del Hubble muestran que la superficie de Plutón tiene una serie de características interesantes que parecen estar cambiando. En los últimos años, ha surgido otra evidencia para respaldar las sospechas de que Plutón es más complejo de lo inicialmente imaginado por los astrónomos.

lunes, 18 de abril de 2011

Fotografías realizadas por los astronautas en la red

En este enlace tenéis la oportunidad de visualizar fotografías tomadas por los astronautas de vuestra localidad. En el google maps he buscado San Sebastián, la ciudad en la que nací, y he encontrado dos fotografías señaladas con un pictograma amarillo.

Fotografía tomada el 10 de marzo de 2007


¿Tienen Ceres y Vesta lunas?

Vesta, Ceres y la Luna
Desde que la misión Galileo descubrió en 1993 a Dactyl, el pequeño satélite del asteroide Ida (fotografía de la izquierda), se han encontrado muchos asteroides binarios e incluso unos pocos triples. Por lo que es razonable suponer que dos de los mayores asteroides, Ceres y Vesta también podrían tener sus lunas. De hecho, dado su tamaño,Ceres ha sido catalogado como planeta enano. Sin embargo, tras una serie de estudios e investigaciones realizadas por diversos científicos, aún no se ha podido constatar la existencia de tales objetos.
El telescopio espacial Hubble ha permitido obtener imágenes de gran resolución de Ceres, por lo que podría haber detectado lunas por debajo de su límite de Roche (la distancia mínima que puede soportar un objeto, que mantiene su estructura únicamente por su propia gravedad y que orbita un cuerpo masivo, sin comenzar a desintegrarse debido a las fuerzas de marea que genera el objeto principal). Y lo datos del Palomar han podido extender esta búsqueda más allá de la esfera de Hill (la esfera de influencia gravitacional de un cuerpo celeste sometido a la gravedad de otro cuerpo de más masa alrededor del cual orbita), sin éxito. Los científicos han concluido que Ceres no posee ningún satélite de diámetro superior a 1 ó 2 kilómetros. Si asteroides mucho más pequeños poseen satélites, ¿por que Ceres, un planeta enano, no?

viernes, 15 de abril de 2011

Exo-Titanes en otras estrellas


Un nuevo estudio dice que los mundos que orbitan enanas marrones, e incluso planetas que no orbitan a ninguna estrella, podrían tener océanos en la superficie llenos de compuestos orgánicos, similares a los hallados en la luna de Saturno, Titán.
Titán es la única luna conocida que posee una atmósfera densa, y el único mundo, aparte de la Tierra ,que posee líquidos en su superficie. Los mares de Titán son de metano líquido, lo que conduce a la especulación acerca de si serían capaces de albergar o no vida. En estos mundos, los compuestos orgánicos inhalarían hidrógeno y exhalarían metano, en lugar del oxígeno y del dióxido de carbono terrestre.
"Históricamente, la astrobiología se centró en encontrar vida basada en el agua líquida como base para su existencia, lo que funciona bien para la Tierra, pero hay un creciente interés sobre las posibilidades del metano líquido", dijo el investigador Christopher McKay, científico planetario de la NASA.
Para ver si los mundos como Titán podrían albergar océanos cuando no orbitan alrededor de planetas como Saturno, McKay y Aslhey Gilliam calcularon cómo podría ser un mundo como Titán cuando orbita alrededor de una estrella relativamente tenue como una enana roja.

miércoles, 13 de abril de 2011

El problema del origen de las estrellas subenanas calientes, más cerca de la solución gracias al Observatorio Virtual

Desde su hallazgo en 1947, las estrellas subenanas calientes, un tipo de estrellas azules y viejas (o en un estadio evolutivo avanzado), presentan un doble problema. Por un lado, se desconoce cómo se forman, o qué mecanismos provocan que una estrella gigante roja se desprenda de la mayor parte de su envoltura de hidrógeno para dar lugar a una subenana caliente. Y, por otro, se trata de estrellas con apariencia similar a otros tipos de estrellas azules, como las enanas blancas o las estrellas de tipo OB, lo que dificulta su correcta catalogación y estudio -de hecho, su hallazgo se produjo en una campaña de búsqueda de enanas blancas-.
“Habíamos detectado subenanas calientes pulsantes y en sistemas binarios, objetos muy interesantes porque nos permiten conocer su estado evolutivo. Pero constituyen un porcentaje pequeño de las subenanas calientes catalogadas, así que emprendimos el proyecto de detectar nuevas subenanas calientes que nos permitiera hallar objetos de gran interés”, comenta Raquel Oreiro, astrónoma del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAACSIC) y especialista en este tipo de objetos.
Gracias a las facilidades del Observatorio Virtual, que permite un acceso rápido y unificado a catálogos masivos, se desarrolló un método que se ha mostrado eficaz en la obtención de muestras no contaminadas, que será aplicado a todo el cielo y cuyos resultados se publican este mes en la revista Astronomy & Astrophysics.

Las atmósferas de la Tierra y Titán comparten origen


Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han hallado un nexo común en el origen de las atmósferas de la Tierra y del satélite de Saturno Titán. El análisis de los datos obtenidos por la misión Cassini-Huygens, un proyecto de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana, sugiere que la evolución química de ambas atmósferas estuvo marcada por el último gran bombardeo de asteroides y cometas durante la formación del Sistema Solar, hace unos 3.900 millones de años.
Según los científicos del CSIC Josep Maria Trigo y Francisco Javier Martín, autores del estudio que aparece publicado en el último número de Planetary & Space Science, este “gran bombardeo tardío” se inició cuando los planetas gigantes Júpiter y Saturno migraron hasta sus actuales órbitas, lo que produjo un impulso gravitatorio sobre cuerpos helados formados en varias regiones de la parte externa del Sistema Solar. Como consecuencia, una gran cantidad de objetos ricos en agua y en materia orgánica empezaron a impactar sobre planetas rocosos como la Tierra.
Los científicos han hallado grandes similitudes entre la Tierra y Titán, a pesar de que ambos cuerpos planetarios se formaron muy lejos el uno del otro (el planeta azul se encuentra nueve veces más cerca del Sol que el satélite de Saturno). En concreto, sus atmósferas tienen en común la abundancia de nitrógeno molecular, deuterio, hidrógeno, carbono, nitrógeno y oxígeno. Todos estos elementos apuntan al mismo origen derivado del impacto de cometas y asteroides.

martes, 12 de abril de 2011

50 años desde el viaje de Gagarin


El 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio, a bordo de la nave Vostok 1.
Gagarin describió bastante bien lo que veía en su vuelo de 108 minutos. "Veo la Tierra, la visibilidad es buena y puedo distinguir casi todo, aunque parte de la superficie está cubierta por nubes densas, el vuelo prosigue, todo en orden", comunicaba a sus compañeros. Sin embargo, casi no hay imágenes ni vídeos de lo que vio Gagarin. Así, YouTube ha estrenado este martes el documental First orbit (primera órbita) en el que recrean el viaje de 108 minutos del astronauta ruso, para conmemorar el 50 aniversario del viaje.

Más información en la Yuriesfera.

¿Cómo se producen las explosiones cósmicas más gigantescas?


Científicos de la Universitat de València publican esta semana en Astrophysical Journal Letters un estudio que ayuda a comprender mejor cómo se producen las explosiones cósmicas más grandes. Se trata de los destellos de rayos gamma, tan luminosos como todas las estrellas visibles desde la Tierra y que, además, producen ondas gravitatorias en el espacio que hasta hoy no se han podido detectar.
La colisión de estrellas de neutrones da lugar a potentísimos destellos de luz gamma. Durante una fracción de segundo, una erupción de rayos gamma es tan luminosa como todas las estrellas visibles desde la Tierra, y produce ondas gravitatorias en el espacio que ya fueron predichas por Albert Einstein, en su Teoría de la Relatividad, pero que hasta hoy no han podido ser detectadas.
La amplitud, duración y forma específica de dichas ondas es un enigma, pues, para la ciencia. Su comprensión nos acercaría, posiblemente, a las claves de una inagotable fuente de energía procedente de la acreción de agujeros negros. El trabajo que aparece publicado hoy en ‘Astrophysical Journal Letters’ aporta resultados muy valiosos y nuevas herramientas para proseguir y llevar a buen término las investigaciones en este campo de la astrofísica.
Estas explosiones han desconcertado a los científicos durante años: se trata de destellos de luz gamma en los que llega a liberarse más energía en una fracción de segundo que la que producen todas las estrellas visibles en ese mismo período de tiempo. ¿Qué es lo que causa estas explosiones? Un equipo internacional de científicos en el que trabaja el profesor de la Universitat de València Miguel A. Aloy está un paso más cerca de resolver el enigma.

Dos estrellas muertas renacerán en una


Las enanas blancas son estrellas muertas del tamaño de nuestro planeta. Pero ahora los astrónomos han descubierto una pareja de enanas blancas girando alrededor una de la otra cada 39 minutos, siendo el sistema binario con el periodo más corto hasta ahora conocido. Estas dos estrellas están destinadas a chocar y a fusionarse en un sólo astro en unos pocos millones de años.
"Estas estrellas ya han vivido una vida completa", dijo el astrónomo del Smithsonian, Mukremin Kilic, autor principal del artículo que anuncia el descubrimiento. Cuando se fusionen este astro renacerá y vivirá una segunda vida.
De las 100 mil millones de estrellas de la Vía Láctea, sólo un puñado constituyen enanas blancas binarias en proceso de fusión. La mayoría de estas parejas han sido encontradas por Kilic y sus colegas.

El terremoto de Japón ha desplazado el terreno 2,5 metros al este

Los satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA) han permitido observar que las superficie terrestre ha sufrido un desplazamiento de 2,5 metros en dirección este tras el terremoto de magnitud nueve que azotó Japón a inicios de marzo. El terremoto también causó el hundimiento de de la costa oriental de la isla Honshū, la más grande del archipiélago japonés.
Los datos que proporciona el Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés), instalado a bordo del satélite Envisat de la Agencia Espacial Europea (ESA), están permitiendo a los científicos medir la deformación que ha sufrido la Tierra tras el terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter que azotó Japón el pasado 11 de marzo.
Un equipo de investigadores del Laboratorio de Propulsión (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA ha detectado, tras comparar las imágenes tomadas los días 19 de febrero y 21 de marzo por el satélite Envisat, un desplazamiento del terreno de 2,5 metros en dirección este y el hundimiento de la costa oriental de la isla Honshū, la mayor del archipiélago japonés.

lunes, 11 de abril de 2011

¿Planetas orbitando alrededor de agujeros negros?


Un cosmólogo anuncia el descubrimiento de órbitas estables dentro de ciertos tipos de agujeros negros,  que implica que los planetas, y tal vez la vida, podrían sobrevivir en estos objetos extraños.
Es fácil imaginar que los agujeros negros engullen todo lo que encuentran llevando estos astros al olvido eterno. Pero esto no siempre es así. Vyacheslav Dokuchaev, del Instituto de Investigación Nuclear de la Academia Rusa de Ciencias en Moscú cree que algunos agujeros negro  pueden tener una estructura interna compleja. Esta estructura tendría la facultad de permitir a los fotones, a las partículas, y tal vez incluso a los planetas, escapar de la singularidad central sin ser absorbidos hacia dentro.
Un agujero negro es una región del espacio donde la gravedad es tan fuerte que nada puede escapar, ni siquiera la luz. Sin embargo, los cosmólogos han sabido desde hace tiempo que hay regiones cercanas al agujero negro donde los objetos, tales como los fotones, pueden sobrevivir en órbitas periódicas estables.
Dokuchaev pretende estudiar estas órbitas en detalle para explorar su dinámica. Uno de los problemas que al principio parecen echar por tierra cualquier posibilidad de las existencia de órbitas planetarias dentro de un agujero negro es la forma en la que se comportan las dimensiones del espacio y tiempo.

Las barras de las galaxias pueden aparecer y desaparecer en un ciclo


La evolución y la forma de las galaxias es uno de los grandes misterios de la astrofísica actual. Y un toque particular de este desconocimiento lo constituyen las barras que aparecen en muchas galaxias espirales. ¿Por qué se produce esta forma y por qué sólo en las galaxias espirales?
Un aspecto que los astrónomos han estudiado en profundidad es el color de las galaxias. En 1936,Edwin Hubble sugiere que las galaxias pueden evolucionar a partir de galaxias elípticas a espirales. Los astrónomos ya han descubierto que las galaxias más azules se encuentran a un lado de esta secuencia.
Pero los científicos también creen que las barras de las galaxias influyen en el color de éstas, ya que constituyen una fuente de nacimiento estelar, cuyas estrellas, una vez formadas, se distribuyen en la galaxia influyendo en su color.
Así que es razonable preguntarse: ¿cuál es la diferencia de color entre las galaxias espirales que tienen barras y las que no de la secuencia de Hubble?

sábado, 9 de abril de 2011

Presentan el mejor modelo del campo gravitatorio de la Tierra

Tras dos años en órbita, el Explorador de la Circulación Oceánica y de la Gravedad (GOCE, por sus siglas en inglés) de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha registrado los datos necesarios para crear el mejor modelo hasta la fecha del campo gravitatorio terrestre. El último modelo del geoide de la Tierra se ha presentado esta semana en la Universidad Politécnica de Múnich, en Alemania.
La comunidad científica ya tiene acceso al modelo más preciso del geoide, que ayudará a comprender mejor cómo funciona el planeta Tierra. En apenas dos años, el satélite GOCE de la ESA ha registrado todos los datos necesarios para cartografiar el campo gravitatorio terrestre con una precisión sin precedentes.
El geoide es la superficie imaginaria que tendría un océano que cubriese todo el planeta, en ausencia de corrientes o mareas y definida, tan solo, por el campo gravitatorio. Se trata de una referencia fundamental para estudiar la circulación oceánica, los cambios del nivel del mar y la dinámica del hielo polar, tres fenómenos a los que les afecta el cambio climático.

viernes, 8 de abril de 2011

La primavera es temporada de bolas de fuego

¿Cuáles son los indicios que señalan la llegada de la primavera? Son tan familiares como un narciso que florece, el canto de un pájaro al amanecer, una súbita onda tibia producida por el Sol al atardecer.
Y, claro, no olvidemos los meteoros.
"La primavera es temporada de bolas de fuego", dice Bill Cooke, quien trabaja en la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, de la NASA. "Por razones que aún no entendemos por completo, la tasa de meteoros brillantes aumenta considerablemente durante las semanas cercanas al equinoccio vernal".
Durante otras temporadas, una persona dispuesta a mirar el cielo desde el crepúsculo hasta el amanecer podría ver alrededor de 10 bolas de fuego esporádicas. Una bola de fuego es un meteoro cuyo brillo supera al del planeta Venus. Las bolas de fuego bombardean a la Tierra a medida que ésta se desplaza a través de las corrientes de escombros que flotan en el espacio: fragmentos de asteroides rotos y cometas en descomposición que se encuentran esparcidos por el sistema solar.
Las bolas de fuego son más abundantes durante la primavera. La tasa, por noche, se incrementa misteriosamente del 10% al 30%.
"Sabemos de este fenómeno desde hace más de 30 años", dice Cooke. "No son sólo las bolas de fuego las que se ven afectadas. Las caídas de meteoritos (rocas que efectivamente logran alcanzar el suelo) son también más comunes durante la primavera1".

miércoles, 6 de abril de 2011

¿Vesta es realmente un asteroide?

Un modelo del protoplaneta Vesta, llevado a cabo empleando las mejores estimaciones científicas del aspecto de su superficie que se tienen hasta la fecha. Dicho modelo fue creado como parte de un ejercicio para la misión Dawn, de la NASA.

El 29 de marzo de 1807, el astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Olbers observó a Vesta como un diminuto punto de luz en el cielo. Doscientos cuatro años después, a medida que la nave espacial Dawn (Amanecer, en idioma español), de la NASA, se prepara para comenzar a orbitar este intrigante mundo, los científicos saben qué tan especial es, a pesar del debate que existe sobre su clasificación.
Muchos astrónomos consideran que Vesta es un asteroide porque forma parte del cinturón principal de asteroides, el cual se encuentra localizado entre Marte y Júpiter. Sin embargo, Vesta no es un miembro típico de esta aglomeración de escombros orbitantes. La gran mayoría de los objetos en el cinturón principal son objetos de peso pluma (miden 100 kilómetros de ancho o menos), cuando se los compara con Vesta, que es un coloso de 530 kilómetros de ancho.
"No creo que a Vesta se lo deba llamar asteroide", dice Tom McCord, quien es un investigador adjunto del proyecto Dawn, en el Instituto Bear Fight, ubicado en Winthrop, Washington. "Vesta no solamente es mucho más grande, sino que además es un objeto evolucionado, a diferencia de la mayoría de los que denominamos asteroides".

martes, 5 de abril de 2011

Descubierto un asteroide compañero de la Tierra en una órbita con forma de herradura

Noticia cedida por Fran Sevilla del blog Vega 0.0

En la película Doppelganger de 1969, científicos descubren y visitan un planeta similar a la Tierra que comparte nuestra órbita pero exactamente al otro lado del Sol.
Desde entonces, los astrónomos han estado barajando la posibilidad de que los efectos gravitacionales de este planeta en otros planetas y naves espaciales pudiesen ser sencillos de detectar.
Pero no ha funcionado y ha habido posibilidad de encontrar objetos más pequeños compartiendo la órbita terrestre hasta ahora: Apostolos Christou y David Asher en el observatorio Armagh en Irlanda del Norte han anunciado que han encontrado uno, un asteroide llamada 2010 SO16.
Los asteroides cercanos a la Tierra son comunes pero SO16 constituye una categoría en si mismo. Primero y lo más importante, tiene una órbita exótica con forma de herradura (ver diagrama) la cual los astrónomos creen muy extraña.


Visiones de Gaia: La Tierra desde el Espacio


En este enlace podéis descargar gratuitamente este libro escrito por David Barrado Navascués y editado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).
¡Feliz lectura!

¿Cómo escapar de un agujero negro?

Los astrónomos han detectado por primera vez muy cerca de un agujero negro la presencia de campos magnéticos, por los que algunas partículas aprovechan para escapar del oscuro pozo gravitatorio. El hallazgo ha sido posible gracias a las observaciones del satélite Integral de la Agencia Espacial Europea (ESA).
Generalmente las partículas que se aproximan a los agujeros negros son capturadas en cuestión de milisegundos, pero una pequeña fracción podría tener la oportunidad de escapar. Así lo sugieren las últimas observaciones del satélite Integral de la ESA, con el que se detectado partículas un milisegundo antes de quedar atrapadas.
Ahora los astrónomos han descubierto que esta caótica región está surcada por una compleja red de campos magnéticos, que presentan una compleja estructura en forma de túneles por los que algunas partículas logran huir del pozo gravitatorio. Por primera vez se ha identificado la presencia de estos campos gravitatorios tan cerca de un agujero negro.

Líridas, la lluvia de estrellas de abril


Este mes de abril podemos observar la lluvia de estrellas líridas. Su pico ocurre el 22 de abril pero pueden observarse desde el 16 hasta el 26 del mismo mes.
Los meteoros de esta lluvia tienden a ser muy brillantes con restos estelares muy persistentes ya que penetran profundamente en la atmósfera terrestre. En los últimos años se ha observado un promedio de 10 a 20 meteoros por hora.
Esta cantidad puede parecer pequeña pero se sabe que la tasa de meteoros de las líridas pueden llegar a 100 por hora. ¿Se producirá un pico semejante este año?
Las líridas, como indica su nombre, tienen el radiante en la contelación de Lyra. El mejor momento para observarlas es a partir del 22 de abril después de las 22 horas, cuando la constelación de Lira se eleva sobre el horizonte noreste. Esto concede de 2 a 3 horas de observación antes de que la luna menguante inunde con su luz el cielo.
La fuente de los meteoros Líridas es el Cometa Thatcher (C/1861 G1). Cada año en abril la Tierra choca a través de la corriente de escombros polvorientos con una velocidad relativa de 49 km/seg (110,000 mph). Los meteoros (la mayoría no más grandes que granos de arena) alcanzan la atmósfera de la Tierra y se desintegran como ardientes rayas de luz.

lunes, 4 de abril de 2011

Descubren un agujero negro de más de cinco veces la masa del Sol

Lo intuían, pero hasta ahora no habían podido confirmarlo. Investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) han descubierto la existencia de un agujero negro de más de 5,4 veces la masa del Sol en el sistema binario de rayos X XTE J1859+226. Las observaciones realizadas desde el Gran Telescopio Canarias (GTC), que ha logrado obtener los primeros espectros que se publican de este sistema binario, han sido determinantes en el hallazgo.
Las binarias de rayos X son sistemas estelares compuestos por un objeto compacto (que puede ser una estrella de neutrones o un agujero negro) y una estrella 'normal'. El objeto compacto arranca materia de la estrella y la incorpora lentamente a su propia masa a través de un disco que se forma en torno a él. A este proceso se le conoce con el nombre de acreción. Tan sólo se conocen unas 20 binarias con agujero negro de una población estimada de unas 5.000 en la Vía Láctea.

domingo, 3 de abril de 2011

El brillo carmesí de la formación estelar


La intensa nube carmesí en esta nueva imagen del Very Large Telescope de ESO en Paranal, en la Región de Antofagasta en Chile, es una zona de hidrógeno incandescente que rodea el cúmulo estelar NGC 371. Esta maternidad estelar se encuentra en nuestra galaxia vecina, la Pequeña Nube de Magallanes.
El objeto que domina esta imagen podría parecer un charco de sangre, pero en vez de estar asociadas con la muerte, estas regiones de hidrógeno ionizado –conocidas como regiones HII– son lugares de creación, con altas tasas de formación estelar reciente. NGC 371 es un ejemplo de esto; se trata de un cúmulo abierto rodeado por una nebulosa. Las estrellas en los cúmulos abiertos nacen de la misma región difusa HII y, con el tiempo, la mayor parte del hidrógeno es utilizado para la formación de estrellas, dejando atrás una envoltura de hidrógeno, como la que aparece en esta imagen, junto a un cúmulo de estrellas jóvenes y calientes.