martes, 4 de septiembre de 2012

Aniversario del descubrimiento del Cinturón de Kuiper: la estructura más grande del Sistema Solar


En 1992 se descubrió el primer objeto del Cinturón de Kuiper. En realidad, por supuesto, el primero fue descubierto en 1930, Plutón, y el segundo en 1978, su luna Caronte. En las décadas de los años 30, 40 y 50 se postuló la existencia de este cinturón, en especial por Gerad Kuiper, al que se le debe su nombre. Pero hubo que esperar hasta 1992 para encontrar otro objeto que orbitara más allá de Neptuno.

Desde 1992 se han descubierto más de 1.000 KBOs. Sin embargo estos descubrimientos corresponden a una pequeña fracción del cielo por lo que se estima que podrían existir más de 100.000 KBOs con diámetros de 100 kilómetros o más grandes, junto con miles de millones de cuerpos de tamaños más pequeños similares a los núcleos de los cometas. En comparación, las dimensiones de Plutón, con 2.400 kilómetros de diámetro, son enormes.

La mayoría de los KBOs conocidos poseen entre 100 y 300 kilómetros de diámetro,aproximadamente una décima parte del diámetro de Plutón. Pero algunos son más pequeños y otros mayores, por lo que la diversidad es muy amplia:

    -Algunos son de color rojo y otros son de color gris;
    -Las superficies de algunos están cubiertas de hielo de agua, pero otros (como Plutón) poseen exóticos hielos volátiles como el metano y el nitrógeno;
    -Muchos de ellos tienen lunas;
    -Algunos son muy reflectantes (como Plutón), otros tienen superficies más oscuras;
  -Algunos tienen densidades mucho más bajas que Plutón, lo que significa que están compuestos principalmente de hielo;
    -La densidad de Plutón es tan alta que sabemos que su interior está compuesto por un 70% de roca. Unos pocos KBOs conocidos son más densos que el propio Plutón.



Pero esta gran variedad de KBOs no es la contribución más sorprendente al conocimiento del Sistema Solar que nos proporciona el Cinturón de Kuiper. Las tres grandes lecciones que hemos aprendido de su estudio son:

-Nuestro sistema planetario es mucho más grande de lo que pensábamos. De hecho, la estructura más grande del Sistema Solar es el Cinturón de Kuiper.

-La ubicación de los cuerpos y sus excentricidades en nuestro Sistema Solar y en otros exo-sistemas planetarios pueden variar con el tiempo, lo que provoca una migración planetaria. Tenemos evidencias de que muchos KBOs, incluyendo a Plutón, nacieron más cerca del Sol, donde hoy en día se encuentran los gigantes de gas.

-Y tal vez, lo más sorprendente, es que nuestro Sistema solar, y probablemente otros sistemas, están dominados por una gran población de pequeños planetas. Hoy conocemos más de una docena de planetas enanos, lo que supera a la suma de planetas terrestres y gigantes gaseosos que orbitan en torno al Sol. Pero se estima que este número se podría elevar hasta los 10.000.


Antes de 1990 no sabíamos nada de estos cuerpos, ni de la estructura más grande de nuestro Sistema Solar. Y ahora pensamos que es probable que los planetas enanos sean los más numerosos de la galaxia, y que posean una gran variedad de colores y composiciones. Además está el tema de las migraciones planetarias: la ubicación actual de muchos cuerpos es diferente a la de la época de su nacimiento.



Cuando la sonda New Horizons sobrevuele el sistema de Plutón, junto con los nuevos telescopios más sensibles que se están construyendo, aprenderemos infinidad de cosas más sobre el Cinturón de Kuiper durante los próximos 20 años.



Más información en el enlace.

1 comentario: