martes, 16 de octubre de 2012

Se descubre un exoplaneta con cuatro soles

Retrato de familia del sistema PH1: El exoplaneta orbita a la pareja central con un periodo de 20 días. Estas dos estrellas cuentan con 1,5 y 0,41 veces la masa de nuestro Sol. Y a unos 1.000 U.A. de este sistema se encuentra la otra pareja binaria ligada a él. Crédito: Haven Giguere/Yale.

Un esfuerzo conjunto entre astrónomos aficionados y profesionales ha dado lugar al primer caso reportado de un planeta que orbita en torno a dos estrellas que a su vez orbitan en torno a otro sistema binario.

Con la ayuda de voluntarios que utilizan la web Planethunters.org, un equipo liderado por astrónomos de Yale identificaron y confirmaron el descubrimiento de un exoplaneta con cuatro soles.

Hasta ahora se han descubierto seis planetas que orbitan en torno a dos soles, pero este es el primer ejemplo de un sistema cuadruple con un exoplaneta.

"Los planetas circumbinarios son un extremo en la formación planetaria", comentó Meg Schwamb. "El descubrimiento de estos mundos nos obliga a intentar entender cómo es posible la existencia de estos planetas y su compleja dinámica y evolución en un ambiente tan hostil".

Apodado PH1, el planeta fue identificado por primera vez por aficionado que participan en el proyecto Planethunters o Cazadores de planetas, un programa en el que utiliza ordenadores de voluntarios para analizar todos los datos que recoge el telescopio espacial Kepler de la NASA. Este es el primer planeta confirmado del proyecto.

Los voluntarios, Kian Jek de San Francisco, California, y Roberto Gagliano de Cottonwood, Arizona, descubrieron leves disminuciones de la luz de las estrellas provocadas por el paso del planeta por delante de sus discos.  Schwamb, un investigador post-doctoral de Yale, dirigió el equipo de astrónomos profesionales que confirmaron el descubrimiento y la caracterización del exoplaneta, gracias a la información aportada posteriomente por el telescopio Keck del Mauna Kea, en Hawai. PH1 es un gigante de gas con un radio de aproximadamente 6,2 veces el terrestre, por lo que es un poco más grande que Neptuno.


Representación artística de PH1. Crédito: Yale.


"Los cazadores de planetas es un proyecto simbiótico entre profesionales y aficionados", dijo Debra Fischer, profesora de astronomía de la Universidad de Yale y una de las encargadas del proyecto Planet Hunters. "Este sistema tan único podría haber pasado desapercibido sin la colaboración de los aficionados".

"Las miles de personas que están trabajando en el proyecto Planets Hunters están realizando un servicio muy valioso", comentó Jerome Orosz, co-autor del estudio. "Sin la ayuda de estos voluntarios muchos de los datos que aporta Kepler se perderían".

Gagliano, uno de los aficionados a los que se le debe este descubrimiento comentó estar extasiado ante el resultado logrado gracias al análisis de la curva de luz del sistema estelar: "Es un gran honor ser un cazador de planetas, y trabajar mano a mano con los astrónomos profesionales". Por su parte, Jek señaló la importancia de recoger la mayor parte de los datos posibles sobre otros mundos, para poder realizar descubrimientos como PH1.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada