domingo, 20 de mayo de 2012

Hoy, eclipse de Sol


 El domingo 20 de mayo, la Luna pasará frente al Sol transformando de este modo a los rayos solares que atraviesan el sector del Pacífico de la Tierra en gordas medialunas y delgados anillos de luz.

Se trata de un eclipse anular de Sol, en el cual la Luna cubrirá el 94% del astro. Cientos de millones de personas podrán ver el evento. La zona del eclipse se extiende desde el sureste de Asia, a través del Océano Pacífico, hasta los sectores occidentales de América del Norte.

En estados Unidos, el eclipse comenzará alrededor de las 5:30 de la tarde (hora diurna del Pacífico). Durante las dos horas siguientes, una porción del Sol moldeada por la Luna se irá escondiendo. El momento en el cual la Luna cubrirá la mayor parte del Sol será alrededor de las 6:30 de la tarde (hora diurna del Pacífico).

Como una parte del Sol está siempre expuesta durante el eclipse, la luz diurna del ambiente no parecerá ser muy diferente de la usual. En cambio, el evento se dejará ver en las sombras. Sobre el suelo, debajo de los árboles con hojas, busque los haces de Sol con forma de medialuna y los anillos de luz.




Cerca de la línea central del eclipse, los observadores experimentarán algo especial: el "aro de fuego". A medida que la Luna atraviese el centro exacto del Sol, una banda circular o anillo de luz solar rodeará por completo al disco lunar oscuro. Visualmente, el Sol tiene un gran agujero negro en el medio.

La "trayectoria de la anularidad" donde esto ocurre tiene solamente alrededor de 322 kilómetros (200 millas) de ancho, pero se extiende aproximadamente por la mitad del mundo y, durante su recorrido, pasa por muchos centros poblados tales como: Tokio, Japón; Medford, Oregón; Chico, California; Reno, Nevada; Albuquerque, Nuevo México y Lubbock, Texas. En estos lugares, el fenómeno del aro de fuego será visible durante 4 minutos y medio.

"El anillo de luz solar durante la anularidad es cegadoramente brillante", advierte el experto en eclipses Fred Espenak, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales, de la NASA. "Aun cuando la mayor parte del disco del Sol esté cubierta, será necesario utilizar un filtro solar o algún tipo de técnica de proyección. Los anteojos para soldar número 14 son una buena opción. También hay muchos filtros solares que se encuentran disponibles comercialmente".

Muchos clubes de astrónomos contarán con telescopios que poseen filtros solares para que el público pueda utilizarlos. A través del ocular de un instrumento como ese, es posible observar el montañoso limbo de la Luna deslizándose por oscuras manchas solares y llameantes prominencias. Es una hermosa vista. Sin embargo, usted puede estar absolutamente seguro de que cualquier telescopio que utilice para observar tendrá un filtro adecuado. La luz solar magnificada puede ocasionar graves daños en los ojos, incluso durante un eclipse.

Una manera segura y divertida de observar el eclipse es utilizar su propio cuerpo como proyector de los rayos del Sol. Por ejemplo, intente cruzar los dedos en forma de waffle. Los rayos de luz que atraviesen los huecos tendrán la misma forma que el Sol eclipsado.

O simplemente párese debajo del árbol. Será inolvidable ver mil rayos de luz solar con forma de anillo meciéndose hacia adelante y hacia atrás sobre el césped o la acera.


Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada