lunes, 26 de marzo de 2012

Transferencia de vida entre exoplanetas


Mientras que los científicos creen que las condiciones adecuadas para la vida podrían existir en la llamada "súper-Tierra" del sistema Gliese 581, es poco probable que se transfiera a otros planetas dentro de ese sistema planetario.
"Una de las grandes preguntas de científicas es, ¿cómo empieza la vida y cómo se propaga a través del universo", planteó Jay Melosh. "Esa pregunta antes se limitaba sólo a la Tierra, pero ahora sabemos que en nuestro Sistema Solar hay una gran cantidad de intercambios de cuerpos que ha planteado si la vida procede de Marte o de los cometas."
En la Tierra se han encontrado meteoritos procedentes de Marte y de la Luna, lo que ha llegado a plantear si los microbios han viajado entre estos mundos.
Un equipo de investigación de Purdue, liderado por Laci Brock, ha encontrado que, en contraste con nuestro propio Sistema Solar, el intercambio de microbios que podrían vivir en la "super-Tierra" Gliese 581 d y los planetas presentes también en ese sistema, no es probable que se produzca.
Brock examinó el sistema planetario de Gliese 581 d, porque este exoplaneta está situado en una "zona habitable" donde el agua líquida podría existir.

Laci ha encontrado en su investigación algo sorprendente que delata que es muy difícil para los materiales de ese sistema extenderse por el resto de mundos de la misma manera que podría tener lugar en nuestro Sistema Solar.
Los cuatro planetas que se encuentran en Gliese 581 están muy cerca de su estrella central, lo que da lugar a grandes velocidades orbitales, dijo Brock. Sin embargo, la velocidad inicial de material procedente de un planeta no es el suficiente para permitir los intercambios entre los planetas.
El exoplaneta Gliese 581 d, podría tener sólo una probabilidad muy pequeña de transferir material a otros planetas del sistema, por lo tanto, biológicamente está mucho más aislado que nuestros planetas del Sistema Solar.
Ninguno de los sistemas planetarios encontrados hasta ahora ofrece tantas posibilidades de intercambio de vida como el nuestro. Para favorecerla, los planetas deberían estar situados en órbitas extendidas y no como en el caso de Gliese 581, tan apelotonados en las proximidades de la estrella madre.
Las simulaciones informáticas llevadas a cabo indican que gran parte del material expulsado del planeta Gliese 8581 d y Gliese 581 e podría ser incluso expulsado del sistema planetario.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada