jueves, 3 de mayo de 2012

Los egipcios fueron los primeros en descubrir la variabilidad de Algol

Algol, también conocida como la estrella del demonio, es en realidad una estrella binaria perteneciente a la constelación de Perseo. La variabilidad de su luz ha sido objeto de especulaciones durante cientos de años. Ahora, un grupo de investigadores finlandeses propone que hace 3200 años, los egipcios ya se percataron de esta característica de la estrella. Sugieren que en un documento conocido como el Calendario de El Cairo se registran las variaciones de brillo de Algol lo que, hoy en día, es útil para estudiar el comportamiento errático de esta binaria.

Lo que hace tan interesante a Algol es el hecho de que se ilumina y se oscurece cada 2,867 días, un fenómeno descrito por primera vez en la astronomía moderna en 1783 por el astrónomo John Goodricke. Goodricke anotó las variaciones de brillo que observaba a simple vista, y aunque ni él ni los antiguos egipcios sabían que esta variabilidad era causada cuando una de las estrellas del sistema binario pasaba por delante de la otra, hoy en día sabemos que son más las causas que determinan esta variación. 



Esta nueva investigación revela que los egipcios eran muy obsesivos con sus observaciones astronómicas, al parecer, con el objetivo de hacer predicciones de eventos futuros. Los astrónomos de la época tomaban nota de todo aquello que observaban en documentos, y en especial, de las variaciones detectadas, como es el caso del brillo del Algol. Uno de estos documentos, el Calendario de El Cairo ha logrado llegar a nuestros días revelando las anotaciones sobre el brillo de la estrella Algol.

Sin embargo, hay un pequeño problema. Los datos del Calendario de El Cairo describen que el período de Algol es de 2,85 días, muy ligeramente inferior a los 2.867 días ya observados. El equipo no cree que esta diferencia se deba a un error de observación, sino que creen que es porque el periodo ha cambiado con el tiempo, lo que da crédito a la teoría de que la estrella Algol es en realidad un sistema de tres estrellas, tal y como sugieren las nuevas investigaciones. De esta forma, los datos egipcios de hace mucho tiempo, son capaces de apoyar ahora una investigación llevada a cabo miles de años después.



Más información sobre Algol:
Algol, la estrella endemoniada. (parte 1 de 2)
Algol, la estrella endemoniada. (parte 2 de 2)


Fuente de la noticia: Phys.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada