domingo, 21 de octubre de 2012

Los peligros de la New Horizons

La nave especial New Horizons de la NASA lleva ya siete años de viaje para alcanzar su destino: Plutón y sus lunas. En poco más de dos años, en enero de 2015, la sonda llegará a este sistema e iniciará las operaciones necesarias para su encuentro el 14 de julio de 2015. Será la primera operación de la historia realizada a un cuerpo del Cinturón de Kuiper.

El equipo científico de la New Horizons es cada vez más consciente de los peligros que corre la sonda. Alrededor del sistema de Plutón pueden estar orbitando desechos que podrían golpear a la nave.

"Hasta ahora hemos encontrado cinco lunas orbitando Plutón", dice el Dr. Alan Stern, investigador principal de la misión New Horizons. "Estas lunas y las que todavía no hemos descubierto actúan como generadoras de desechos que pueblan el sistema de Plutón con fragmentos pequeños, al chocar contra los objetos del Cinturón de Kuiper".




"Debido a lo rápido que viaja la sonda, a más de 30.000 millas por hora, una colisión con un guijarro, o con tan sólo un grano de un milímetro de diámetro, podría paralizar o destruir a la New Horizons", añade el científico del proyecto New Horizons Dr. Hal Weaver. "Así que tenemos que mantener a la sonda alejada de estos escombros".

El equipo de New Horizons está utilizando todas las herramientas disponibles - a partir de sofisticadas simulaciones informáticas de la estabilidad de los escombros que orbitan a Plutón, con los gigantescos telescopios terrestres, e incluso el Telescopio Espacial Hubble - para buscar desechos en órbita. Al mismo tiempo, el equipo está planeando cursos alternativos y más distantes a través del sistema de Plutón que conserven la mayor parte de los objetivos de la misión científica, para evitar colisiones mortales si se encuentra que el plan de sobrevuelo actual es demasiado peligroso.

"Estamos preocupados de que el sistema de Plutón, objetivo principal de la misión, pueda actuar como la "viuda negra" del proyecto", dice Stern.

"Estamos haciendo planes para mantener la sonda fuera del alcance de los escombros por si fuera necesario",  añade el científico del proyecto, el Dr. Leslie Young. "Por lo que hemos visto, podemos lograr los objetivos principales de la misión aunque tengamos que cambiar la trayectoria de la nave, para dejarla a una distancia segura de Plutón. Aunque nos gustaría acercarnos más al planeta enano, es preferible alejarnos de los posibles escombros".

Stern concluye: "Podemos variar la trayectoria hasta sólo 10 días antes de llegar a Plutón. Estaremos atentos".



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada