martes, 3 de julio de 2012

El Misterio de formación de planetas tipo Tatooine

Tatooine
 Hace unos años se pensaba que la existencia de los planetas con dos soles era poco probable o imposible, ya que estos mundos, al sufrir las fuertes mareas gravitacionales de sus estrellas, deberían quedar destrozados antes de formarse. Pero el hallazgo de este tipo de exoplanetas, ha forzado a los astrónomos a replantear sus teorías sobre la formación planetaria.

Tatooine es el planeta desértico de Luke Skywalker en las películas de Star Wars. Este exoplaneta ficticio orbita en torno a un sistema estelar binario de modo que dos soles se elevan sobre el horizonte cada mañana.

Kepler 34b
En los últimos años los astrónomos han descubierto mundos que orbitan dos soles: Kepler-16b, Kepler-34b y Kepler-35b. ¿Pueden estos descubrimientos llegar a replantear todas las teorías existentes de formación planetaria? ¿Cómo se forman estos planetas?

Paardekooper y sus colegas han tratado de dar respuesta a estas preguntas realizando simulaciones informáticas de la formación de exoplanetas en sistemas binarios. Para Kepler-16b modelaron la existencia de planetas a una distancia de las estrellas de 0,7 U.A, aproximadamente la misma distancia que separa Venus del Sol.


Estudios previos demostraron que las fuerzas gravitatorias cambiantes en un sistema binario pueden influir en las nubes de polvo y gas dotándolas de gran velocidad, lo que dificultaría el encuentro entre las rocas y con ello, la formación de planetas.

Sin embargo, algunos astrofísicos han sugerido que la viscosidad natural de las nubes de gas protoplanetarias puede oponerse a estas fuerzas de arrastre amortiguando este efecto y haciendo posible la formación de planetas tipo Tatooine.

Paardekooper y su equipo de investigación han demostrado en sus simulaciones que hay numerosas perturbaciones en el arrastre del gas protoplanetario que no se pueden prevenir. La ubicación actual de Kepler-16b, Kepler-34b y Kepler-35b es muy hostil para el agregado de planetesimales.

En cambio, los científicos sugieren que existe la probabilidad de que estos planetas se formaran mucho más alejados de sus soles, donde las condiciones gavitacionales son mucho más estables. Posteriormente, estos planetas migraron hacia sus posiciones actuales debido a los diferentes gradientes de presión en la nube protoplanetaria que empujaron a los planetas hacia el interior.

Paardekooper, sin embargo, hace una predicción interesante. Dice que cualquiera que sea el mecanismo de migración de estos planetas, se encuentran actualmente en el borde interno de la que fue la nube de gas primordial a partir de la cual se formaron, que es justamente la distancia más cercana a las estrellas que permite este mecanismo.

Esta teoría implica que no es probable encontrar exoplanetas alrededor de estrellas binarias más cerca.

Curiosamente, esta distancia corresponde aproximadamente a la misma que la de la zona habitable, al menos para el caso de Kepler-16b. Este gigante gaseoso se encuentra en el borde exterior de esta zona y cuenta con una temperatura de unos -70ºC. Esto significa que sus exolunas, de tenerlas, tendrían una posibilidad de albergar vida.

Y si los planetas tipo Tatooine tienen la tendencia de acumularse en esta zona, tal vez la existencia de vida en estos planetas es probable después de todo.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada