jueves, 24 de mayo de 2012

¿Sufrió Marte un efecto invernadero desbocado?

Los impactos cósmicos que asolaron al planeta Marte en el pasado podrían haber causado un aumento de las temperaturas sin control en la superficie del planeta rojo. Según los científicos, este descubrimiento podría ayudar a explicar cómo este mundo, ahora frío y seco, pudo llegar a tener una vez agua líquida en su superficie, además de unas condiciones favorables para la vida.
Los cráteres más grandes visibles en Marte se crearon hace aproximadamente entre 3,7 y 4,1 mil millones de años. Un cráter de unos 1.140 kilómetros de diámetro puede haber sido generado por un cometa o un asteroide de 100 a 200 kilómetros de ancho.

El origen de estos inmensos cráteres coincide aproximadamente con muchas de las ramificaciones de los ríos y valles marcianos. El impacto que creó la cuenca Argyre habría liberado una cantidad de energía extraordinaria, incluso mayor que la que causó el impacto que provocó la extinción de los dinosaurios. Los científicos han calculado que este tipo de impactos podrían haber provocado un aumento de temperaturas en el planeta rojo.
 
Cuenca Argyre

Los investigadores han encontrado que este calentamiento podría no haber sido fugaz, empujando al planeta a poseer una temperatura caliente estable a largo plazo. El planeta Venus tiene una atmósfera de efecto invernadero. ¿Podría Marte haber experimentado también un efecto similar al principio de su historia?

La idea de un calentamiento desbocado se asocia más con el planeta Venus. Los científicos creen que la proximidad del planeta al Sol provocó que se calentara el agua, haciendo que se acumulara en la atmósfera como vapor de agua. El agua es un gas de efecto invernadero, es decir, atrapa aún más el calor del Sol, dando lugar a un efecto invernadero desbocado que acabó hirviendo todos los océanos de Venus. La luz ultravioleta habría dividido eventualmente este agua presente en la atmósfera en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno, al ser menos pesado, escapó al espacio, mientras que el oxígeno quedó atrapado en las rocas del planeta dando lugar finalmente a un Venus completamente seco.
 


Los investigadores señalan que los múltiples impactos gigantes que sufrió el planeta rojo podrían haber causado el suficiente calentamiento en Marte como para enviar grandes cantidades de agua y de gases de efecto invernadero ( CO2) a la atmósfera. Los modelos informáticos elaborados sugieren que estos gases podrían haber sido suficientes para provocar un efecto invernadero desbocado de larga duración. El impacto que creó la cuenca Argyre podría haber tenido por sí sólo la suficiente potencia como para desencadenar una reacción en cadena. Otros impactos que podrían haber causado este efecto invernadero desbocado son los que crearon las cuencas Isidis y Hellas.
Hellas planitia

Isidis planitia

Argyre planitia


"Cualquier planeta terrestre, incluidos Venus, la Tierra y los exoplanetas, pueden haber experimentado un efecto invernadero desbocado a raíz de un gran impacto", comenta la investigadora Teresa Segura, científica planetaria.

"Es posible además, que si el objeto impactador fuera un cometa hubiera aportado también sus propios gases invernaderos al planeta, pero lo más importante en este fenómeno es la energía cinética de la colisión", afirma Segura.

Antes de que las condiciones atmósféricas causadas por el efecto invernadero desbocado se fueran menguando, regresando a un planeta demasiado frío como para conservar el agua líquida en su superficie, el planeta podría haber permanecido caliente durante mucho tiempo. El suficiente como para poseer un ciclo hidrológico con lluvias moderadas y ríos, valles y lagos. Aunque se desconoce el tiempo que perduró este efecto invernadero, los científicos creen que podría haber permanecido durante siglos.
 
Hellas planitia


Las futuras investigaciones sobre el papel que tienen los grandes impactos en otros cuerpos podrían dar más respuestas a las cuestiones que quedan sin resolver.



Más información en el enlace.

3 comentarios:

  1. Muy interesante. Me ha sorprendido el tremendo desnivel que hay en Marte, comparado con la Tierra, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas teorías que explican este nivel con la existencia de grandes océanos en el norte del planeta, aunque la razón final todavía no se ha establecido.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con Verónica, la razón del inicio de este fenómeno que nos acompaña desde hace tantos años todavía no a salido a la luz.

    ResponderEliminar