martes, 1 de mayo de 2012

Descubierta una nova por la sonda STEREO-B


La sonda STEREO-B de la NASA, cuya misión es el estudio del Sol, observó la repentina aparición de un objeto brillante mientras estudiaba a nuestra estrella. Este brote resultó ser una nova, designada Sagittarii 2012.

A diferencia de una supernova, que se produce tras el colapso y la posterior explosión cataclísmica de una estrella masiva, una nova es el resultado de una explosión termonuclear causada por la acumulación de hidrógeno en la superficie de una enana blanca. Este hidrógeno procede de la estrella compañera de la enana blanca, que al transformarse en gigante roja, penetra en la zona de influencia gravitatoria de la enana blanca.

Finalmente, la enana blanca no puede contener todo el material que ha acretado de su compañera, ya que a medida que se va acumulando más material, se calienta cada vez más, hasta que alcanza la temperatura crítica para la ignición de la fusión nuclear. Entonces se transforman rápidamente grandes cantidades de hidrógeno y helio en elementos más pesados, en un proceso análogo al que ocurre en el núcleo de las estrellas de secuencia principal, aunque en estos casos se trata de procesos estables, que duran largos periodos de tiempo; en las novas, en cambio, es un evento violento.

La enorme cantidad de energía liberada por este proceso produce un destello de radiación electromagnética muy brillante, pero de corta duración. Este destello, que se produce en escalas de tiempo de días, dio origen al nombre nova, que en latín significa «nueva»: al ocurrir una nova, los astrónomos antiguos veían la aparición de una nueva estrella en el cielo nocturno.

Una enana blanca puede generar múltiples eventos de nova, mientras siga habiendo masa disponible en la estrella compañera para la acreción. Progresivamente, la estrella donante puede ver agotado su material, o la enana blanca puede producir una nova lo suficientemente poderosa como para destruir el sistema por completo.

A lo largo de 4 días, Sagittarii 2012 alcanzó una magnitud de alrededor de 8,5. Como la sonda STEREO-B fue es sensible a longitudes de onda ultravioleta extremas, fue capaz de detectar la explosión.

El vídeo se realizó a partir de imágenes adquiridas entre 20 y el 24 abril de 2012.

No se sabe todavía a qué distancia está Sagittarii 2012 pero no representa ninguna amenaza para la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada