viernes, 24 de febrero de 2012

¿Por qué no hay erupciones en la Luna a pesar de haber magma líquido?

El año pasado los científicos volvieron a analizar los datos sísmicos recogidos en los experimentos de la época Apolo, y descubrieron que en el manto inferior de la Luna, cerca del límite entre el núcleo y el manto, existe magma parcialmente fundido. Estos hallazgos sugieren que bajo una capa de 150 kilómetros de profundidad existe una capa que contiene entre un 5% y un 30% de magma fundido. En la Tierra esta cantidad sería suficiente para que este magma apareciera en la superficie a través de una erupción volcánica.
Sabemos que la Luna tuvo actividad volcánica en el pasado. Entonces, ¿por qué no hay erupciones en la actualidad? Nuevos estudios pueden proporcionarnos la respuesta a esta pregunta.
Se sospecha que los magmas lunares actuales son demasiados densos en comparación con las rocas que la rodean, a la altura de la superficie. Esto hace que se hundan aún más.
Motivados por esta posibilidad, un equipo internacional de científicos, dirigidos por Mirjam van Kan Parker de la Universidad VU de Amsterdam, han estado estudiando el carácter de los magmas lunares. Sus hallazgos, que fueron publicados recientemente en la revista Nature Geoscience, muestran que los magmas lunares tienen un rango de densidades que dependen de su composición.

Para su investigación, el equipo utilizó materiales lunares simulados, ya que las muestras lunares son consideradas demasiado valiosas para un análisis destructivo.
Las simulaciones informáticas del interior de la Luna revelaron que en la parte inferior del manto, el magma tiene una alta densidad, y su composición es rica en titanio. Al ser el titanio un elemento muy denso, este magma se ha ido hundiendo hasta alcanzar el límite manto-núcleo.
También se cree que estas densas rocas ricas en titanio posean una gran cantidad de elementos radiactivos, que al descomponerse, generan un calor radiogénico, que es precisamente la causa de que estas rocas permanezcan fundidas. Los científicos también sospechan que este calor radiogénico podría mantener el núcleo de la luna parcialmente derretido a día de hoy. Pero esta especulación está todavía sin confirmar.

Más información en el enlace.

1 comentario: