miércoles, 30 de noviembre de 2011

El GRB de Navidad podría haber sido causado por la colisión de un cometa

Un estallido de radiación de rayos gamma detectado en una galaxia lejana puede tener su origen en la colisión de un cometa contra una estrella de neutrones. La imagen de la izquierda, tomada por el telescopio orbital Swift de la NASA, muestra la explosión ocurrida el 25 de diciembre de 2009.
Los brotes de rayos gamma (también conocidos como GRB en sus siglas en inglés, BRG en español) son destellos de rayos gamma asociados con explosiones extremadamente energéticas en galaxias distantes. Son los eventos electromagnéticos más luminosos que ocurren en el universo. Los brotes pueden durar desde unos nanosegundos hasta cerca de una hora, pero por lo general, un brote típico suele durar unos pocos segundos. Con frecuencia son seguidos por una luminiscencia residual de larga duración de radiación a longitudes de onda mayores, (rayos X, radiación ultravioleta, luz visible, radiación infrarroja y radiofrecuencia).
El día de Navidad, Swift detectó un brote que se prolongó durante al menos media hora, y sus emisiones en la parte del espectro de los rayos X, se desvanecieron mucho más rápidamente de lo habitual, lo que ha suscitado un gran debate entre los científicos.
Estudiando detenidamente los datos, un equipo investigador, dirigido por Sergio Campana, del Observatorio Astronómico Brera en Italia, ha llegado a la conclusión de que el extraño suceso fue causado por un organismo menor, un cometa o un asteroide que orbitaba tan cerca de una estrella de neutrones que fue destrozado por su fuerza de la gravedad. Sus fragmentos al estrellarse produjeron la emisión de rayos gamma.
Otra explicación, ofrecida por Christina Thoene, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, es que el GRB se debió a la fusión de una estrella de helio y una estrella de neutrones, lo que generó una supernova.
Estas investigaciones se han publicado en la revista científica británica Nature.

Más información en el enlace.

Resumen de las misiones de exploración planetaria de diciembre

lunes, 28 de noviembre de 2011

El misterio de la ionósfera lunar


¿Cómo es posible que un mundo sin aire tenga una ionósfera? De algún modo la Luna se las arregló para tenerla.
Los investigadores de la Luna han estado batallando con este misterio durante años y es posible que finalmente hayan encontrado una solución.
Pero primero, ¿Qué es una ionósfera?
Cada planeta terrestre con una atmósfera posee una ionósfera. En lo alto, más allá de la superficie rocosa del planeta, donde la atmósfera se encuentra con el vacío del espacio, los rayos ultravioleta (UV) del Sol rompen y separan los átomos del aire. Esto crea una capa de gas ionizado, una "ionósfera".
Aquí en la Tierra, la ionósfera tiene un alto impacto sobre las comunicaciones y la navegación. Por ejemplo, refleja las ondas de radio, permitiendo de este modo que los operadores de radio de onda corta hagan rebotar las transmisiones sobre el horizonte para lograr comunicaciones a largas distancias. La ionósfera también desvía y dispersa las señales de los satélites del GPS (Global Positioning System o Sistema de Posicionamiento Global, en idioma español), algunas veces causando que el detector del GPS se equivoque en la posición que indica.
La primera evidencia convincente de una ionósfera que envuelve la Luna proviene de la década de 1970, de las sondas soviéticas Luna 19 y 22. Sobrevolando la Luna a baja altura, los sensores de estos orbitadores detectaron una capa de material cargado que se extendía unas pocas decenas de kilómetros sobre la superficie lunar y que contenía alrededor de 1.000 electrones por centímetro cúbico (mil veces más de lo que cualquier teoría podía explicar). Los radioastrónomos también encontraron pistas de la ionósfera lunar, cuando la luz de fuentes de radio distantes pasó a través del limbo de la Luna.

Vídeo del lanzamiento de Curiosity




La sonda lleva en su interior un chip con los nombre de aquellas personas que se apuntaron, hasta el planeta rojo. A continuación mi certificado de participación.


Despega Curiosity, el vehículo explorador de Marte

La NASA comenzó un viaje histórico hacia Marte con el lanzamiento, el 26 de noviembre, del Laboratorio Científico de Marte (Mars Science Laboratory o MSL, por su sigla en idioma inglés), el cual transporta un explorador, del tamaño de un automóvil, llamado Curiosity (Curiosidad, en idioma español). El despegue desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, a bordo del cohete Atlas V, se llevó a cabo a las 10:02 de la mañana, hora oficial del Este (7:02 de la mañana, hora oficial del Pacífico).
"Estamos muy entusiasmados por enviar el laboratorio científico más avanzado del mundo a Marte", dijo Charles Bolden, quien es el administrador de la NASA. "El MSL nos dirá las cosas fundamentales que necesitamos saber sobre Marte y, mientras avanza en sus actividades científicas, nosotros estaremos trabajando en las capacidades con las que debemos contar para una misión futura con seres humanos al Planeta Rojo y a otros destinos donde nunca hemos estado".
La misión será pionera en una tecnología de aterrizaje de precisión y en un aterrizaje mediante un sistema de grúa, cuyo propósito será colocar a Curiosity cerca del pie de una montaña, en el interior del cráter Gale, el 6 de agosto del año 2012. Durante una importante misión que llevará aproximadamente dos años, después del lanzamiento, el explorador investigará si la región alguna vez ofreció condiciones favorables para el desarrollo de vida microbiana, incluyendo a los componentes químicos fundamentales para la existencia de la vida.
"El vehículo de lanzamiento nos ha dado una gran inyección en nuestra trayectoria, y estamos camino a Marte", dijo Peter Theisinger, quien es el director del proyecto del Laboratorio Científico de Marte, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, en Pasadena, California. "La nave espacial está comunicada y se encuentra térmicamente estable y con energía positiva".

viernes, 25 de noviembre de 2011

Las galaxias también cambian por dentro

Las grandes transformaciones que experimentan las galaxias en su interior marcarán el futuro de las investigaciones sobre su evolución. Este candente campo de investigación ha centrado la XXIII edición de la 'Canary Islands Winter School of Astrophysics', organizada por el IAC. Dos semanas de charlas y debates que concluyen hoy en el Puerto de la Cruz (Tenerife).
Las galaxias interactúan entre sí e, incluso, llegan a fusionarse creando una nueva galaxia más grande y con forma elíptica. Este sociable comportamiento ha marcado gran parte de los trabajos que tratan de aclarar cómo evolucionan estos objetos. Sin embargo, también hay que buscar respuestas en su interior. Esta es la principal conclusión de la XXIII edición de la Canary Islands Winter School of Astrophysics, organizada por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y que concluye hoy, viernes 25, en el Puerto de la Cruz, en Tenerife.
Por espacio de dos semanas, los 83 participantes en las jornadas – estudiantes de doctorado y postdoctorado provenientes de Australia, Canadá, EE UU, Argentina, México, Corea, China, y toda Europa- han tenido la oportunidad de profundizar en la evolución de las galaxias de la mano de importantes especialistas en la materia.
La elección del tema no es casual. Aunque la evolución galáctica se estudia desde los años ’70, los avances en cartografiado y la información aportada por los telescopios de última generación han ampliado el interés por este campo de investigación, uno de los que plantea más incógnitas de la astrofísica actual.

Historia de la exploración marciana


En este enlace podéis ver la imagen superior ampliada. Creada por Jason Davis, resume la historia de la exploración del planeta rojo.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Fotografían la supernova más joven captada nada más explotar

La galaxia del Remolino y la supernova SN2001dh a través de un telescopio.  En la ampliación, imagen de SN2001dh, con un aumento de factor 50000.

La imagen en alta definición de la explosión estelar captada por la Universitat de València aporta información para acotar la velocidad de expansión de la onda de choque que se genera en este tipo de fenómeno tan violento. La revista Astronomy & Astrophysics publica esta semana la fotografía de la supernova SN2011dh, de la galaxia del Remolino, a escasos 23 millones años luz de la Tierra.
Un equipo internacional de astrónomos, liderado por el valenciano Iván Martí Vidal, ha conseguido tomar una imagen radioastronómica de la supernova más joven nunca obtenida. Catorce días tras la explosión de una estrella en la galaxia del Remolino (M51) el pasado mes de junio, telescopios coordinados en toda Europa han fotografiado el estallido cósmico con un detalle equivalente al que supondría ver una pelota de golf en la superficie de la Luna.
Los resultados de esta investigación, en la que participan la Universitat de València y el Instituto de Astrofísica de Andalucía, se publican esta semana en la revista Astronomy & Astrophysics. En las observaciones han participado los telescopios de la NASA en Robledo de Chavela (Madrid) y del Instituto Geográfico Nacional en Yebes (Guadalajara).
La majestuosa galaxia del Remolino, a escasos 23 millones de años luz de la Tierra, en la constelación de los Lebreles, con su bello aspecto, puede ser también escenario de uno de los fenómenos más violentos del universo: la muerte de una estrella en forma de explosión supernova. Con la combinación de varios radiotelescopios distribuidos por España, Suecia, Alemania y Finlandia y procesando sus datos en un superordenador en los Países Bajos es posible conseguir la capacidad de un telescopio de miles de kilómetros de tamaño, es decir, tan grande como el continente europeo.

Todo listo para lanzar el rover ‘Curiosity’ a Marte

El rover Curiosity de la misión Mars Science Laboratory (MSL) de la NASA despega este sábado desde Cabo Cañaveral, en EE UU, rumbo a Marte. El vehículo incorpora dos instrumentos con tecnología española: la estación de monitorización medioambiental REMS y una antena de alta ganancia para enviar datos a la Tierra. El objetivo de la misión es determinar la habitabilidad del planeta rojo.
“El aspecto más importante del Mars Science Laboratory es que, a diferencia de otras misiones a Marte en la que los geólogos solo nos pudieron decir la composición de las rocas y si había habido agua, ahora se van a desarrollar estudios de química orgánica para buscar moléculas o procesos que se asocian con la vida”, explica a SINC Ashley Stroupe, ingeniera robótica en el JPL de la NASA y participante en este proyecto.
“También se observarán muchos otros aspectos del entorno marciano para determinar si pudo haber sido habitable alguna vez –añade la científica–, aportando nuevos enfoques sobre la historia de este planeta y la posibilidad de que la vida apareciera allí, o incluso que todavía exista oculta en alguna parte”.
El objetivo científico de la misión es evaluar la habitabilidad de una región de Marte, conocer su potencial como hábitat para la vida pasada o presente. Para cumplirlo, la misión MSL lanzará el próximo 26 de noviembre desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida, EE UU) el roverCuriosity a bordo de un cohete ATLAS V. Está previsto que el vehículo llegue a su destino en agosto de 2012.
Tras un minucioso proceso de selección, los responsables de la misión han elegido como punto de aterrizaje el cráter Gale, de unos 100 km de diámetro y con un montículo central de 5 km de altura. Se cree que en ese terreno se podrá leer gran parte de la historia geológica de Marte, además de que presenta huellas que sugieren que pudo haber sido un lago.
Los objetivos específicos de MSL son verificar el potencial biológico de la zona explorada por el rover, investigar los procesos planetarios que ocurren en su superficie y que influyen en su habitabilidad (como el agua, por ejemplo), y caracterizar los niveles de radiación que llegan a la superficie de Marte.

Una antena de la ESA contacta con la sonda rusa perdida que iba a Marte

La estación de seguimiento que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene en Perth (Australia) ha conseguido esta semana contactar varias veces con la sonda rusa Fobos-Grunt, que falló el pasado 8 de noviembre en su intento por poner rumbo a Marte. La ESA continúa informando sobre la evolución de los contactos.
Las comunicaciones con la sonda rusa Fobos-Grunt, cuyo objetivo era traer muestras del satélite Fobos de Marte, se interrumpieron instantes después de su lanzamiento el pasado día 8 de noviembre desde el cosmodromo de Baikonur (Kazajistán).
El lanzador dejó a la sonda en una órbita terrestre de baja altitud, donde se prepararía para comenzar el largo viaje al planeta rojo con sus propios medios. Instantes después de que la nave y su etapa propulsora Fregat se separasen del cohete, los controladores recibieron la señal que confirmaba el correcto despliegue de sus paneles solares.
El motor de la Fregat tenía que encenderse dos veces de forma automática, fuera de la zona de cobertura de las estaciones de seguimiento rusas, para insertar a la sonda en una trayectoria interplanetaria hacia Marte. Sin embargo, por algún motivo todavía desconocido, el motor no se encendió y, desde ese momento, se perdió el contacto con la nave.
Los responsables rusos de la misión y sus colegas de otras agencias espaciales se movilizaron. Las observaciones realizadas desde Tierra confirmaron que la nave permanece en órbita a la Tierra, a una altitud de entre 200 y 340 km, manteniendo una orientación controlada.
La ESA se comprometió con NPO Lavochkin, responsable de las operaciones de la misión en nombre de la agencia espacial rusa (Roscosmos), a hacer todo lo posible para intentar contactar con la sonda utilizando la red de estaciones de seguimiento de la ESA.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Los halos galácticos son mucho más grandes de lo esperado

Todd M. Tripp,  Universidad de Massachusetts

 La ilustración muestra como los astrónomos utilizan los QSO (objetos cuasiestelares) para estudiar los  halos invisibles de las galaxias. Cuando la luz de un QSO distante atraviesa el gas que rodea a una galaxia situada entre el QSO y nosotros (se indica esquemáticamente con un círculo rojo de puntos), algunos de los colores de la luz del QSO son absorvidos por los materiales del halo galáctico. En consecuencia, el Telescopio Espacial Hubble, observa la desaparición de algunos colores. Mediante el estudio de los colores absorvidos, los astrónomos pueden determinar propiedades sobre los halos gaseosos, tales como la composición, temperatura, densidad y masa. Esta técnica ha revelado que los halos de las galaxias son mucho más grandes y más masivos que la distribución de estrellas en la galaxia. Estos grandes halos son producidos por los vientos que genera la materia que se mueve rápidamente alejándose de las galaxias.
Todd Tripp, jefe del equipo de investigadores de la Universidad de Massachusetts comenta que gracias a los nuevos datos del Hubble nos estamos acercando a la compresión de la evolución galáctica.
Las galaxias son los lugares donde nacen las estrellas. Cada una cuenta con un núcleo denso central y un halo a su alrededor que contiene gases en bajas densidades. Hasta ahora, la mayoría de la masa del halo no se podía detectar desde la Tierra. Pero el nuevo espectrógrafo del Hubble, COS, único en su tipo, ha mejorado dramáticamente la calidad de la información con respecto a la envoltura gaseosa de las galaxias.
Tripp añade que con el nuevo espectrógrafo se pueden ver los halos de las galaxias situadas a menos de 150.000 parsecs. "Donde antes no veíamos nada ahora estamos recibiendo datos más completos sobre la composición y el movimiento de los gases del halo, donde la temperatura y la estructura química varía en diferentes lugares".

martes, 22 de noviembre de 2011

Nuevas cuasi-partículas en las enanas blancas de helio

Las enanas blancas son remanentes estelares que poco a poco irradian su calor hacia el espacio. Las mayoría de las enanas blancas están compuestas de carbono y oxígeno, pero hay un porcentaje pequeño que están formadas íntegramente de helio. Nos fijaremos en estas últimas.
Debido a que no producen calor, con el tiempo, las enanas blancas dejan de emitir calor y luz. Pero este proceso de enfriaiento lleva mucho tiempo, mucho más incluso que la edad actual del Universo, por lo que las enanas negras todavía no existen.
Las enanas de helio tienen sus propias características. El helio a altas presiones forma un plasma de núcleos en un mar de electrones. Cuando la presión aumenta, estos núcleos adquieren una formación cristalina. Las propiedades de estos cristales de helio son las que determinan el grado de rapidez con el que se enfría la estrella.
Pero, recientemente, los científicos han encontrado que el helio también puede llegar a formar un condensado de Bose-Einstein. Así que la pregunta que se han hecho Paulo Bedaque y sus colegas de la Universidad de Marylnd es cómo podría afectar la presencia de un condensado a las propiedades de la estrella.
Los condensados de helio tienen un comportamiento extraordinario que permiten la formación de varios tipos de cuasi-partículas. Estas cuasi-partículas han sido bien estudiadas en los condensados comunes por lo que se sabe que los átomos no adquieran energía por fricción, lo que hace que no se disipe energía por movimiento, y como consecuencia, reducen su calor específico.
Pero Bedaque ha localizado que una cuasi-partícula totalmente nueva, surge de las enanas de helio debido a las restricciones adicionales sobre el comportamiento del condensado. Esta cuasi-partícula tiene la propiedad de reducir el calor específico en el centro de la enana blanca en dos órdenes de magnitud en comparación con un núcleo cristalino.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Congreso 'Ciencia con el GTC'

En el canal de Youtube del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)se pueden encontrar varias entrevistas realizadas a investigadores que han presentado sus resultados en el congreso 'Ciencia con el GTC' que se está celebrando en La Palma, y al Director de GRATECAN.

En este otro enlace, podréis visitar algunas de las fotografías tomadas por el GTC.

¿Tenéis curiosidad por ver las instalaciones del GRATECAN? Encontrarás multitud de fotografías aquí.

Nueva investigación sobre el origen de las estrellas fugitivas

Nuevas simulaciones sugieren que las estrellas fugitivas son astros marginados de los sistemas binarios. Durante medio siglo, los astrónomos han estado perplejos con la naturaleza de las estrellas fugitivas, grandes monstruos que viajan alrededor de las galaxias a unos treinta kilómetros por segundo, sin razón aparente. En un artículo publicado por Science, los astrofísicos Michiko S. Fujii y Simon Portegies Zwart describen la forma en la que creen que las grandes estrellas obtienen su velocidad como resultado de haber sido arrojadas fuera de los acoplamientos de estrellas binarias existentes en los centros de los cúmulos de estrellas.
Los científicos sugieren que en ocasiones, algunas grandes estrellas se mueven lo suficientemente cerca de sistemas binarios, dejándose embaucar por su campo gravitatorio, lo que genera un estado de desequilibrio en el nuevo trío estelar. Después de algún tiempo, como resultado de la acumulación de energía creada entre los tres astros, la gran estrella es expulsada del grupo, y es enviada a toda velocidad hacia el espacio, convirtiéndose en una estrella fugitiva.

domingo, 20 de noviembre de 2011

El GTC observa la infancia de alguna de las galaxias más masivas del universo


El proyecto SHARDS analiza con el GTC galaxias masivas muy antiguas para, entre otras cosas, aclarar cómo se formaron. Con cerca del 70% de las observaciones realizadas, han logrado detectar objetos cuyo nacimiento se sitúa poco después del Big Bang. Un trabajo de arqueología astronómica que puede dar pistas sobre el futuro de galaxias similares.
¿Es posible analizar desde la Tierra objetos formados poco después del origen del universo? El proyecto ESO/GTC SHARDS, que desarrolla sus trabajos en el Gran Telescopio CANARIAS (GTC), ubicado en el observatorio Roque de Los Muchachos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en La Palma, ha logrado remontarse en el tiempo hasta detectar galaxias formadas poco después del Big Bang. Son cuerpos de apenas un giga-año de vida (unos mil millones de años) que contribuirán a que la comunidad científica profundice en el conocimiento de la historia del universo y a que pueda conocer el futuro de galaxias similares, entre las que podría llegar a estar la Vía Láctea si se llegara a fusionar con otra galaxia.
SHARDS es el acrónimo inglés de “Exploración de galaxias rojas y muertas con absorción a alto desplazamiento al rojo”. El proyecto, liderado por el investigador de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y miembro del equipo Consolider GTC “Galaxias-UCM” Pablo Pérez-González, analiza los progenitores de las galaxias más masivas próximas a la Vía Láctea. Se trata de galaxias que no sólo se caracterizan por su gran tamaño –varios billones de masas solares-, sino porque albergan estrellas muy antiguas. Las últimas novedades del trabajo han sido presentadas en el IV congreso Ciencia con el GTC que concluye hoy, viernes 18, en La Palma.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Las frías nubes de Carina

Observaciones realizadas con el telescopio APEX, en longitudes de onda submilimétricas, revelan las frías nubes de polvo donde nacen estrellas en la Nebulosa Carina. Este lugar de violenta formación estelar, que alberga a algunas de las estrellas más masivas de nuestra galaxia, es un terreno ideal para estudiar las interacciones entre estas estrellas jóvenes y sus nubes moleculares progenitoras.
Usando la cámara LABOCA del radiotelescopio Atacama Pathfinder Experiment (APEX) en el llano de Chajnantor, a 5000 metros de altura en los Andes chilenos, un equipo de astrónomos dirigido por Thomas Preibisch (Universitäts-Sternwarte München, Ludwig-Maximilians-Universität, Alemania), en estrecha colaboración con Karl Menten y Frederic Schuller (Max-Planck-Institut für Radioastronomía, Bonn, Alemania), tomó imágenes de la región en luz submilimétrica. En esta longitud de onda, la mayoría de la luz detectada corresponde al débil calor que emiten de los granos de polvo cósmico. Por lo tanto, la imagen revela las nubes de polvo y gas molecular –principalmente de hidrógeno- a partir de la cual pueden formarse estrellas. A -250ºC, los granos de polvo son muy fríos, y el débil resplandor que emana de ellos sólo puede ser visto en longitudes de onda submilimétricas, significativamente más amplias que las de la luz visible. Por esta razón la luz submilimétrica resulta clave para estudiar cómo se forman las estrellas y cómo interactúan con sus nubes progenitoras.

El experimento OPERA confirma la medida de neutrinos más rápidos que la luz

Los científicos de la colaboración OPERA han vuelto a confirmar desde el Laboratorio Nacional del Gran Sasso (Italia), con un haz de neutrinos establecido por el CERN, las mediciones que indican que estas partículas viajan más rápido que la luz. Las nuevas pruebas parecen excluir una parte de potenciales efectos sistemáticos que podrían haber afectado a la medida original.
El 17 de noviembre la colaboración OPERA ha presentado el documento sobre la medición de la velocidad del neutrino para su publicación en el Journal of High Energy Physics, y en paralelo en el repositorio digital ArXiv. El documento está en línea desde el 18 de noviembre.
El tiempo transcurrido desde el seminario celebrado en el CERN el 23 de septiembre, donde la colaboración hizo públicos sus primeros resultados sobre la velocidad del neutrino, ha sido utilizado para comprobar los principales aspectos del análisis de datos y, sobre todo, para realizar nuevas pruebas con el haz de neutrinos establecido por el CERN.
Este nuevo haz se caracteriza por una mejor definición del momento de extracción de los protones que lo originan, al disponer de paquetes de partículas de unos 3 nanosegundos de duración separados por hasta 524 nanosegundos. De esta manera, en comparación con el anterior medición, los haces de neutrinos que detecta OPERA son más estrechos y espaciados entre sí.

viernes, 18 de noviembre de 2011

La 'rápida' caída en espiral de una estrella a un agujero negro

Comprueban con el Gran Telescopio Canarias (GTC) lo que se había estudiado en la teoría: que en los sistemas binarios formados por una estrella y un agujero negro, ella queda atrapada en el campo gravitatorio del agujero y se acerca progresivamente al 'horizonte de sucesos', el punto de no retorno a unos 15 kilómetros del centro del sistema.
Llevan años estudiando una relación muy peculiar, la que se da entre un agujero negro y la estrella compañera que gira alrededor de él a una velocidad extraordinaria: 700 kilómetros por segundo. Los investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) Jonay I. González Hernández, Rafael Rebolo y Jorge Casares han visto, gracias al Gran Telescopio Canarias y su instrumento OSIRIS, que cada vuelta de esta pareja, el sistema binario XTEJ1118+480, se produce un microsegundo más rápido, de modo que ella se acerca con cada recorrido a su alrededor un poco más a él, aproximadamente siete centímetros.
Este trabajo de investigación ha sido presentado en el IV congreso Ciencia con el GTC que finaliza hoy, viernes 18 de noviembre, en La Palma.

Los viajes de Marie Curie a España

La famosa científica Marie Curie, la única persona que ha recibido el premio Nobel de Física y el de Química, viajó a España en tres ocasiones. En 1919 participó en Madrid en el I Congreso Nacional de Medicina. Después volvió en 1931 invitada por el Gobierno de la Segunda República y en 1933 para presidir una reunión internacional en la Residencia de Estudiantes sobre el porvenir de la cultura.
La sala del Teatro Real ofrecía un aspecto deslumbrante, engalanado con magníficos tapices. Todos los palcos y las butacas estaban repletos de una distinguida concurrencia. Al acto, presidido por el rey Alfonso XIII, acudieron prestigiosos médicos, políticos y personalidades extranjeras, entre ellas la investigadora Marie Curie (Polonia 1867, Francia 1934). Así describían los cronistas de la época la solemne inauguración del I Congreso Nacional de Medicina, que se celebró en Madrid entre el 20 y 28 de abril de 1919 bajo la coordinación del fisiólogo José Gómez Ocaña.
La científica llegó a Madrid como una auténtica eminencia. Ya había recibido sus dos premios Nobel: el de Física (1903) por sus investigaciones sobre la radiactividad y el de Química (1911) por el descubrimiento del radio y el polonio. Curie, que en la Primera Guerra Mundial había promovido el uso de ‘coches radiológicos’ para ayudar a los soldados heridos, agradeció en el teatro el apoyo que los españoles habían prestado a los prisioneros franceses durante la contienda.

Europa: ¿luna habitable de Júpiter?

Ahora que el satélite Europa está de actualidad debido a las últimas investigaciones publicadas, os ofrezco a continuación un vídeo de su capa de hielo, que está siendo investigada por los científicos planetarios.


jueves, 17 de noviembre de 2011

Leónidas 2011

Las Leónidas son una lluvia de meteoros que se produce cada año entre el 15 y el 21 de noviembre, alcanzando un máximo de intensidad cada 33 años; las Leónidas muestran un pico de actividad debido a que el polvo del cometa Tempel-Tuttle no está distribuido homogéneamente a lo largo de su órbita. En años normales, las Leónidas producen tasas del orden de diez a quince meteoros por hora. Denison Olstead, profesor de la Universidad de Yale, observó que los trazos de los meteoros parecían provenir de la constelación de Leo, lo que dio su nombre al fenómeno.
El color de estos meteoros es generalmente rojizo, son muy rápidos, ya que la Tierra los encuentra de frente, y con frecuencia dejan tras sí una estela de color verde que persiste durante unos pocos segundos. Su distribución a lo largo de la órbita no es uniforme, por cuanto están concentrados en un enjambre más denso que ha dado lugar a las grandes lluvias de estrellas.
Este año, la actividad se extenderá desde el próximo día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 18 de Noviembre sobre las 3:40 TU (Muy favorable para los observadores europeos). La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 16 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). El mejor momento para observar estos meteoros será a partir de medianoche, para evitar la presencia de una luna en fase menguante.

El GTC asiste al nacimiento de una estrella

Elegida como 'Imagen astronómica del día' por la NASA el pasado 7 de noviembre, esta astrofotografía fue tomada por el mayor telescopio óptico-infrarrojo del mundo, el Gran Telescopio CANARIAS (GTC) y el instrumento OSIRIS, situado en el Observatorio del Roque de Los Muchachos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en La Palma. El astrofotógrafo Daniel López fue el encargado de su procesado. El GTC celebra hasta el viernes, 18 de noviembre, su IV encuentro Ciencia con el GTC.
La nebulosa Sharpless 2-106, con forma de reloj de arena, podría ser fácilmente confundida con una nebulosa planetaria bipolar. Nada más lejos de la realidad. Mientras que una nebulosa planetaria representa la fase final de una estrella pequeña (como el Sol), en esta imagen lo que contemplamos es una gran nube de polvo y gas donde podrían estar formándose más de un centenar de estrellas.
A una distancia de unos 2.000 años luz y con un tamaño de unos dos años luz de largo, esta región de formación estelar está iluminada principalmente por una estrella muy joven (de unos 100.000 años de edad) con una masa equivalente a la de 15 soles. En la imagen no se aprecia bien la estrella, al quedar oculta por un disco de materia relativamente denso. Este disco parece ser el responsable de la singular forma de la nebulosa, ya que la luz de la estrella sería absorbida por el disco en la dirección ecuatorial, pero podría escapar por los polos ionizando el gas por encima y por debajo del disco y dando lugar a las dos regiones que vemos iluminadas.

Un océano salado bajo la superficie helada de la luna Europa

Científicos de la NASA han reunido pruebas que podrían afirmar la existencia de agua líquida, equivalente al volumen de los Grandes Lagos de América, bajo la superficie helada de la luna de Júpiter, Europa.
Los datos obtenidos sugieren un cambio significativo entre la corteza helada de Europa y su océano interior. Esta información podría reforzar los argumentos de que el océano subterráneo de Europa representa un hábitat con potencial para la vida. Esta investigación aparece publicada en la revista Nature.
"Estos datos muestran algunas posibilidades convincentes",dijo Mary Voytek, directora del Programa de Astrobiología de la NASA en Washington. "Pero antes de poder adelantar más implicaciones, muchos científicos querrán analizar los resultados".
Para llevar a cabo la investigación se utilizaron imágenes captadas por la nave espacial Galileo, que fue lanzada en 1989 a bordo del transbordador 'Atlantis' con la misión de explorar Júpiter y su sistema planetario. La sonda de la NASA ha proporcionado tanta información sobre el gigante gaseoso y sus lunas que los científicos están tardando décadas en analizarla.
Uno de los descubrimientos más importantes fue el hallazgo de un océano global de agua salada  debajo de la superficie de Europa. Este océano es lo suficientemente profundo como para cubrir toda la superficie de Europa y contiene más agua líquida que todos los océanos de la Tierra juntos. Sin embargo, al estar lejos del Sol, la superficie del océano está congelada completamente. La mayoría de los científicos creen que esta capa de hielo posee decenas de kilómetros de espesor.
"Una de las opiniones de la comunidad científica ha sido que si la capa de hielo es gruesa, este hecho impediría que la superficie se comunicase con el océano subyacente", explica Schmidt, al mismo tiempo que advierte de que ahora se está ante la evidencia de que, a pesar de que la capa de hielo es gruesa, ésta permite el flujo energético, lo que podría hacer de Europa y su océano lugares más habitables.
La doctora Schmidt y su equipo se centraron en las imágenes enviadas por la sonda Galileo en la que se apreciaban estructuras similares a las que observamos en la Tierra en las plataformas de hielo y en los glaciares volcánicos, para desarrollar un modelo que explique esos rasgos. Tras el análisis, se realizaron varias observaciones contradictorias: algunas parecían indicar que la capa de hielo es gruesa y otras que es delgada.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Explorando la atmósfera del exoplaneta WASP-14b

Descubierto por primera vez en 2008, WASP-14b es un exoplaneta interesante. Es aproximadamente siete veces más masivo que Júpiter, pero sólo el 30% más grande, por lo que es el más denso entre los exoplanetas conocidos. Recientemente, fue objeto de observaciones con el telescopio espacial Spitzer, que fue capaz de recoger la radiación infrarroja emitida por el planeta lo que está dando a los astrónomos nuevas pistas sobre cómo son las atmósferas de los Júpiter calientes, en contradicción con las expectativas basadas en las observaciones de otras atmósferas de exoplanetas.
Las imágenes del sistema fueron tomadas por un equipo de astrónomos liderados por Jasmina Blecic y Harrington Joseph de la Universidad de Florida Central. El equipo tomó imágenes usando tres filtros, lo que les permitió analizar la luz en longitudes de onda específicas. El brillo en cada una se comparó con las predicciones hechas por los modelos de atmósferas que incluyen moléculas como H2O, CO, CH4, dióxido de titanio, y VO, así como más gases atmosféricos típicos como hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Nuevo estudio sobre la cronología de la historia geolunar

Uno de los campos más complicados de la investigación científica, es la formación planetaria. El punto de vista actual, basado en la cronometría (medida científica del tiempo) establece que:
1.-La Tierra se formó a través de la acumulación de materiales unos 30 millones de años después de la formación de nuestro Sistema Solar.
2.-El impacto que dio lugar a la Luna se produjo,en tiempo geológico, inmediatamente después. Sin embargo, las simulaciones y los análisis de las rocas lunares perecen indicar que este acontecimiento se pudo producir hasta 70 millones de años después. Recientemente, los científicos del Departamento de Ciencias Terrestres y Planetarias de la Universidad de Harvard han propuesto un modelo que explica esta discrepancia mediante el análisis cronológico isotópico y la partición de la formación de siderófilos, o el hierro. Los investigadores concluyen que una formación tardía de la Luna es posible, pero requiere una formación muy rápida de la Tierra antes del impacto que formó la Luna.
El profesos Stein B. Jacobsen y Gang Yu, han analizado un método para obtener conclusiones con respecto a la formación geolunar y su escala en el tiempo. Según estos científicos, el factor más complicado en el estudio fue el uso del cronómetro basado en el hafnio-tungsteno para determinar la forma de modelar los procesos básicos de formación y su efecto sobre la composición isotópica de tungsteno en el manto de nuestro proto-planeta. Aunque los investigadores ya poseen los datos del tungsteno, recrear con ellos la cronometría requiere aún mucho trabajo, ya que hay que tener en cuenta cuestiones como la desintegración radioactiva y la formación del núcleo, que es todavía muy conceptual y técnicamente difícil.

En el esquema superior se representa las etapas de la formación geolunar. Hay cuatro etapas:
1.-asentamiento del polvo.
2.-formación de planetesimales.
3.-formación del embrión.
4.-acreción de los planetesimales y gran impacto.
Los cuerpos situados debajo de las líneas de puntos representan el material que queda en la zona de alimentación de la Tierra. La zona sombreada representa la presencia de la nebulosa solar que se disipó hace 2-5 millones de años. En la parte inferior se muestra una escala de tiempo aproximada.

martes, 15 de noviembre de 2011

Hallada la clave que completa los modelos de los "relámpagos" en la alta atmósfera

Representación de los tipos de TLEs más frecuentes. Algunos de los nombres fueron tomados de El sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, evocando su naturaleza esquiva y misteriosa.

Existe toda una familia de fenómenos luminosos emparentados con los rayos de tormenta que se producen en la mesosfera, una región situada cuarenta kilómetros por encima de las nubes.
Científicos del IAA han hallado el motivo de que, en ocasiones, estos destellos se produzcan con cierto retardo con respecto al rayo que los desencadena
Hace dos décadas se descubrió un asombroso fenómeno: se observaron intensos destellos en la mesosfera, una región de la atmósfera situada a partir de los cincuenta kilómetros por encima del suelo y que se creía carente de actividad. Relacionados con los rayos de tormenta pero situados decenas de kilómetros sobre las nubes, resultaba inexplicable que algunos de estos destellos, los conocidos como sprites retardados, se produjeran con retraso con respecto al rayo que los desencadenaba. Un trabajo, desarrollado por los investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) Alejandro Luque y Francisco J. Gordillo y publicado en Nature Geoscience, aporta la clave que faltaba en los modelos de iniciación de los sprites.
Los sprites son eventos luminosos que duran centésimas de segundo y que muestran una parte superior difusa y una región inferior poblada de "tentáculos" (filamentos de aire ionizado de entre diez y cien metros de grosor). Pueden extenderse desde los cuarenta hasta los casi cien kilómetros sobre el suelo y se producen simultáneamente al rayo que los desencadena o con cierto retraso. "Los sprites retardados eran la prueba de que nuestro conocimiento era incompleto: no podíamos explicar que, en lugar de producirse entre dos y tres milisegundos después del rayo, se demoraran hasta 150 milisegundos", apunta Francisco J. Gordillo (IAA-CSIC).

Lutetia: un raro sobreviviente del nacimiento de la Tierra

Nuevas observaciones indican que el asteroide Lutetia es un fragmento sobrante del material original a partir del cual se formó la Tierra, Venus y Mercurio. Combinando datos de la sonda Rosetta de ESA, el New Technology Telescope (NTT) de ESO, y telescopios de NASA, astrónomos encontraron que las propiedades del asteroide se asemejan a las de un raro tipo de meteoritos encontrados en la Tierra, lo que sugiere que se habría formado en una zona más interna del Sistema Solar. En algún momento, Lutetia debió trasladarse a su actual ubicación, en el cinturón principal de asteroides situado entre Marte y Júpiter.
Un equipo de astrónomos de universidades de Francia y Norteamérica estudió en gran detalle y en un amplio rango de longitudes de onda [1] el inusual asteroide Lutetia, con el fin de deducir su composición. Los datos de la cámara OSIRIS de la nave espacial Rosetta de ESA [2], el New Technology Telescope de ESO (NTT) en el Observatorio La Silla en Chile, y los telescopios de NASA Infrared Telescope Facility, en Hawai, y el telescopio espacial Spitzer, se combinaron para crear el espectro más completa obtenido hasta ahora de un asteroide [3].
Este espectro de Lutetia fue posteriormente comparado con el de meteoritos encontrados en la Tierra, estudiados extensamente en laboratorio. Se encontró un solo tipo de meteoritos –los enstatita chondrites– que posee propiedades que coinciden con Lutetia en toda la gama de colores.
Se sabe que los enstatitas chondrites corresponden a material que data de los inicios del Sistema Solar. Este material se habría formado cerca del joven Sol y habría jugado un rol fundamental en la formación de los planetas rocosos [4], en particular de la Tierra, Venus y Mercurio [5]. Al parecer Lutetia no se originó en el cinturón principal de asteroides, donde se encuentra ahora, sino mucho más cerca del Sol.
“¿Pero cómo logró Lutetia escapar del Sistema Solar interior y alcanzar el cinturón principal de asteroides?”, se pregunta Pierre Vernazza (ESO), autor principal del artículo.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Menú Cósmico

Aprovechando que la temática propuesta para el Carnaval de la Física de este mes "La física en la cocina" , he decidido recuperar un post antiguo relacionado con la temática. El blog Gravedad Cero es el organizador de la edición de noviembre de 2011. ¿A quién le apetece un menú cósmico?


Primer plato: Nebulosa de la Calabaza.

¿A quién le apetece un poco de verdura para empezar una buena comida? El Universo ha optado por una calabaza como primer plato. El verdadero nombre de esta protonebulosa planetaria es OH 231.84 +4.22 y se encuentra en la constelación de Puppis. Tiene aproximadamente 1,4 años luz de largo y se encuentra en el cúmulo abierto M46, a unos 5.000 años luz de distancia. La nebulosa se compone fundamentalmente de gas expulsado por la estrella central y posteriormente acelerado en direcciones opuestas. El gas ha alcanzado enormes velocidades de hasta 1,5 millones de km/h. La mayor parte de la masa estelar se encuentra ahora en estas estructuras bipolares de gas. Se estima que se convertirá con gran probabilidad en una nebulosa planetaria bipolar completa, durante los próximos 1.000 años. Pero esta protonebulosa también tiene otro nombre relacionado con los alimentos: Nebulosa del Huevo Podrido. Este nombre no alude a la forma de la nebulosa sino a la gran cantidad de compuestos sulfurosos presentes en ella, lo que produciría un desagradable olor si se pudiera estar allí para comprobarlo. A pesar de ello, he encontrado una imagen de unos huevos podridos comparable a la nebulosa.


viernes, 11 de noviembre de 2011

Remotas nubes de gas reflejan el origen del universo

Simulación del cúmulo de gas primordial, con ausencia de elementos pesados, hallado en los confines del universo. Imagen: Ceverino, Dekel y Primack.

Astrónomos estadounidenses han observado cúmulos de gas primordial formados en los primeros minutos de la formación del cosmos. La investigación, que confirma las predicciones de la teoría del Big Bang, supone la primera detección de este gas que no contiene trazas de los elementos más pesados que se forjan en las estrellas.
Dos nubes gigantes de gas que solo contienen elementos ligeros –los únicos que existían antes de la formación de las estrellas– han sido observadas por primera vez. “Hasta ahora solo se había teorizado sobre la existencia de estas nubes primigenias”, afirma a SINC John M. O'Meara, investigador del Saint Michael's College de Colchester (EE UU) que participa en estudio.
En el Big Bang se crearon los elementos más ligeros, como hidrógeno y helio. Millones de años después, cuando el gas primordial se condesó y formó los primeros astros se forjaron los elementos pesados como el carbono o el oxígeno. Estos componentes llamados ‘metales’ han contaminado todas las mediciones realizadas por los astrónomos hasta ahora.
“En todos los lugares observados del universo se han detectado elementos pesados en alguna forma, pero en estas nubes no. Esto significa que el gas ha permanecido totalmente prístino desde que se creó, minutos después del Big Bang”, asegura O'Meara. .
Además, la cantidad de hidrógeno y de su isótopo Deuterio que han encontrado los investigadores se ajusta totalmente a las predicciones de la Teoría del Big Bang. “Interpretamos estos resultados como una exitosa comprobación de la cosmología del Big Bang”, subraya O'Meara.

Hablando de Ciencia: el Documental

Este año, en la celebración de la Semana de la Ciencia, numerosas ciudades preparan actividades para acercar la ciencia al ciudadano. Pero en esta ocasión contamos también con otro evento: se estrena el documental DEL MITO A LA RAZÓN. En este enlace podéis consultar la fecha en la que se estrena en vuestra ciudad. Yo intentaré verlo el domingo en San Sebastián. Para ir abriendo boca os recomiendo ver el trailer.



Más información en Hablando de Ciencia.

jueves, 10 de noviembre de 2011

La búsqueda de las exolunas avanza


No fue hace tanto tiempo cuando los astrónomos comenzaron a descubrir los primeros planetas alrededor de otras estrellas. Pero como este campo de la astronomía avanza a grandes pasos, los astrónomos ya se plantean el ponerse a buscar lunas alrededor de estos mundos.
Antes de emprender la búsqueda de las exolunas, los científicos deben primeramente tratar de conseguir una compresión de lo que pueden estar buscando. Afortunadamente, estas cuestiones pueden ser resueltas estudiando el origen y la formación de los sistemas solares.
En general existen tres mecanismos por los que los planetas pueden obtener satélites. Lo más sencillo es que se formen junto a él en el disco de acreción. Otro método es que el satélite se cree a partir del material del planeta al sufrir éste un gran impacto con otro cuerpo. Este es el caso de nuestra Luna, nacida a partir de los restos de la Tierra cuando sufrió un impacto contra un objeto del tamaño de Marte. Algunos astrónomos piensan que estos impactos son frecuentes y que pueden ser los causantes de que 1 de cada 12 planetas similares a la Tierra puedan poseer una luna con este origen. Por último, otra posibilidad es que el planeta capture gravitatoriamente un asteroide o un cometa como es el caso de muchas lunas de Júpiter y Saturno.
Cada uno de los anteriores orígenes generan lunas de diferentes masas. Los cuerpos capturados son muy pequeños por lo que es poco probable que se detecten en un futuro próximo. Las lunas generadas por impactos formarían cuerpos con una masa aproximada del 4% de la de su planeta, por lo que su detección es limitada. Por ello se cree que las más accesibles son las grandes lunas formadas en los discos protoplanetarios junto a sus planetas.

La tripulación de Mars500 ya está en casa

Misión cumplida. Los seis miembros de la tripulación de Mars500 han abierto hoy la escotilla y han salido de la instalación en la que han simulado un viaje a Marte durante más de 500 días. A lo largo de este tiempo han realizado multitud de experimentos científicos y han confirmado que la especie humana está preparada para una misión de ida y vuelta al planeta rojo.
Mars500, la primera simulación completa y en tiempo real de una misión a Marte, se ha cumplido con éxito. Sus seis tripulantes han desembarcado esta mañana de la “nave” instalada en el Instituto IBMP de Moscú (Rusia) y en la que han viajado al planeta rojo desde el 3 de junio de 2010.
Los 520 días de aislamiento han finalizado hoy con la apertura de la escotilla. Durante estos 17 meses, el experimento ha imitado hasta el último detalle de cada una de las fases que tendría una misión real: el largo viaje hasta Marte, la inserción en órbita entorno al planeta, el aterrizaje, la exploración de su superficie, el regreso a órbita, el monótono viaje de vuelta y el aterrizaje en la Tierra.
“Hemos logrado realizar, en la Tierra, el viaje espacial más largo de la historia, para que la humanidad del mañana pueda ver un amanecer en la superficie de un planeta lejano, pero que está a nuestro alcance”, comenta Diego Urbina, el tripulante italiano de la ESA, tras abandonar la instalación.

¿Cuándo estamos más cerca del Sol? ¿Al mediodía o en el ocaso?

Este post participa en la XXV Edición del Carnaval de la Física que se celebra en el blog Gravedad Cero.

Primero imaginemos que nuestro planeta se traslada en torno al Sol en una órbita circular. En este caso, ¿cuándo estaríamos más cerca del Sol?

En la imagen de la izquierda podemos ver cómo en el punto 1 (mediodía), la Tierra está más cerca del Sol que en el punto 2 (atardecer). La diferencia, teniendo en cuenta que la Tierra es una esfera equivaldría a un radio terrestre. Es decir, estaríamos aproximadamente 6.370 kilómetros más cerca del Sol al mediodía que en el ocaso.

Pero, ¿se cumple siempre esta relación de distancias?

La respuesta es NO.

Para encontrar el resultado anterior hemos tomado dos aproximaciones: la esfericidad de la Tierra y que su órbita en torno al Sol es circular. Pero hoy en día sabemos que nuestro planeta tiene una órbita elíptica en uno de cuyos focos está el Sol, tal y como se aprecia en la figura derecha.

Debido a esto, la Tierra unas veces está más cerca del Sol y otras más lejos. Consecuentemente, unas veces se aproxima al Sol (aproximadamente durante la segunda mitad del año) y otras se aleja de él (aproximadamente durante la primera mitad del año).

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Explosiones estelares de novas por primera vez en 3D

Imágenes del proceso de mezcla en la interficie entre una enana blanca y el envoltorio transferido por la compañera durante una explosión de nova. Las figuras muestran la evolución de la abundancia de carbono-12 en el envoltorio a diferentes instantes. Imagen: UPC.

 Científicos de la Universitat Politècnica de Catalunya - BarcelonaTech (UPC) han simulado por primera vez en 3D los fenómenos críticos producidos durante las explosiones estelares de novas. Así han podido caracterizar de manera precisa las propiedades físicas y la composición química del material expulsado, lo que ha servido para resolver un enigma de hace más de 50 años: el origen de la distribución irregular y heterogénea del material. El trabajo permite analizar la función que tienen estas explosiones termonucleares en el enriquecimiento químico de la galaxia.
Gracias a los complejos fenómenos nucleares que concurren en el interior de las estrellas, el universo ha evolucionado desde un estadio químicamente pobre, dominado exclusivamente por la presencia de hidrógeno, helio y sólo trazas de litio, a un lugar con cerca de un centenar de elementos estables.
El origen de la mayor parte de estos elementos químicos hoy en día presentes en el cosmos, que han propiciado la formación de estructuras como planetas y estrellas o la génesis de formas de vida (desde el calcio de nuestros huesos, hasta el hierro de la sangre o el uranio que emplean las centrales nucleares), se gesta en titánicas explosiones estelares, como por ejemplo las explosiones de supernovas y novas.
Las novas son fenómenos estelares de tipo cataclísmico que tienen lugar en sistemas binarios los cuales contienen un objeto estelar compacto (una "enana blanca", de hasta 1.4 veces la masa del Sol, pero con dimensiones planetarias) y una estrella poco masiva. Ambas estrellas están bastante cerca como para que el intenso campo gravitatorio de la enana blanca arranque parte del material de las capas más externas de su compañera.

martes, 8 de noviembre de 2011

Detectan grandes cantidades de agua en un disco protoplanetario

El observatorio espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha detectado emisiones de vapor de agua en el disco de polvo que rodea la joven estrella TW Hydrae. Estas emisiones indican la existencia de una reserva de agua capaz de llenar miles de océanos terrestres, por lo que se abre un nuevo campo de pruebas para investigar cómo llegó el agua a la Tierra.
Los científicos piensan que una buena parte del agua de nuestro planeta llegó a bordo de los cometas que chocaron contra la Tierra durante sus primeras etapas de formación. Esta hipótesis se ha respaldado recientemente con el descubrimiento realizado por Herschel de agua similar a la terrestre en un cometa (103P/Hartley 2).
Ahora el mismo telescopio espacial, gracias a su instrumento HIFI, también ha detectado emisiones de vapor de agua en todo el disco que se arremolina alrededor de TW Hydrae, una estrella formada hace unos 5-10 millones de años y localizada a 176 años luz de la Tierra. El descubrimiento muestra así que existen reservas importantes de agua en los discos protoplanetarios que rodean a algunas estrellas.
TW Hydrae se encuentra en la última etapa de su proceso de formación y está rodeada por un disco de polvo y gas que se terminará condensando para dar lugar a todo un sistema de planetas.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Ultiman el diseño de un experimento para comprobar si el neutrino es su propia antipartícula

El experimento NEXT podría revelar por qué el universo está formado por materia y no por antimateria. El Instituto de Física Corpuscular, que coordina el proyecto, alberga el meeting del que saldrá el diseño del detector, que se instalará en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (Huesca) a partir de 2013.
El Instituto de Física Corpuscular (IFIC), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de València (UV), celebra del 31 de octubre al 4 de noviembre una reunión de la colaboración internacional NEXT, un proyecto para construir un detector que compruebe, por primera vez, la existencia de un raro proceso que se daría en los neutrinos, llamado 'doble desintegracion beta sin neutrinos'.
De confirmar NEXT esta hipótesis, propuesta por el misterioso físico italiano Ettore Majorana, el neutrino sería su propia antipartícula, lo cual ofrecería una explicación a por qué el universo está hecho de materia y no de antimateria. En la reunión que se celebra en Valencia se decidirá el diseño final del detector de gas xenón que se instalará en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (Huesca) a partir de 2013.
En el proyecto NEXT participan más de 80 científicos de 13 centros de investigación procedentes de seis países (España, Francia, Portugal, Rusia, Estados Unidos y Colombia).

domingo, 6 de noviembre de 2011

Miden la temperatura y el tamaño del disco de acreción de un quásar

Una investigación internacional liderada por la Universitat de València ha logrado obtener información directa de las propiedades físicas den entorno de un agujero negro supermasivo mediante una técnica con lentes gravitatorias que permite testar los modelos teóricos.
La Universitat de València ha logrado identificar de forma directa las características del entorno de un agujero negro supermasivo gracias a las imágenes del telescopio espacial Hubble de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA). Los resultados de la investigación, en la que han participado científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias, la Ohio State University y el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, se publican en la revista TheAstrophysical Journal.
El equipo de expertos de ámbito internacional, dirigido por el profesor José A. Muñoz, del Departamento de Astronomía y Astrofísica de la Universitat de València, lidera el desarrollo de una técnica que utiliza lentes gravitatorias para obtener “información directa de las propiedades del disco de acreción de un quásar a diferentes longitudes de onda, midiendo su tamaño y perfil de temperaturas”, apunta Muñoz. Estas observaciones muestran un nivel de precisión equivalente a la detección de granos de arena en la superficie de la Luna.

El espectacular fenómeno de las imágenes múltiples.

Los agujeros negros son invisibles, sin embargo, las fuerzas que desatan a su alrededor causan algunos de los fenómenos más brillantes del universo. Un quásar es una galaxia con un agujero negro supermasivo en su parte central, rodeado de un disco de acreción que está siendo engullido por el agujero negro debido a su enorme fuerza gravitacional. Este fenómeno produce un brillo mucho mayor que el de la propia galaxia que lo hospeda.

sábado, 5 de noviembre de 2011

¿Cómo veríamos un agujero negro si pudiéramos acercarnos a él?


Imaginemos que tenemos la suerte de estar a bordo de una nave espacial y que en un proyecto de investigación, nos han encomendado que nos dirijamos hacia el agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de la Vía Láctea, denominado Sgr A*, para estudiarlo. ¿Cuál sería su apariencia al acercarnos a él?

Supongamos que nuestra nave espacial soporta considerablemente las fuerzas de marea y otras tensiones generadas por  Sgr A*. Nos aproximamos hasta  que el agujero negro se sitúa bajo nuestros pies, lo suficiente como para que Sgr A* alcance el mismo tamaño del Sol visto desde la Tierra. A nuestras cabezas observaríamos las estrellas de nuestra galaxia sin ningún tipo de distorsión. A nuestros pies, veríamos una pequeña esfera oscura en el fondo de estrellas, ya que la luz no puede escapar de Sgr A*. Pero su masa es tan grande, que debido al efecto de lente gravitatoria podríamos observar las estrellas situadas tras el agujero negro, alrededor de éste, concentradas en un fino anillo que rodea a Sgr A*.

El ciclo de funcionamiento con protones del LHC en 2011 finaliza con éxito

Después de 180 días en marcha y 400 trillones de colisiones entre protones, el ciclo de funcionamiento del LHC en 2011 llegó a su final a las 17:15 horas del 30 de octubre. En su segundo año de operaciones, el equipo ha superado ampliamente sus objetivos, incrementando constantemente la velocidad a la que el LHC ha proporcionado los datos a los experimentos.
Al comienzo del año, el objetivo para el LHC era acumular una cantidad de datos que los físicos denominan un femtobarn inverso (una medida del número de colisiones por unidad de superficie) en el transcurso de 2011.
El primer femtobarn inverso se alcanzó el 17 de junio, dejando a los experimentos del LHC en una buena posición de cara a las grandes conferencias científicas de verano y obligando a revisar a la alza el objetivo de datos a adquirir en 2011 hasta los 5 femtobarns inversos. Ese hito fue logrado el 18 de octubre, con un total para el año de casi seis femtobarns inversos entregados a cada uno de los dos grandes experimentos del LHC, ATLAS y CMS.
"Al final del ciclo de funcionamiento con protones de este año el LHC ha alcanzado la velocidad de crucero", dijo el director de Aceleradores y Tecnología del CERN, Steve Myers. "Para poner las cosas en contexto, la tasa actual de producción de datos es un factor de 4 millones más que en el primer ciclo de funcionamiento de 2010, y un factor de 30 más alto que a principios de 2011".
Entre los hitos en física alcanzados en el LHC en su funcionamiento con protones está el estrechamiento de la búsqueda del bosón de Higgs y de las partículas supersimétricas, poniendo a prueba el Modelo Estándar de física de partículas cada vez con pruebas más duras y avanzando en nuestra comprensión del universo primordial.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Aumenta la evidencia de que los agujeros negros devoren asteroides y planetas procedentes de su propio sistema planetario

Los astrofísicos debaten estos días si el agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia puede provocar que asteroides y planetas sean devorados por él en una muerte segura.
En el centro de nuestra galaxia se encuentra un agujero negro supermasivo, que cuenta con un millón de veces la masa del Sol. Denominado Sagitario A, o Sgr A, este agujero negro es poco activo en comparación con los observados en los núcleos de otras galaxias.
Pero los astrofísicos están de acuerdo en que esta pasividad es temporal. El centro de la Vía Láctea está repleto de estrellas, por lo que los científicos piensan que aproximadamente cada 100.000 años, Sgr A emite un espectacular despliegue de fuegos artificiales galácticos de rayos X y otras frecuencias tras engullir alguna de las estrellas de su alrededor. De hecho, el mes pasado, se observó la evidencia de un brote que se produjo unos pocos cientos de años atrás.
Actualmente, las emisiones de Sgr A, son diminutos destellos de rayos X y luz infrarroja con unas órdenes de magnitud muy inferiores a las que causaría la muerte de una estrella al ser devorada. Sin embargo, estas emisiones siguen siendo hasta 100 veces más brillantes que las emisiones de fondo de Sgr A. Esto plantea una pregunta obvia. ¿Qué causa estas emisiones?
Kastytis Zubovas, de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, dice haber dado con la respuesta a esta pregunta. Estas emisiones, comenta, son pequeñas bengalas producto de la muerte de planetas y asteroides que caen a Sgr A.

Un camino para ver lo más oscuro de la Vía Láctea

Un equipo de investigadores ha hallado, en el espectro de las estrellas, líneas de absorción de luz infrarroja que permitirán ver rincones de la Vía Láctea hasta ahora ocultos en la oscuridad. En el hallazgo participa el Centro de Astrobiología.
La luz que emiten las estrellas de la Vía Láctea recorre un largo camino hasta que llega a la Tierra. Durante su viaje por el espacio, la luz se cruza con nubes difusas de polvo y gas interestelar. Las moléculas que se encuentran en esas nubes desvían parte de los fotones –partículas de luz– y generan unas líneas de absorción que se conocen como Bandas Difusas Interestelares (DIB por sus siglas en inglés).
“Es como si desde un bote en el mar, por la noche, quisiéramos observar un faro, que en nuestro caso es la estrella. Si hubiera neblina y en esta hubiese otros barcos, atraparía parte de la luz del faro y lo veríamos más débil. Las sombras de esos barcos corresponderían a la luz absorbida por las moléculas”, explica a SINC Paco Najarro, investigador del Centro de Astrobiología (CAB), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).
Gracias a un trabajo en el que ha participado el CAB, y que se publica esta semana en la revista Nature, se han descubierto 13 nuevas bandas DIB en espectros estelares del centro de la Vía Láctea con una peculiaridad: sus longitudes de onda son más largas que las conocidas hasta el momento.
Las DIB han constituido un misterio desde su descubrimiento inicial hace 90 años. Las 500 bandas identificadas antes de este estudio se encuentran, en su mayor parte, en longitudes de onda cortas del espectro visible y ultravioleta, en zonas galácticas accesibles a estas longitudes de onda. A través de las bandas recién descubiertas, los expertos podrán estudiar zonas internas y más oscuras de la galaxia.

Descubren el púlsar de milisegundos más joven y con la fuerza magnética más potente

Desde que se puso en órbita el telescopio espacial de rayos gamma Fermi, el 11 de junio de 2008, ha detectado poblaciones enteras de objetos nunca antes vistos. El último hallazgo de Fermi afecta al púlsar J1823-3021A, avistado en 1994 con el radiotelescopio Lovell, en Inglaterra. Un equipo internacional de expertos se ha dado cuenta de que esta estrella pulsante emite rayos gamma y gracias a Fermi ha podido caracterizar sus inusuales propiedades. Los resultados de su investigación se publican en el último número de Science.
El dato que más sorprende a los investigadores es su brillo. “Las emisiones de rayos gamma de uno de los cúmulos globulares de la Vía Láctea, llamado NGC 6624, nos hacían pensar que este albergaba 100 púlsares de milisegundo diferentes. Pero ahora hemos descubierto que todo viene de este único púlsar”, desvela a SINC Paulo Freire, investigador del Instituto Max-Planck de Radioastronomía en Alemania y uno de los autores principales del trabajo.
El brillo tan intenso que desprende revela que su campo magnético es mucho más fuerte de lo que los astrónomos creían posible para un pulsar de este tipo. “Quizá tendremos que cambiar las teorías de formación de púlsares de milisegundo tras este descubrimiento, que ayudará a entender cómo se forman estos objetos en el universo”, explica Freire.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Estudian el ‘zoo de las galaxias’ con Google Maps y miles de voluntarios

Las galaxias más rojas y con un bulbo central más grande presentan las barras más largas, unas gigantescas columnas centrales de estrellas y materia oscura. Así lo recoge un estudio científico en el que se ha empleado el servicio de Google Maps para observar el cielo. En la investigación ha colaborado un grupo de voluntarios de los más de 200.000 que participan en el proyecto Galaxy Zoo de clasificación de galaxias.
Más de dos tercios de las galaxias espirales, incluida nuestra Vía Láctea, presentan una barra central que se puede extender miles de años luz. Estas colosales estructuras alargadas están formadas por colecciones de estrellas y materia oscura unidas por la gravedad.
Ahora un equipo de investigadores de Europa y EE UU ha medido la longitud de las barras de unas 5.000 galaxias con la ayuda de astrónomos aficionados. Los resultados de las mediciones más precisas –correspondientes a 3.150 galaxias– se han publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Observaciones de estallidos de rayos gamma realizadas con el VLT revelan sorprendentes componentes en las galaxias tempranas

Un equipo internacional de astrónomos ha utilizado la breve pero brillante luz de un estallido de rayos gamma como laboratorio para estudiar la composición de galaxias muy distantes. Sorprendentemente, las nuevas observaciones, hechas con el Very Large Telescope (VLT) de ESO, han descubierto dos galaxias en el Universo joven que son más ricas en elementos pesados que nuestro Sol. Las dos galaxias pueden estar en proceso de fusión. Este tipo de acontecimientos en el Universo temprano conlleva la formación de numerosas estrellas nuevas y puede ser el detonante de los estallidos de rayos gamma.
Los estallidos de rayos gamma son las explosiones más brillantes que tienen lugar en el Universo [1]. Primero, son descubiertos por observatorios en órbita que detectan el pequeño estallido inicial de rayos gamma. Una vez localizados, son estudiados de inmediato utilizando grandes telescopios basados en tierra que pueden detectar la luminiscencia visible e infrarroja que emiten los estallidos de rayos gamma en las horas y días sucesivos. Este estallido en concreto, denominado GRB 090323 [2], fue descubierto por el Telescopio Espacial Fermi de Rayos Gamma de la NASA. Muy poco tiempo después, fue captado por el detector de rayos X del satélite Swift de la NASA y por el sistema GROND del telescopio de 2,2 metros MPG/ESO en Chile (eso1049); posteriormente fue estudiado en profundidad utilizando el Very Large Telescope (VLT) de ESO, justo un día después de su explosión.
Las observaciones del VLT muestran que la luz brillante procedente de los estallidos de rayos gamma ha pasado a través de su propia galaxia anfitriona y a través de otras galaxias cercanas. Estas galaxias se observan como si estuviesen a 12 mil millones de años [3]. Es muy poco común captar galaxias tan distantes a la luz de un estallido de rayos gamma.

VISTA encuentra nuevos cúmulos globulares de estrellas


Dos nuevos cúmulos globulares pasaron a engrosar la reducida lista de 158 cúmulos globulares que se conocían hasta ahora en la Vía Láctea. El hallazgo se produjo gracias a las nuevas imágenes obtenidas por el telescopio VISTA de ESO en el Observatorio Paranal, en Chile, como parte del programa de sondeo de la Vía Láctea llamado VVV. Este sondeo también ha detectado el primer cúmulo abierto ubicado más allá del centro de la Vía Láctea y cuya luz ha tenido que viajar a través del polvo y el gas que obscurecen el corazón de nuestra galaxia, para llegar hasta nosotros.
El deslumbrante cúmulo globular llamado UKS 1 domina el lado derecho de la primera de las nuevas imágenes infrarrojas del telescopio de sondeo VISTA de ESO, en el Observatorio Paranal en Chile. Pero si dirigimos la mirada aún más lejos, encontraremos una sorpresa que permanecía escondida en este rico campo de estrellas: un tenue cúmulo globular descubierto gracias a los datos obtenidos por uno de los sondeos de VISTA. Es necesario mirar muy de cerca esta imagen para ver este otro cúmulo estelar llamado VVV CL001, visible como una pequeña colección de estrellas en la parte izquierda de la foto.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El lejano Eris es el gemelo de Plutón


El planeta enano fue medido con precisión mientras bloqueaba la luz de una tenue estrella
Los astrónomos lograron por primera vez medir con precisión el diámetro del lejano planeta enano Eris gracias a que lo interceptaron justo mientras pasaba por delante de una tenue estrella. Este evento fue observado a finales de 2010 por telescopios en Chile, incluyendo el telescopio belga TRAPPIST en el Observatorio La Silla de ESO, en la Región de Coquimbo. Las observaciones muestran que Eris es un gemelo casi perfecto de Plutón en tamaño. Eris parece tener una superficie muy reflectante, lo que sugiere que está cubierto por una fina capa uniforme de hielo, con una atmósfera probablemente congelada. Los resultados serán publicados en la edición del 27 de octubre 2011 de la revista Nature.
En noviembre de 2010, el lejano planeta enano Eris pasó delante de una estrella tenue en el fondo, en un evento llamado ocultación. Estos acontecimientos son muy raros y difíciles de observar, ya que se trata de un planeta enano muy distante y pequeño. El próximo evento de ese tipo que involucra a Eris sucederá recién en 2013. Las ocultaciones son la manera más precisa, y a menudo la única, para medir la forma y el tamaño de un cuerpo distante del Sistema Solar.